Posición de los neonatos que reciben ventilación mecánica

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.

No se encontraron pruebas claras de que colocar a los recién nacidos que necesitan asistencia respiratoria en alguna posición particular sea efectivo para producir alguna mejoría pertinente y sostenida. Sin embargo, colocar a los recién nacidos con el rostro hacia abajo por tiempo corto mejoró ligeramente su oxigenación y los recién nacidos en la posición prona experimentaron menos episodios de mala oxigenación.

Conclusiones de los autores: 

Se encontró que la posición prona mejora ligeramente la oxigenación en los recién nacidos que reciben ventilación mecánica. Sin embargo, no se encontraron pruebas respecto a si posiciones corporales especiales son efectivas para producir mejorías sostenidas y clínicamente relevantes durante la ventilación mecánica del recién nacido.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Varias posiciones corporales diferentes a la posición supina estándar se han utilizado en pacientes bajo cuidado intensivo para disminuir la incidencia de úlceras cutáneas por presión, contracturas o anquilosis y para mejorar el bienestar del paciente. En pacientes de diferentes grupos de edades que reciben ventilación mecánica (VM) se ha observado que algunas posiciones particulares, como la posición prona, pueden mejorar algunos parámetros respiratorios. Los beneficios de estas posiciones no han sido definidos con claridad en los recién nacidos gravemente enfermos que necesitan ventilación mecánica durante períodos prolongados.

Objetivos: 

Evaluar los efectos de diferentes posiciones de los recién nacidos mientras reciben VM sobre las medidas de resultado respiratorios a corto plazo y las complicaciones de la prematuridad.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en las siguientes bases de datos (hasta mayo 2006): the Oxford Database of Perinatal Trials, CINAHL, MEDLINE, EMBASE y el Cochrane Central Register of Controlled Trials (CENTRAL, The Cochrane Library, número 2, 2006). Se realizaron búsquedas manuales en los resúmenes de los congresos de la Society for Pediatric Research desde 1990 hasta mayo de 2006 para identificar estudios no publicados.

Criterios de selección: 

Ensayos clínicos aleatorios o cuasialeatorios que comparan diferentes posiciones en recién nacidos que reciben ventilación mecánica.

Obtención y análisis de los datos: 

Tres revisores independientes y sin cegamiento evaluaron los ensayos para su inclusión en la revisión y extrajeron los datos. Los datos se verificaron por duplicado y se introdujeron en el software Review Manager.

Resultados principales

En esta revisión se incluyeron 11 ensayos que involucraron a 206 niños. Se compararon varias posiciones: prona versus supina, prona versus lateral derecha, lateral derecha versus supina, lateral izquierda versus supina, lateral derecha versus lateral izquierda y pulmón sano dependiente versus pulmón sano en posición superior. Aparte de uno de los dos estudios que comparó las posiciones lateral derecha versus lateral izquierda, y uno que comparó la posición prona versus la supina, todos los estudios incluidos tuvieron un diseño cruzado (cross-over). Al comparar la posición prona versus supina, se observó (un ensayo) un aumento en el PO2 arterial en la posición prona entre 2,75 y 9,72 mm Hg (IC del 95%). Cuando se midió el porcentaje de saturación de oxígeno de la hemoglobina mediante oximetría de pulso, la mejoría en la posición prona fue del 1,18% al 4,36% (efecto típico basado en cuatro ensayos). Además, hubo una ligera mejoría del número de episodios de desaturación. No fue posible establecer si este efecto continuó una vez que se interrumpió la intervención. No se describieron los efectos negativos de las intervenciones, aunque esta cuestión no se estudió con suficiente detalle. Los efectos de la posición sobre otras medidas de resultado no fueron estadísticamente significativos; sin embargo, no pueden ser excluidos los efectos positivos o negativos debido al pequeño número que se estudió.

Conclusiones de los autores

Se encontró que la posición prona mejora ligeramente la oxigenación en los recién nacidos que reciben ventilación mecánica. Sin embargo, no se encontraron pruebas respecto a si posiciones corporales especiales son efectivas para producir mejorías sostenidas y clínicamente relevantes durante la ventilación mecánica del recién nacido.

Esta revisión debería citarse como:Balaguer A, Escribano J, Roqué MLa Biblioteca Cochrane PlusThe Cochrane Library
Resultados principales: 

En esta revisión se incluyeron 11 ensayos que involucraron a 206 niños. Se compararon varias posiciones: prona versus supina, prona versus lateral derecha, lateral derecha versus supina, lateral izquierda versus supina, lateral derecha versus lateral izquierda y pulmón sano dependiente versus pulmón sano en posición superior. Aparte de uno de los dos estudios que comparó las posiciones lateral derecha versus lateral izquierda, y uno que comparó la posición prona versus la supina, todos los estudios incluidos tuvieron un diseño cruzado (cross-over). Al comparar la posición prona versus supina, se observó (un ensayo) un aumento en el PO2 arterial en la posición prona entre 2,75 y 9,72 mm Hg (IC del 95%). Cuando se midió el porcentaje de saturación de oxígeno de la hemoglobina mediante oximetría de pulso, la mejoría en la posición prona fue del 1,18% al 4,36% (efecto típico basado en cuatro ensayos). Además, hubo una ligera mejoría del número de episodios de desaturación. No fue posible establecer si este efecto continuó una vez que se interrumpió la intervención. No se describieron los efectos negativos de las intervenciones, aunque esta cuestión no se estudió con suficiente detalle. Los efectos de la posición sobre otras medidas de resultado no fueron estadísticamente significativos; sin embargo, no pueden ser excluidos los efectos positivos o negativos debido al pequeño número que se estudió.

Share/Save