Implante de condrocitos autólogos para los defectos de todo el espesor del cartílago articular de la rodilla

Una capa de cartílago que cubre las superficies de la articulación de la rodilla actúa para proteger la articulación y reducir la fricción. El daño al cartílago (superficie articular) puede disminuir la movilidad de la articulación y causar dolor en el movimiento. El continuo deterioro de la superficie puede llevar a la osteoartritis. Los tratamientos para el cartílago dañado incluyen el alivio de los síntomas, la limpieza quirúrgica de la articulación o el restablecimiento quirúrgico de la capa de cartílago. Esto último se realiza mediante técnicas de estimulación de la médula (como la microfractura), la mosaicoplastia (también conocida como trasplante de cilindros osteocondrales) y, más recientemente, con la implantación de células de cartílago sano (condrocitos). En la técnica de implantación de condrocitos autólogos (ICA), se recupera un pequeño trozo de cartílago de la articulación de la rodilla. Esta pieza se lleva a un laboratorio donde se digiere para liberar las células condrocitos; estas células se cultivan posteriormente en un medio de cultivo para expandir el número de células. Luego, con una segunda cirugía, las células se colocan en el defecto de la articulación en un esfuerzo por producir un tejido que sustituya al cartílago normal.

Esta revisión incluye seis pequeños ensayos controlados aleatorizados que compararon el ICA con la mosaicoplastia o la microfractura. Aunque hay algunos resultados prometedores para el ICA en comparación con la microfractura de un ensayo, la evidencia de otros dos ensayos que probaban la misma comparación no los confirmaron. Ninguno de los otros tres ensayos en los que se probaron diferentes comparaciones proporcionó evidencia concluyente a favor de la ICA, aunque los resultados a más largo plazo sugieren que los resultados de algunos tipos de ICA pueden mejorar con el tiempo. En la revisión se identificaron varios ensayos en curso que deberían ayudar a aportar evidencia para informar sobre el uso de la ICA en el futuro. Mientras tanto, no hay evidencia suficiente para extraer conclusiones sobre el uso del ICA.

Conclusiones de los autores: 

No hay evidencia suficiente para extraer conclusiones sobre el uso del ICA para el tratamiento de los defectos de todo el espesor del cartílago articular de la rodilla. Se necesitan más ensayos controlados aleatorizados de buena calidad con resultados funcionales a largo plazo.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Los tratamientos para manejar los defectos de los cartílagos articulares de la rodilla, incluyendo la perforación y la artroplastia de abrasión, no siempre son efectivos. Cuando lo son, es posible que no se mantengan los beneficios a largo plazo y que se desarrolle la osteoartritis. Una alternativa es la implantación de condrocitos autólogos (ICA), que consiste en la implantación quirúrgica de células de cartílago sanas en las zonas dañadas.

Objetivos: 

Determinar la eficacia y la seguridad del ICA en pacientes con defectos en el cartílago articular de la rodilla.

Métodos de búsqueda: 

Se realizaron búsquedas en el Registro Especializado de Ensayos Controlados del Grupo Cochrane de Lesiones Óseas, Articulares y Musculares (Cochrane Bone, Joint and Muscle Trauma Group) (14 enero 2011), en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials, CENTRAL) (The Cochrane Library 2010, número 4), MEDLINE (1948 hasta enero, semana 1, 2011), EMBASE (1980 hasta la semana 1, 2011), SPORTDiscus (1985 hasta el 14 enero 2011), la WHO International Clinical Trials Registry Platform (26 enero 2011) y Current Controlled Trials (26 enero 2011).

Criterios de selección: 

Los ensayos aleatorizados y cuasialeatorizados que comparan la ICA con otro tipo de tratamiento (incluido ningún tratamiento o placebo) para los defectos sintomáticos de los cartílagos del cóndilo femoral interno o externo, la tróclea femoral o de la rótula.

Obtención y análisis de los datos: 

Los autores de la revisión seleccionaron los estudios para su inclusión de forma independiente. Se evaluó el riesgo de sesgo en función de la idoneidad del proceso de ocultación de la asignación y la aleatorización, el potencial de sesgo de selección después de la asignación y el nivel de enmascaramiento. No se combinaron los datos debido a la heterogeneidad clínica y metodológica.

Resultados principales: 

Se identificaron seis ensayos heterogéneos con 442 participantes. Los defectos metodológicos de los ensayos incluidos incluían un seguimiento incompleto y la inadecuada información de los resultados. Tres ensayos compararon la ICA con la mosaicoplastia. Uno informó resultados estadísticamente significativos a favor de la ICA al año en el número de pacientes con resultados funcionales "buenos" o "excelentes". Por el contrario, otro ensayo encontró una mejora significativa para el grupo de la mosaicoplastia cuando se evaluó utilizando un sistema de puntuación funcional a los dos años, pero no hubo diferencias estadísticamente significativas basadas en otros dos sistemas de puntuación. Un tercer ensayo no encontró ninguna diferencia entre la ICA y la mosaicoplastia, 10 meses en promedio después de la cirugía.

No hubo diferencias estadísticamente significativas en los resultados funcionales a los dos años en un único ensayo que comparaba el ICA con la microfractura ni en los resultados funcionales a los 18 meses de un único ensayo que comparaba la implantación de condrocitos caracterizada versus la microfractura. Sin embargo, los resultados a los 36 meses de este ensayo parecían indicar mejores resultados funcionales para la implantación de condrocitos caracterizados en comparación con los de la microfractura. El sexto ensayo que comparó el ICA guiado por matriz con la microfractura encontró resultados significativamente mejores para los resultados funcionales a los dos años de seguimiento en el grupo MACI.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save