Alimentación por sonda transpilórica versus alimentación por sonda gástrica para los recién nacidos prematuros

Los recién nacidos prematuros suelen presentar una deficiente coordinación de la succión y la deglución que puede retrasar el inicio de la alimentación oral segura. Los alimentos enterales se les pueden suministrar a través de un catéter pasado por la nariz o la boca hasta el estómago (alimentación gástrica) o más allá del estómago hasta la siguiente parte del intestino (alimentación transpilórica). Esta revisión de ensayos encontró que los recién nacidos que recibieron alimentación transpilórica tuvieron más eventos adversos, sin evidencia de un efecto beneficioso sobre la alimentación gástrica.

Conclusiones de los autores: 

Los datos disponibles no proporcionan evidencia de un efecto beneficioso de la alimentación transpilórica para los recién nacidos prematuros. Existe alguna evidencia de daño, incluido un mayor riesgo de trastornos gastrointestinales y mortalidad, pero estos resultados se deben interpretar y aplicar con cautela debido a las deficiencias metodológicas de los ensayos incluidos.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Las sondas de alimentación enteral para los recién nacidos prematuros se pueden colocar en el estómago (alimentación por sonda gástrica) o en la parte superior del intestino delgado (alimentación por sonda transpilórica). Ambas vías presentan posibles ventajas y desventajas.

Objetivos: 

Determinar el efecto de la alimentación por vía transpilórica frente a la alimentación por vía gástrica sobre la tolerancia alimentaria, el crecimiento y el desarrollo, y las consecuencias adversas (muerte, trastornos gastrointestinales, incluida la enterocolitis necrotizante, neumonía por aspiración, enfermedad pulmonar crónica, estenosis pilórica) en los recién nacidos prematuros.

Métodos de búsqueda: 

Se utilizaron los métodos de búsqueda estándar del Grupo Cochrane de Neonatología (Cochrane Neonatal Review Group). Incluyeron búsquedas en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (The Cochrane Library, 2012, Número 3), MEDLINE, EMBASE, y CINAHL (hasta septiembre 2012), los resúmenes de congresos y las revisiones previas.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorizados o cuasialeatorizados que compararon la alimentación por sonda transpilórica con la alimentación por sonda nasogástrica en los recién nacidos prematuros.

Obtención y análisis de los datos: 

Los datos se extrajeron mediante los métodos estándar del Grupo Cochrane de Revisión Neonatal, con evaluación independiente de la calidad del ensayo y obtención de datos por parte de dos autores de la revisión. Los datos se resumieron mediante el modelo de efectos fijos y se informaron por medio del riesgo relativo (RR) típico, la diferencia de riesgos (DR) típica y la diferencia de medias (DM).

Resultados principales: 

Se encontraron nueve ensayos elegibles en los que participaron 359 recién nacidos prematuros. Todos los ensayos tuvieron deficiencias metodológicas; las principales fuentes potenciales de sesgo fueron la falta de ocultación de la asignación, la ausencia de cegamiento de los cuidadores o evaluadores y el seguimiento incompleto. Los ensayos incluidos no detectaron un efecto estadísticamente significativo sobre la tolerancia alimentaria o las tasas de crecimiento intrahospitalario. Los metanálisis encontraron que los recién nacidos asignados a recibir alimentación transpilórica tuvieron un mayor riesgo de sufrir trastornos gastrointestinales (RR típico 1,48 (intervalo de confianza [IC] del 95%: 1,05 a 2,09); DR típica 0,09 (IC del 95%: 0,02 a 0,17); número necesario a tratar para un resultado perjudicial adicional (NNTD) 10 (IC del 95%: 6 a 50); seis estudios, 245 recién nacidos) y mortalidad en todos los casos (RR típico 2,46; IC del 95%: 1,36 a 4,46; DR típica 0,16; IC del 95%: 0,07 a 0,26; NNTD 6; IC del 95%: 4 a 14; seis estudios, 217 recién nacidos). Sin embargo, es probable que el ensayo que más peso aportó a estos hallazgos se haya visto afectado por la asignación selectiva de los recién nacidos menos maduros y más enfermos a la alimentación transpilórica. No se detectaron diferencias estadísticamente significativas en cuanto a la incidencia de otros eventos adversos, incluida la enterocolitis necrotizante, la perforación intestinal y la neumonía por aspiración.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save