Vía aérea con mascarilla laríngea versus ventilación con bolsa y mascarilla o intubación endotraqueal para la reanimación neonatal

Preguntas de la revisión

¿Entre todos los recién nacidos que necesitan ventilación con presión positiva para la reanimación cardiopulmonar, la ventilación con presión positiva efectiva y la reanimación con éxito se logran más rápidamente con la vía aérea con mascarilla laríngea (VAML) o con la ventilación con bolsa y mascarilla (VBM)?

¿Cuando la VBM no es suficiente ni efectiva, la ventilación con presión positiva efectiva y la reanimación con éxito se logran más rápido con VAML o con intubación endotraqueal?

Antecedentes

La mayoría de los recién nacidos son vigorosos al nacer, pero un pequeño número necesita ayuda para respirar (ventilación asistida) en el salón de partos. Los lactantes que no tienen una respiración efectiva poco después del nacimiento se pueden deprimir gravemente. Proporcionar rápidamente una ventilación efectiva en el salón de partos es muy importante. A menudo la ventilación comienza con el uso de una bolsa de oxígeno bombeada manualmente para forzar el paso del aire hacia una máscara facial bien ajustada que se coloca sobre la nariz y la boca del lactante. Si la respiración permanece deprimida después de aplicar la reanimación manual con bolsa, se coloca un tubo directamente en las vías respiratorias de mayor diámetro del lactante (intubación endotraqueal). La ventilación con bolsa y mascarilla y la intubación endotraqueal pueden no ser posibles cuando los lactantes presentan obstrucciones de las vías respiratorias o anomalías faciales y de la cabeza que dificultan el flujo normal del aire a los pulmones, que impiden que el personal médico que intenta la intubación visualice las vías respiratorias. La VAML es una alternativa a la ventilación con bolsa y mascarilla y a la intubación endotraqueal. La VAML es una máscara pequeña acoplada a un tubo de silicona colocado en la faringe para proporcionar ventilación con presión positiva en las vías respiratorias.

Características de los estudios

Se incluyeron siete ensayos que incorporaron un total de 794 lactantes. La búsqueda actualizada (febrero de 2017) dio lugar a la inclusión de seis estudios nuevos (754 lactantes). Cinco estudios compararon la VAML con la VBM y tres estudios compararon la VAML con intubación endotraqueal para proporcionar ventilación con presión positiva efectiva a los recién nacidos que requerían reanimación cardíaca/pulmonar.

Resultados clave

La VAML puede lograr una ventilación efectiva durante la reanimación neonatal en un plazo en concordancia con las guías actuales y podría ser más efectiva que la VBM en ámbitos de reanimación.

Calidad de la evidencia

La calidad de la evidencia varió de muy baja a moderada.

Conclusiones de los autores: 

Con la VAML se puede lograr una ventilación efectiva durante la reanimación neonatal en un plazo en concordancia con las guías actuales de reanimación neonatal. En comparación con la VBM, la VAML es más efectiva en cuanto a una reanimación más rápida y un tiempo de ventilación más corto, así como una menor necesidad de intubación endotraqueal (evidencia de calidad baja a moderada). Sin embargo, en los ensayos que compararon VAML con VBM, más del 80% de los lactantes de ambos brazos de los ensayos respondieron a la intervención asignada. En la mayoría de los estudios que permitieron la VAML de rescate en los lactantes en los que fracasó la VBM fue posible evitar la intubación. Es importante que la comunidad médica recurra al uso más proactivo de la VAML para proporcionar una ventilación efectiva cuando el recién nacido no responde a la VBM antes de intentar la intubación o iniciar compresiones del tórax.

Se encontró que la VAML ofrece una eficacia comparable a la intubación endotraqueal (evidencia de calidad muy baja a baja). Por lo que ofrece un dispositivo alternativo para las vías respiratorias cuando los intentos de insertar la intubación endotraqueal no son exitosos durante la reanimación.

La mayoría de los estudios reclutaron a lactantes con un peso al nacer mayor de 1500 g o 34 semanas de gestación o más. Como tal, falta evidencia para apoyar el uso de la VAML en los lactantes más prematuros.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La ventilación con presión positiva efectiva es el componente más importante del éxito de la reanimación neonatal. Con frecuencia la ventilación se inicia manualmente con bolsa y máscara facial (VBM) seguida de la intubación endotraqueal si persiste la depresión respiratoria. Puede ser difícil realizar estas técnicas con éxito, lo que da lugar a que se prolongue la reanimación o a que ocurra asfixia neonatal. La vía aérea con mascarilla laríngea (VAML) puede permitir la ventilación inicial y la reanimación exitosa más rápida que un dispositivo de bolsa y mascarilla o que la intubación endotraqueal.

Objetivos: 

¿Entre los recién nacidos que requieren ventilación con presión positiva para la reanimación cardiopulmonar, la VAML es más efectiva que la VBM o la intubación endotraqueal para la reanimación con éxito? ¿Cuando la VBM no es suficiente ni efectiva, la ventilación con presión positiva efectiva y la reanimación con éxito se logran más rápido con VAML o con intubación endotraqueal?

Métodos de búsqueda: 

Se utilizó la estrategia de búsqueda estándar del Grupo Cochrane de Neonatología (Cochrane Neonatal Review group) para buscar en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL 2017, número 1), MEDLINE vía PubMed (1966 hasta 15 febrero 2017), Embase (1980 hasta 15 febrero 2017), y en CINAHL (1982 hasta 15 febrero 2017). También se buscaron ensayos controlados aleatorios y ensayos cuasialeatorios en registros de ensayos clínicos, actas de congresos y listas de referencias de los artículos recuperados.

Criterios de selección: 

Se incluyeron los ensayos controlados aleatorios y cuasialeatorios que compararon la VAML para la reanimación neonatal con VBM o intubación endotraqueal e informaron cualquier resultado relacionado con la reanimación neonatal especificado en esta revisión.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión de forma independiente evaluaron el riesgo de sesgo de los estudios y extrajeron los datos mediante los criterios del Grupo Cochrane de Neonatología. Los efectos categóricos del tratamiento se describieron como riesgos relativos y los efectos continuos del tratamiento se describieron como diferencia de medias, con los intervalos de confianza del 95% (IC del 95%) de los cálculos.

Resultados principales: 

Se incluyeron siete ensayos que reclutaron a 794 lactantes. Cinco estudios compararon VAML con VBM y tres estudios compararon VAML con intubación endotraqueal. En esta actualización se agregaron seis estudios nuevos (754 lactantes).

La VAML se asoció con menos necesidad de intubación endotraqueal que la VBM (cociente de riesgos [CR] típico 0,24; IC del 95%: 0,12 a 0,47 y diferencia de riesgos [DR] típica -0,14; IC del 95%: -0,14 a -0,06; cinco estudios, 661 lactantes; evidencia de calidad moderada) y un tiempo de ventilación más corto (diferencia de medias [DM] -18,90 segundos; IC del 95%: -24,35 a -13,44; cuatro estudios, 610 lactantes). Los recién nacidos reanimados con VAML tuvieron menores probabilidades de necesitar ingresar en la unidad de cuidados intensivos neonatales (UCIN) (CR típico 0,60; IC del 95%: 0,40 a 0,90 y DR típica -0,18; IC del 95%: -0,31 a -0,04; dos estudios, 191 lactantes; evidencia de calidad moderada). No hubo diferencias en las muertes o los casos de encefalopatía isquémica hipóxica (EIH).

En comparación con la intubación endotraqueal, no hubo diferencias clínicamente significativas en el tiempo de inserción o en el fracaso en la inserción correcta del dispositivo (CR típico 0,95; IC del 95%: 0,17 a 5,42; tres estudios, 158 lactantes; evidencia de muy baja calidad). No hubo diferencias en las muertes o los casos de EIH.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save