Agentes aumentadores de volumen, antiespasmódicos y medicación antidepresiva para el tratamiento del síndrome de colon irritable

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.

Esta revisión evalúa la efectividad de los tratamientos médicos para los pacientes con síndrome de colon irritable (SCI). Se consideraron los estudios que incluyeron agentes aumentadores de volumen (un suplemento de fibras), antiespasmódicos (relajantes del músculo liso) o medicación antidepresiva (fármacos usados para tratar la depresión que también pueden cambiar la percepción del dolor) y que emplearon medidas de resultado que incluyeron la mejoría del dolor abdominal, la evaluación global (alivio general de los síntomas del SCI) o la puntuación de los síntomas. Se encontró que los agentes aumentadores de volumen no son efectivos para tratar el SCI. Hay pruebas de que los antiespasmódicos incluido el cimetropio/diciclomina, el aceite de menta, el pinaverio y la trimebutina son efectivos para el tratamiento del SCI. La medicación antidepresiva es efectiva para el tratamiento del SCI. Los efectos secundarios de estas medicaciones no fueron evaluados en esta revisión. Los médicos deben ser conscientes de las limitaciones de los tratamientos farmacológicos y tratar estas limitaciones con sus pacientes antes de prescribir medicación para el SCI.

Conclusiones de los autores: 

No hay pruebas de que los agentes aumentadores de volumen sean efectivos para el tratamiento del SCI. Existen pruebas de que los antiespasmódicos son efectivos para el tratamiento del SCI. Los subgrupos individuales que son efectivos incluyen: cimetropio/diciclomina, aceite de menta, pinaverio y trimebutina. Existen pruebas convincentes de que la medicación antidepresiva es efectiva para el tratamiento del SCI. Los análisis de subgrupos para los ISRS y los ATC son claros y su efectividad puede depender del paciente individual. La investigación futura debe utilizar una metodología rigurosa y medidas de resultado válidas.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

El síndrome de colon irritable (SCI) es un trastorno gastrointestinal crónico común. La función del tratamiento farmacológico para el SCI es limitada y se centra principalmente en el control de los síntomas.

Objetivos: 

El objetivo de esta revisión sistemática fue evaluar la eficacia de los agentes aumentadores de volumen, los antiespasmódicos y la medicación antidepresiva para el tratamiento del síndrome de colon irritable.

Métodos de búsqueda: 

Se realizaron búsquedas estructuradas asistidas por computadora en MEDLINE, EMBASE, The Cochrane Library, CINAHL y PsychInfo para los años 1966-2009. Una búsqueda actualizada en abril 2011 identificó 10 estudios que serán considerados para la inclusión en una futura actualización de esta revisión.

Criterios de selección: 

Se consideraron para la inclusión los ensayos controlados aleatorios que compararon los agentes aumentadores de volumen, los antiespasmódicos o la medicación antidepresiva con un tratamiento de placebo en pacientes con síndrome de colon irritable a partir de los 12 años de edad. Sólo se incluyeron los estudios que se publicaron como textos completos. No se excluyeron estudios en base al idioma. El resultado primario debía incluir la mejoría del dolor abdominal, la evaluación global o la puntuación de los síntomas.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores extrajeron los datos de los estudios seleccionados de forma independiente. Se calcularon los cocientes de riesgos (CR) y las diferencias de medias estandarizadas (DME) con intervalos de confianza (IC) del 95%. Se realizó una prueba de análisis de la práctica que incluyó análisis de subgrupos para los diferentes tipos de agentes aumentadores de volumen, agentes espasmolíticos o medicación antidepresiva. Después de este procedimiento, se realizó una prueba de análisis de principios donde sólo se incluyeron los estudios con una ocultación adecuada de la asignación.

Resultados principales: 

Se incluyó en esta revisión un total de 56 estudios (3725 pacientes). Los mismos incluyeron 12 estudios de los agentes aumentadores de volumen (621 pacientes), 29 de los antiespasmódicos (2333 pacientes), y 15 de la medicación antidepresiva (922 pacientes). El riesgo de sesgo fue bajo en la mayoría de los ítems. Sin embargo, el sesgo de selección no está claro para muchos de los estudios incluidos debido a que no se describieron los métodos usados para la asignación al azar y la ocultación de la asignación. No se encontró ningún efecto beneficioso de los agentes aumentadores de volumen en comparación con el placebo en cuanto a la mejoría del dolor abdominal (4 estudios; 186 pacientes; DME 0,03; IC del 95%: -0,34 a 0,40; p = 0,87), la evaluación global (11 estudios; 565 pacientes; CR 1,10; IC del 95%: 0,91 a 1,33; p = 0,32) o la puntuación de los síntomas (3 estudios; 126 pacientes; DME -0,00; IC del 95%: -0,43 a 0,43; P = 1,00). Los análisis de subgrupos para las fibras insolubles y solubles tampoco demostraron un beneficio estadísticamente significativo. El análisis separado de los estudios con una ocultación adecuada de la asignación no cambió estos resultados. Hubo un efecto beneficioso de los antiespasmódicos en comparación con el placebo en cuanto a la mejoría del dolor abdominal (el 58% de los pacientes que recibieron antiespasmódicos mejoraron en comparación con el 46% de los que recibieron placebo; 13 estudios; 1392 pacientes; CR 1,32; IC del 95%: 1,12 a 1,55; P

Share/Save