Leches de fórmula con proteína hidrolizada para la prevención de las enfermedades alérgicas en lactantes

Pregunta de la revisión

¿Alimentar a lactantes con una leche de fórmula que contiene proteínas hidrolizadas da lugar a una reducción en el riesgo de desarrollar enfermedades alérgicas como asma, dermatitis/eccema, fiebre del heno y alergia alimentaria durante el primer año de vida y la niñez?

Antecedentes

La alergia es responsable de una carga sanitaria significativa entre lactantes, niños y adultos. Las ingestas alimentarias tempranas pueden influir en la aparición de enfermedades alérgicas. Cuando los lactantes no se alimentan solo con leche materna, el uso de leches de fórmula hidrolizadas en lugar de las leches fórmula habituales para lactantes a base de leche de vaca, puede reducir la alergia en los lactantes y en los niños, aunque se necesitan estudios adicionales para su confirmación. Las leches de fórmula se han diseñado para disminuir las probabilidades de que los lactantes desarrollen enfermedades alérgicas. Éstas incluyen las leches de fórmula hidrolizadas con leche de soja y leche de vaca. Las leches de fórmula hidrolizadas fraccionan las proteínas lácteas en proteínas más pequeñas, produciendo potencialmente menos de alergia.

Resultados

La revisión de ensayos no encontró evidencia que apoye la alimentación con una leche hidrolizada para la prevención de las enfermedades alérgicas en lugar de la lactancia materna exclusiva. Esta revisión también encontró que en los lactantes que no pueden recibir lactancia materna exclusiva, no hay evidencia de que la alimentación prolongada del lactante con una leche de fórmula hidrolizada comparada con leche de vaca se asocie con alguna diferencia en las enfermedades alérgicas, el asma, el eccema, la rinitis o la alergia alimentaria en cualquier punto temporal. Sin embargo, datos limitados en lactantes alimentados exclusivamente con leche de fórmula indican que la alimentación con una leche de fórmula hidrolizada en lugar de leche de fórmula con leche de vaca reduce las enfermedades alérgicas. Las preocupaciones relacionadas con la calidad de la evidencia y la consistencia de los resultados indican que se necesitan estudios continuos. La evidencia en esta revisión proviene de búsquedas bibliográficas actualizadas hasta noviembre de 2017.

Conclusiones

No se encontró evidencia significativa para apoyar la alimentación a corto plazo o prolongada con leche de fórmula hidrolizada en comparación con leche de fórmula con leche de vaca para la prevención de las enfermedades alérgicas en lactantes que no pueden recibir lactancia materna exclusiva.

Conclusiones de los autores: 

No se encontró evidencia para apoyar la alimentación a corto plazo ni prolongada con una leche de fórmula hidrolizada en comparación con la lactancia materna exclusiva para la prevención de las enfermedades alérgicas. Evidencia de muy baja calidad indica que la administración a corto plazo de una LMTH en comparación con una LFV puede prevenir la ALV del lactante. Se recomienda la realización de ensayos adicionales antes de la implementación de esta práctica.

No se encontró evidencia para apoyar la alimentación prolongada con una leche de fórmula hidrolizada en comparación con una LFV para la prevención de las enfermedades alérgicas en los lactantes que no pueden recibir lactancia materna exclusiva.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Las leches de fórmula para lactantes que contienen proteínas hidrolizadas se han recomendado ampliamente para prevenir las enfermedades alérgicas en los lactantes, en lugar de la leche de fórmula con leche de vaca (LFV) estándar. Sin embargo, no está claro si la evidencia proveniente de ensayos clínicos apoya esta recomendación.

Objetivos: 

Comparar los efectos sobre las enfermedades alérgicas cuando los lactantes se alimentan con una leche de fórmula hidrolizada versus LFV o leche materna humana. Si las leches de fórmula hidrolizadas son efectivas, determinar qué tipo de leche de fórmula hidrolizada es más efectiva, incluidas las leches de fórmula total o parcialmente hidrolizadas (LMTH/LMPH). Determinar si los lactantes con bajo o alto riesgo de enfermedades alérgicas, y si los lactantes que reciben alimentación a corto plazo (primero días después del nacimiento) o prolongada con leche de fórmula, se benefician con las leches de fórmula hidrolizadas.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL 2017, número 11), MEDLINE (1948 hasta 3 de noviembre de 2017) y en Embase (1974 hasta 3 de noviembre de 2017). También se buscaron ensayos controlados aleatorios y ensayos cuasialeatorios en bases de datos de ensayos clínicos, actas de congresos y listas de referencias de artículos recuperados y de revisiones previas.

Criterios de selección: 

Se buscaron los ensayos aleatorios y cuasialeatorios que compararon la administración de una leche de fórmula hidrolizada versus leche materna o LFV. Fueron elegibles para inclusión los resultados con ≥ 80% de seguimiento de los participantes, obtenidos de los ensayos elegibles.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión, de forma independiente, seleccionaron los ensayos, evaluaron la calidad de los ensayos y extrajeron los datos de los estudios incluidos. Se realizaron análisis de efectos fijos. Los efectos del tratamiento se expresaron como cociente de riesgos (CR) y diferencia de riesgos (DR) con intervalos de confianza del 95%, y la calidad de la evidencia mediante criterios GRADE de calidad de la evidencia. El resultado primario fue las enfermedades alérgicas (que incluyen asma, dermatitis atópica, rinitis alérgica y alergia alimentaria).

Resultados principales: 

Se incluyó un total de 16 estudios.

Dos estudios evaluaron el efecto de tres a cuatro días de administración de una LMTH al lactante mientras estaba en el hospital después del nacimiento versus alimentación con leche materna pasteurizada. Un estudio individual que reclutó 90 lactantes no informó diferencias en las enfermedades alérgicas (CR 1,43; IC del 95%: 0,38 a 5,37) ni en cualquier enfermedad alérgica hasta la niñez, que incluye la alergia a la leche de vaca (ALV) (CR 7,11; IC del 95%: 0,35 a 143,84). Un estudio individual no informó diferencias en la ALV del lactante (CR 0,87; IC del 95%: 0,52 a 1,46; participantes = 3559). La calidad de la evidencia se consideró muy baja para todos los resultados.

Ningún ensayo elegible comparó la alimentación prolongada con leche de fórmula hidrolizada versus la alimentación con leche materna.

Dos estudios evaluaron el efecto de tres a cuatro días de administración al lactante de una LMTH versus una LFV. Un estudio individual que reclutó 90 lactantes no informó diferencias en las enfermedades alérgicas (CR 1,37; IC del 95%: 0,33 a 5,71; participantes = 77)ni en cualquier enfermedad alérgica específica, incluida la ALV, hasta la niñez. Un estudio individual informó una reducción en la ALV del lactante de significación marginal (CR 0,62; IC del 95%: 0,38 a 1,00; participantes = 3473). La calidad de la evidencia se consideró muy baja para todos los resultados.

12 estudios evaluaron el efecto de la alimentación prolongada del lactante con una leche de fórmula hidrolizada en comparación con LFV. Los datos no mostraron diferencias en las enfermedades alérgicas en los lactantes (CR típico 0,88; IC del 95%: 0,76 a 1,01; participantes = 2852; estudios = 8) ni en los niños (CR típico 0,85; IC del 95%: 0,69 a 1,05; participantes = 950; estudios = 2, y tampoco mostraron diferencias en cualquier enfermedad alérgica específica, que incluye el asma (CR típico 0,57; IC del 95%: 0,31 a 1,04; participantes = 318; estudios = 4, el eccema (CR típico 0,93; IC del 95%: 0,79 a 1,09; participantes = 2896; estudios = 9, la rinitis (CR típico 0,52; IC del 95%: 0,14 a 1,85; participantes = 256; estudios = 3, la alergia alimentaria (CR típico 1,42; IC del 95%: 0,87 a 2,33; participantes = 479; estudios = 2, y la ALV (CR 2,31; IC del 95%: 0,24 a 21,97; participantes = 338; estudios = 1). La calidad de la evidencia se consideró muy baja para todos los resultados.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save