Tratamiento de la disfunción sexual debida al tratamiento con fármacos antipsicóticos

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.

Los fármacos empleados comúnmente para tratar la esquizofrenia provocan con frecuencia problemas sexuales. Las estrategias para tratar estos problemas son fármacos adicionales, unos pocos días de descanso del fármaco, reducción de la dosis y cambio a otro fármaco. En esta revisión se encontraron dos estudios pioneros pero ambos fueron pequeños y cortos. Hay algunas pruebas de que el sildenafil puede ser un fármaco efectivo para complementar la atención estándar para el tratamiento de pacientes con un trastorno eréctil inducido por antipsicóticos. Sin embargo, antes de poder hacer afirmaciones seguras acerca de este fármaco, se deben emprender muchos más ensayos que evalúen las diferentes estrategias.

Conclusiones de los autores: 

No se tiene la certeza de que los estudios cruzados (crossover) sean apropiados para este grupo de participantes. El sildenafil puede ser una opción útil en el tratamiento de la disfunción sexual inducida por antipsicóticos en pacientes con esquizofrenia, pero esta conclusión se basa sólo en un ensayo corto y pequeño. Se necesitan urgentemente ensayos bien diseñados, realizados e informados.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Los fármacos psicotrópicos se asocian con disfunción sexual. Los síntomas pueden afectar la erección peniana, la lubricación, el orgasmo, la libido, la excitación sexual o la satisfacción sexual en general.

Objetivos: 

Determinar los efectos de diferentes estrategias (p.ej. reducción de la dosis, días de descanso del fármaco, medicación adicional, cambiar el fármaco) para el tratamiento de la disfunción sexual debida al tratamiento antipsicótico.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas en el Registro Especializado de Ensayos Controlados del Grupo Cochrane de Esquizofrenia (Cochrane Schizophrenia Group) (junio de 2006), The Cochrane Library (Número 2, 2005), MEDLINE (1966 hasta agosto de 2005), PsycLIT (1974 hasta agosto de 2005), EMBASE (1980 hasta agosto de 2005) y en las referencias de todos los estudios identificados por los ensayos adicionales. También se estableció contacto con las compañías farmacéuticas pertinentes y con los autores de los ensayos.

Criterios de selección: 

Se incluyeron todos los ensayos controlados aleatorios pertinentes que incluyeron a personas con esquizofrenia y disfunción sexual.

Obtención y análisis de los datos: 

Los revisores extrajeron los datos de forma independiente. Para los datos dicotómicos se calcularon los odds ratio (OR) con un modelo de efectos aleatorios y con intervalos de confianza (IC) del 95% y, cuando fue apropiado, se calculó el número necesario a tratar (NNT) sobre la base de un análisis del tipo intención de tratar (intention-to-treat analysis). Para los datos continuos se calcularon las diferencias de medias ponderadas sobre la base de un modelo de efectos aleatorios. Se analizaron los ensayos cruzados (crossover) de correlación de medidas pareadas.

Resultados principales: 

Actualmente esta revisión incluye dos estudios cruzados (crossover) pioneros (n = 42 hombres, duración dos a tres semanas). Los estudios informaron un número significativamente mayor de erecciones estimadas como suficientes para que se produzca la penetración al recibir sildenafil en comparación a las logradas cuando se administró placebo (n = 32; DMP 3,20; IC: 1,83 a 4,57), un aumento de la media de la duración de las erecciones (n = 32; DMP 1,18; IC: 0,52 a 1,84) y un aumento de la frecuencia de coito satisfactorio (n = 32; DMP 2,84; IC: 1,61 a 4,07). El segundo ensayo no encontró pruebas de la eficacia de la selegilina comparada con placebo como tratamiento sintomático para la disfunción sexual inducida por antipsicóticos (n = 10, cambio de la DMP en la Aizenberg's Sexual Functioning Scale [escala de funcionamiento sexual de Aizenberg] -0,40; IC: -3,95 a 3,15).

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Share/Save