Estimulación magnética transcraneal (EMT) para la depresión

La estimulación magnética transcraneal puede excitar o inhibir las áreas corticales del cerebro, dependiendo si la velocidad con la que se aplica el estímulo repetitivo es de alta o baja frecuencia. Ha sido utilizada en estudios fisiológicos y también se ha propuesto su uso como tratamiento para la depresión. Se incluyeron dieciséis ensayos en la revisión. Catorce de ellos incluían datos apropiados para hacer un análisis cuantitativo. La mayoría de las comparaciones no mostraron diferencias entre las intervenciones repetitivas (EMTr) y otras intervenciones. No se observó ninguna diferencia entre la EMTr y la EMTr simulada utilizando el Inventario de Depresión de Beck o la Escala de Calificación de la Depresión de Hamilton, salvo un período de tiempo (después de dos semanas de tratamiento) para la corteza prefrontal dorsolateral izquierda y la alta frecuencia; y también para la corteza prefrontal dorsolateral derecha y la baja frecuencia, ambas a favor de la EMTr y ambas utilizando la escala de Hamilton. Al comparar la EMT (de alta frecuencia aplicada en la corteza prefrontal dorsolateral izquierda) contra terapia electroconvulsiva, mediante la Hamilton Scale, no se encontraron diferencias excepto para los pacientes psicóticos a las dos semanas de tratamiento, lo que indica que la terapia electroconvulsiva fue más efectiva que la EMTr.

Conclusiones de los autores: 

La información en esta revisión sugiere que no hay evidencia sólida acerca de una posible eficacia de la estimulación magnética transcraneal para el tratamiento de la depresión, aunque el pequeño tamaño de la muestra no excluye la posibilidad de que haya un beneficio.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La estimulación magnética transcraneal puede excitar o inhibir las áreas corticales del cerebro, dependiendo si la velocidad con la que se aplica el estímulo repetitivo es de alta o baja frecuencia. Ha sido utilizada en estudios fisiológicos y también se ha propuesto su uso como tratamiento para la depresión.

Objetivos: 

Evaluar la eficacia clínica y la seguridad de la estimulación magnética transcraneal para tratar la depresión.

Métodos de búsqueda: 

Se realizó una búsqueda electrónica en el registro de ensayos del Grupo Cochrane de Depresión Neurosis y Ansiedad (Cochrane Collaboration Depression, Neurosis and Anxiety Review Group) (fecha de la última búsqueda: junio de 2001), en el Registro Cochrane de Ensayos Controlados (Cochrane Controlled Trials Register) (Número 2, 2001), MEDLINE (1966 a 2001), EMBASE (1974 a 2001), PsycLIT (1980 a 2001) y en la sección bibliográfica de los artículos revisados. Se buscaron datos sin publicar e información de la literatura gris mediante comunicación personal con investigadores en el tema.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorizados que evalúen la eficacia terapéutica y la seguridad de la estimulación magnética transcraneal para tratar la depresión.

Obtención y análisis de los datos: 

Todos los autores de la revisión, de forma independiente, extrajeron la información y la verificaron mediante revisión cruzada. Los desacuerdos se resolvieron mediante discusión.
Datos continuos: cuando se agruparon estudios similares, se calcularon diferencias de promedios estandarizados bajo un modelo de efectos fijos ponderado por el método del inverso de la varianza, junto con intervalos de confianza del 95%. (Si había heterogeneidad estadística, se usaría un modelo de efectos aleatorios.)

Resultados principales: 

Se incluyeron dieciséis ensayos en la revisión. Catorce de ellos incluían datos apropiados para hacer un análisis cuantitativo. La mayoría de las comparaciones no mostraron diferencias entre la EMTr y otras intervenciones. No se observó ninguna diferencia entre la EMTr y la EMTr simulada utilizando el Inventario de Depresión de Beck o la Escala de Calificación de la Depresión de Hamilton, salvo un período de tiempo (después de dos semanas de tratamiento) para la corteza prefrontal dorsolateral izquierda y la alta frecuencia; y también para la corteza prefrontal dorsolateral derecha y la baja frecuencia, ambas a favor de la EMTr y ambas utilizando la escala de Hamilton. Al comparar la EMT (de alta frecuencia aplicada en la corteza prefrontal dorsolateral izquierda) contra terapia electroconvulsiva, mediante la Hamilton Scale, no se encontraron diferencias excepto para los pacientes psicóticos a las dos semanas de tratamiento, lo que indica que la terapia electroconvulsiva fue más efectiva que la EMTr.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save