Ácidos grasos omega 3 durante el embarazo

¿Cuál es el problema?

¿Los ácidos grasos poliinsaturados de cadena larga (AGPICL) omega 3 tomados durante el embarazo (en suplementos o agregados a alimentos, como algunos tipos de pescado) mejoran los resultados de salud de los recién nacidos y las madres? Ésta es una actualización de una revisión Cochrane publicada por primera vez en el 2006.

¿Por qué es esto importante?

El parto prematuro (el parto del feto antes de las 37 semanas de gestación) es una causa principal de discapacidad o muerte en los primeros cinco años de vida. El pescado y el aceite de pescado contienen AGPICL omega 3 (especialmente, ácido docosahexaenoico [DHA] y ácido eicosapentanoico [EPA]) y se han asociado a embarazos más prolongados. Por lo tanto, se indica que los AGPICL omega 3 adicionales durante el embarazo pueden reducir el número de recién nacidos prematuros y pueden mejorar los resultados de los niños y las madres. Sin embargo, muchas embarazadas ingieren pescado con escasa frecuencia. La salud de los recién nacidos y las madres se puede mejorar si se estimula a las embarazadas a que consuman pescados grasos (que en general contienen niveles bajos de toxinas) o suplementos de AGPICL omega 3. Ésta es una actualización de una revisión Cochrane publicada por primera vez en el 2006.

¿Qué evidencia se encontró?

Se buscó evidencia en agosto de 2018 y se encontraron 70 ensayos controlados aleatorios (ECA); este tipo de ensayo aporta los resultados más confiables) (con 19 927 pacientes). La mayoría de los ensayos evaluaron un grupo de pacientes que recibieron AGPICL omega 3 y lo compararon con un grupo de pacientes que recibieron una sustancia que se parecía a un AGPICL omega 3 pero que no lo contenía (placebo) o no recibieron omega 3. Los ensayos se realizaron principalmente en países de ingresos medios-altos o altos. Algunos estudios incorporaron pacientes con un mayor riesgo de parto prematuro. La calidad de la evidencia de los estudios incluidos varió de alta a muy baja; este hecho afectó la certeza de los resultados para diferentes hallazgos.

Se encontró que la incidencia de parto prematuro (antes de las 37 semanas) y de parto muy prematuro (antes de las 34 semanas) fue menor en las pacientes que recibieron AGPICL omega 3 en comparación con ningún omega 3 adicional. También hubo menos recién nacidos con bajo peso al nacer. Sin embargo, probablemente el AGPICL omega 3 aumentó la incidencia de embarazos que se extendieron más allá de las 42 semanas, aunque no se identificaron diferencias en la inducción del trabajo de parto de los embarazos postérmino. El riesgo de que el recién nacido muera o presente un cuadro grave y sea ingresado a cuidados intensivos neonatales puede ser menor con el AGPICL omega 3 en comparación con ningún omega 3. No se observaron diferencias entre los grupos en cuanto a los eventos adversos graves de las madres ni en la depresión posnatal. Se observaron muy pocas diferencias entre los grupos de AGPICL omega 3 y ningún omega 3 en el desarrollo y el crecimiento del niño.

Once ensayos informaron que habían recibido financiación de la industria. Cuando se quitaron estos ensayos de los resultados principales (como parto prematuro y parto muy prematuro), los resultados mostraron muy poca o ninguna diferencia.

¿Qué significa esto?

Una mayor ingesta de AGPICL omega 3 durante el embarazo, en forma de suplementos o con los alimentos, puede reducir la incidencia de parto prematuro (antes de las 37 semanas y antes de las 34 semanas) y es menos probable que el recién nacido tenga un bajo peso al nacer. Es más probable que los embarazos sean más prolongados en las pacientes que toman suplementos de AGPICL omega 3 durante el embarazo. Se realizan más estudios y sus resultados se incluirán en una actualización adicional de esta revisión. Los estudios futuros podrían considerar si los resultados pueden variar en poblaciones diferentes de pacientes (y de ser así, cómo) y podrían analizar diferentes maneras de aumentar el consumo de AGPICL omega 3 durante el embarazo.

Conclusiones de los autores: 

En el análisis general, el parto prematuro < 37 semanas y el parto prematuro temprano < 34 semanas se redujeron en las pacientes que recibieron AGPICL omega 3 en comparación con ningún omega 3. Posiblemente hubo una reducción en el riesgo de muerte perinatal y de ingreso a cuidados neonatales y una reducción en el riesgo de recién nacidos conBPN; y posiblemente un ligero aumento en el riesgo de recién nacidos GEG con AGPICL omega 3.

En las evaluaciones de calidad GRADE, la evidencia de la mayoría de los resultados perinatales importantes se consideró de alta calidad (p.ej., parto prematuro) o de calidad moderada (p.ej., muerte perinatal). En los otros dominios de resultados (resultados maternos, del niño/adulto y de los servicios de salud), las calificaciones GRADE variaron de moderada a muy baja, y más de la mitad obtuvo una calificación baja. Los motivos para disminuir la calificación de la calidad en el dominio se debieron principalmente a las limitaciones en el diseño y la imprecisión.

Los suplementos de AGPICL omega 3 durante el embarazo son una estrategia efectiva para reducir la incidencia de parto prematuro, aunque probablemente aumenta la incidencia de embarazos postérmino. En este momento no se necesitan más estudios que comparen AGPICL omega 3 y placebo (para establecer la causalidad con relación al parto prematuro). Falta el informe de 23 ensayos en curso adicionales sobre más de 5000 pacientes, por lo que no se necesitan más ECA que comparen AGPICL omega 3 con placebo o ninguna intervención. Sin embargo, se necesita un seguimiento adicional de los ensayos finalizados para evaluar los resultados a más largo plazo de la madre y el niño, y así mejorar la comprensión de las vías metabólicas, del crecimiento y del desarrollo neurológico en particular y para establecer si, y cómo, los resultados varían según los distintos tipos de AGPICL omega 3, el momento de administración y las dosis; o según las características de las pacientes.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

El mayor consumo de alimentos con ácidos grasos poliinsaturados de cadena larga omega 3 (LCPUFA), como los pescados, durante el embarazo se ha asociado con gestaciones más prolongadas y mejores resultados perinatales. Ésta es una actualización de una revisión publicada por primera vez en 2006.

Objetivos: 

Evaluar los efectos de AGPICL omega 3, como suplementos o agregados a los alimentos, durante el embarazo en los resultados maternos, perinatales y neonatales y a más largo plazo para la madre y el niño.

Estrategia de búsqueda (: 

Para esta actualización, se hicieron búsquedas el registro de ensayos del Grupo Cochrane de Embarazo y Parto (Cochrane Pregnancy and Childbirth’s Trials Register) ClinicalTrials.gov, en la WHO International Clinical Trials Registry Platform (ICTRP) (16 de agosto de 2018) y en listas de referencias de estudios recuperados.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorios (ECA) que compararon ácidos grasos omega 3 (como suplementos o alimentos, intervenciones independientes o con una cointervención) durante el embarazo con placebo o ningún omega 3, y los estudios o brazos de estudio que compararon directamente dosis o tipos de AGPICL omega 3. Fueron elegibles para inclusión los ensayos publicados en forma de resumen.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión, de forma independiente, evaluaron la elegibilidad de los estudios, extrajeron los datos, evaluaron el riesgo de sesgo en los ensayos y la calidad de la evidencia para los resultados predefinidos de parto/lactante, maternos, niño/adulto y de los servicios de salud con el uso del enfoque GRADE.

Resultados principales: 

En esta actualización se incluyeron 70 ECA (con 19 927 pacientes con riesgo bajo, mixto o alto de resultados deficientes del embarazo) que compararon intervenciones con AGPICL omega 3 (suplementos y alimentos) versus placebo o ningún omega 3. El riesgo general de sesgo a nivel de estudio fue mixto, con riesgo de selección y de realización principalmente bajo, pero hubo un alto riesgo de sesgo de desgaste en algunos ensayos. La mayoría de los ensayos se realizaron en países de ingresos medios-altos o altos; y casi la mitad de los ensayos incluyeron pacientes con riesgo mayor/alto de factores que podrían aumentar el riesgo de resultados adversos maternos y del parto.

El parto prematuro < 37 semanas (13,4% versus 11,9%; cociente de riesgos [CR] 0,89; intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,81 a 0,97; 26 ECA, 10 304 participantes; evidencia de alta calidad) y el parto prematuro temprano < 34 semanas (4,6% versus 2,7%; CR 0,58; IC del 95%: 0,44 a 0,77; nueve ECA, 5204 participantes; evidencia de alta calidad) fueron menos frecuentes en las pacientes que recibieron AGPICL omega 3 en comparación con ningún omega 3. El embarazo prolongado > 42 semanas probablemente aumentó del 1,6% al 2,6% en las pacientes que recibieron AGPICL omega 3 en comparación con ningún omega 3 (CR 1,61; IC del 95%: 1,11 a 2,33; 5141 participantes; seis ECA; evidencia de calidad moderada).

En los lactantes, posiblemente se redujo el riesgo de muerte perinatal (CR 0,75; IC del 95%: 0,54 a 1,03; diez ECA, 7416 participantes; evidencia de calidad moderada: 62/3715 versus 83/3701 lactantes) y hubo menos ingresos a cuidados neonatales (CR 0,92; IC del 95%: 0,83 a 1,03; nueve ECA, 6920 participantes; evidencia de calidad moderada - 483/3475 lactantes versus 519/3445 lactantes). Fue menor el riesgo de recién nacidos conbajo peso al nacer (BPN) (15,6% versus 14%; CR 0,90; IC del 95%: 0,82 a 0,99; 15 ensayos, 8449 participantes; evidencia de alta calidad); pero hubo un pequeño aumento posible de recién nacidos grandes para la edad gestacional (GEG) (CR 1,15; IC del 95%: 0,97 a 1,36; (seis ECA, 3722 participantes; evidencia de calidad moderada, para AGPICL omega 3 en comparación con ningún omega 3. Se observó poca o ninguna diferencia en pequeño para la edad gestacional o retraso del crecimiento uterino (CR 1,01; IC del 95%: 0,90 a 1,13; ocho ECA, 6907 participantes; evidencia de calidad moderada).

En el caso de los resultados maternos, no hubo evidencia suficiente para determinar los efectos de los omega 3 en la inducción postérmino (CR promedio 0,82; IC del 95%: 0,22 a 2,98; tres ensayos, 2900 participantes; evidencia de baja calidad), eventos adversos maternos graves (CR 1,04; IC del 95%: 0,40 a 2,72; dos ensayos, 2690 participantes; evidencia de baja calidad), ingreso de la madre a la unidad de cuidados intensivos (CR 0,56; IC del 95%: 0,12 a 2,63; dos ensayos, 2458 participantes; evidencia de baja calidad), o depresión posparto (CR promedio 0,99; IC del 95%: 0,56 a 1,77; dos ensayos, 2431 participantes; evidencia de baja calidad). La media de la duración del embarazo fue mayor en las pacientes que recibieron AGPICL omega 3 (diferencia de medias [DM] 1,67 días; IC del 95%: 0,95 a 2,39; 41 ensayos, 12 517 participantes; evidencia de calidad moderada), y es posible que la preeclampsia se reduzca con AGPICL omega 3 (CR 0,84; IC del 95%: 0,69 a 1,01; 20 ensayos, 8306 participantes; evidencia de baja calidad).

En los resultados del niño/adulto se observaron muy pocas diferencias entre la administración prenatal de suplementos de AGPICL omega 3 y ningún omega 3 en la cognición, el CI, la visión, otros resultados del desarrollo neurológico y el crecimiento, el lenguaje y el comportamiento(por lo general evidencia de baja a muy baja calidad). No estuvo claro el efecto de AGPICL omega 3 sobre el índice de masa corporal a los 19 años (DM 0; IC del 95%: -0,83 a 0,83; un ensayo, 243 participantes; evidencia de muy baja calidad). No se informaron datos del desarrollo de diabetes en los niños de las participantes de los estudios.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save