Intervenciones para la rosácea

Pregunta de la revisión

¿Qué tratamientos son efectivos para la rosácea?

Antecedentes

La rosácea es un trastorno cutáneo frecuente que provoca rubor, enrojecimiento, granos rojos y pústulas en el rostro, que no deben confundirse con el acné. Pueden aparecer vasos sanguíneos dilatados cerca de la superficie de la piel (telangiectasia). También puede producir inflamación de los ojos o los párpados, o ambos (rosácea ocular). Algunos pacientes pueden presentar un engrosamiento de la piel, especialmente de la nariz (rinofima). Aunque aún no se conoce la causa de la rosácea, existe una gran variedad de tratamientos disponibles para esta enfermedad persistente (crónica) y recurrente y a menudo angustiante. Los mismos incluyen fármacos aplicados directamente a la piel (tópicos), fármacos orales y terapias basadas en luz. Se deseaba determinar la forma en que los pacientes evaluaron sus tratamientos: si los tratamientos cambiaron la calidad de vida, si observaron cambios en la afección y si hubo efectos secundarios. Por parte de los médicos se deseaba determinar si los tratamientos cambiaron la gravedad de la rosácea, así como cuánto tiempo demoró reducir los síntomas y que reaparecieran.

Características de los estudios

Se revisaron 106 estudios (hasta julio de 2014), que incluían a 13 631 personas con rosácea de moderada a grave. La mayoría tuvo entre 40 y 50 años de edad, y la cantidad de mujeres fue el doble de los hombres. La mayoría de los estudios duró entre ocho y 12 semanas, siendo el más largo de 40 semanas. La mayoría de los pacientes de estos estudios presentaba dos subtipos de rosácea, el subtipo con granos y pústulas o el subtipo que causa rubor y enrojecimiento persistente.

De los 106 estudios, 66 informaron que recibieron financiación, principalmente de las compañías farmacéuticas. Hubo seguridad en cuanto a que el financiamiento no afectó los resultados en 56 de estos estudios, aunque hubo inquietudes con respecto a los diez restantes.

Resultados clave

La mayoría de los tratamientos parecían ser efectivos en el tratamiento de la rosácea. Casi la mitad de los estudios presentaron la forma en que los pacientes evaluaron los tratamientos. Solamente 11 evaluaron los cambios en la calidad de vida. Casi todos los estudios informaron efectos secundarios, aunque esta información fue a menudo limitada. Los estudios evaluaron principalmente los cambios en el número de granos y pústulas, y el rubor. Solamente cinco estudios incluyeron la rosácea ocular. Ninguno incluyó la variante poco frecuente llamada "rosácea granulomatosa".

Tratamientos tópicos

Dos tratamientos separados, el metronidazol y el ácido azelaico, fueron efectivos y seguros para reducir los síntomas de la rosácea. Las mejorías tendieron a aparecer después de tres a seis semanas. Con el metronidazol, hubo pocos pacientes que presentaron prurito leve, irritación en la piel y piel seca. Para algunos, el ácido azelaico causó ardor leve, prurito o irritación. Se necesita más investigación para concluir cuál de estos dos tratamientos es mejor.

La ivermectina, un tratamiento nuevo, fue más efectiva que placebo y ligeramente más efectiva que el metronidazol. Se observó que otro tratamiento recién registrado llamado brimonidina, especialmente para reducir el rubor, funciona hasta 12 horas después de su aplicación.

Tratamientos orales

Los antibióticos como la tetraciclina, una dosis baja de doxiciclina o una dosis baja de minociclina redujeron el número de granos y pústulas. La doxiciclina a dosis baja (40 mg) probablemente fue igual de efectiva que la dosis de 100 mg, aunque con muchos menos efectos secundarios de diarrea y náuseas. La azitromicina puede ser igual de efectiva que 100 mg de doxiciclina, aunque solamente un estudio consideró este tratamiento y se necesitan estudios de mejor calidad para confirmar estos datos.

Una dosis baja de isotretinoína (0,3 mg/kg), un fármaco relacionado con la vitamina A, pareció ser ligeramente más efectiva que 50 a 100 mg de doxiciclina para tratar los granos y las pústulas. Sin embargo, se deben tomar precauciones adicionales con respecto a la anticoncepción en las pacientes en edad fértil debido a que se conoce que este fármaco causa malformaciones en el feto.

Terapias basadas en luz

El tratamiento con láser y el tratamiento con luz intensa pulsada fueron efectivos para el tratamiento de la telangiectasia, aunque los estudios que examinaron estos tratamientos solamente informaron datos limitados.

Rosácea de los ojos o de los párpados, o ambas (rosácea ocular)

Se necesitan estudios de mejor calidad sobre la rosácea ocular, aunque la emulsión oftálmica de ciclosporina al 0,05% pareció ser más efectiva que las lágrimas artificiales.

Calidad de la evidencia

La calidad de las pruebas de varios resultados se consideró de muy baja a alta. Hubo pruebas de alta calidad para el ácido azelaico, la ivermectina tópica, la brimonidina, la doxiciclina y la isotretinoína. Las pruebas de calidad más baja sobre otros tratamientos se debieron principalmente a que hubo pocos pacientes en los estudios, lo cual dio lugar a que los resultados sean menos precisos, y a la falta de cegamiento (los pacientes sabían qué tratamientos recibían).

Conclusiones de los autores: 

Hubo pruebas de alta calidad para apoyar la efectividad del ácido azelaico tópico, la ivermectina tópica, la brimonidina, la doxiciclina y la isotretinoína para la rosácea. Hubo pruebas de calidad moderada disponibles sobre el metronidazol tópico y la tetraciclina oral. Hubo pruebas de baja calidad sobre la minociclina a dosis baja, el tratamiento con láser y luz intensa pulsada y la emulsión oftálmica de ciclosporina para la rosácea ocular. El tiempo necesario para lograr una respuesta y la duración de la respuesta se deben considerar de forma más completa, con un informe más riguroso de los eventos adversos. Se justifica la realización de estudios adicionales sobre el tratamiento de la rosácea ocular.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La rosácea es un trastorno crónico frecuente de la piel que afecta el rostro, caracterizada por la aparición de rubor, enrojecimiento, granos, pústulas y vasos sanguíneos dilatados. Los ojos se ven con frecuencia comprometidos, y en algunos pacientes puede presentarse engrosamiento de la piel con aumento de volumen (fimosis), especialmente de la nariz. Se dispone de varias opciones de tratamiento, pero no está claro cuáles son las más efectivas.

Objetivos: 

Evaluar la eficacia y la seguridad de los tratamientos para la rosácea.

Estrategia de búsqueda (: 

Se actualizaron las búsquedas, hasta julio 2014, de: registro especializado del Grupo Cochrane de Piel (Cochrane Skin Group), CENTRAL en The Cochrane Library (2014, número 6), MEDLINE (desde 1946), EMBASE (desde 1974), y Science Citation Index (desde 1988). Se hicieron búsquedas en cinco registros de ensayos y se verificaron las listas de referencias de estudios relevantes adicionales.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados con asignación aleatoria en pacientes con rosácea de moderada a grave.

Obtención y análisis de los datos: 

La selección de estudios, extracción de datos, evaluación del riesgo de sesgo y análisis fueron realizados de forma independiente por los dos autores de la revisión.

Resultados principales: 

Se incluyeron 106 estudios con 13 631 participantes. Los tamaños de la muestra de 30 a 100 y la duración del estudio de dos a tres meses fueron los más frecuentes. Se incluyeron más mujeres que hombres, la media de la edad fue 48,6 años y la mayoría presentaba rosácea papulopustular, seguida de rosácea eritematotelangiectásica.

Se evaluó un amplia gama de comparaciones (67). Intervenciones tópicas: metronidazol, ácido azelaico, ivermectina, brimonidina u otros tratamientos tópicos. Intervenciones sistémicas: antibióticos orales, combinaciones con tratamientos tópicos u otros tratamientos sistémicos, es decir isotretinoína. Varios estudios evaluaron el tratamiento con láser o basado en luz.

La mayoría de los estudios (57/106) se evaluó como de "riesgo de sesgo incierto", 37 como de "alto riesgo" y 12 como de "bajo riesgo". Veintidós estudios no proporcionaron datos utilizables o recuperables, es decir, no consideraron los resultados de esta revisión, no informaron datos por separado sobre la rosácea o los datos en los resúmenes fueron limitados.

Once estudios evaluaron el resultado primario "cambio en la calidad de vida", 52 estudios examinaron los cambios evaluados por los participantes en la gravedad de la rosácea y casi todos los estudios analizaron los eventos adversos, aunque a menudo solamente se proporcionaron datos limitados. En la mayoría de las comparaciones no hubo diferencias estadísticamente significativas en el número de eventos adversos, la mayoría fueron leves y transitorios. Las evaluaciones de los médicos, incluyendo las evaluaciones generales de los investigadores, los recuentos de la lesión y el eritema, se evaluaron en tres cuartas partes de los estudios; aunque el tiempo necesario para la mejoría y la duración de la remisión se informaron de forma incompleta o no se informaron.

La calidad del grupo de pruebas se consideró moderada a alta para la mayoría de los resultados, aunque para algunos resultados fue baja a muy baja.

Los datos de varios resultados solamente se pudieron agrupar para el metronidazol tópico y el ácido azelaico. Se observó que ambos fueron más efectivos que el placebo en la rosácea papulopustular (pruebas de calidad moderada para el metronidazol y de calidad alta para el ácido azelaico). Los datos agrupados de las evaluaciones de los médicos en tres ensayos demostraron que el metronidazol fue más efectivo en comparación con placebo (cociente de riesgos [CR] 1,98; intervalo de confianza [IC] del 95%: 1,29 a 3,02). Cuatro ensayos proporcionaron datos sobre las evaluaciones de los participantes que indicaron que el ácido azelaico fue más efectivo que placebo (CR 1,46; IC del 95%: 1,30 a 1,63). Los resultados de tres estudios fueron contradictorios en cuanto a cuál de estos dos tratamientos fue más efectivo.

Dos estudios mostraron una mejoría estadísticamente significativa y clínicamente importante a favor de la ivermectina tópica en comparación con placebo (pruebas de alta calidad). Las evaluaciones de los participantes en estos estudios mostraron un CR de 1,78 (IC del 95%: 1,50 a 2,11) y un CR de 1,92 (IC del 95%: 1,59 a 2.32), que fueron apoyadas por las evaluaciones de los médicos. Según un estudio, la ivermectina tópica pareció ser ligeramente más efectiva que el metronidazol tópico para la rosácea papulopustular en la mejoría de la calidad de vida y los resultados evaluados por el participante y el médico (pruebas de alta calidad para estos resultados).

La brimonidina tópica en dos estudios fue más efectiva que el vehículo para reducir el eritema en la rosácea en todos los puntos temporales luego de 12 horas (pruebas de alta calidad). A las tres horas las evaluaciones de los participantes presentaron un CR de 2,21 (IC del 95%: 1,52 a 3,22) y un CR de 2,00 (IC del 95%: 1,33 a 3,01) a favor de la brimonidina. Las evaluaciones de los médicos confirmaron estos datos. No hubo retorno ni empeoramiento del eritema después de la interrupción del tratamiento.

El fosfato de clindamicina tópico combinado con tretinoína no se consideró efectivo en comparación con placebo (pruebas de calidad moderada).

La emulsión oftálmica de ciclosporina tópica demostró efectividad y una mejoría en la calidad de vida de los pacientes con rosácea ocular (pruebas de baja calidad).

De las comparaciones que evaluaron los tratamientos orales para la rosácea papulopustular se obtuvieron pruebas de calidad moderada de que la tetraciclina fue efectiva, aunque estos datos se basaron en dos estudios antiguos de corta duración. Las evaluaciones realizadas por los médicos en dos ensayos indicaron que al parecer la doxiciclina fue significativamente más efectiva que placebo (CR 1,59; IC del 95%: 1,02 a 2,47 y CR 2,37; IC del 95%: 1,12 a 4,99) (pruebas de alta calidad). No hubo diferencias estadísticamente significativas en cuanto a la efectividad entre las dosis de 100 mg y 40 mg de doxiciclina, aunque se encontraron pruebas de menos efectos adversos con la dosis inferior (CR 0,25; IC del 95%: 0,11 a 0,54) (pruebas de baja calidad). Hubo pruebas de muy baja calidad de un estudio (evaluado como riesgo alto de sesgo) de que la doxiciclina de 100 mg mostró la misma efectividad que la azitromicina. La minociclina a dosis baja (45 mg) fue efectiva para la rosácea papulopustular (pruebas de baja calidad).

La tetraciclina oral se comparó con metronidazol tópico en cuatro estudios y no mostró diferencias estadísticamente significativas entre los dos tratamientos en los resultados (pruebas de calidad baja a moderada).

La isotretinoína a dosis baja se consideró ligeramente más efectiva que la doxiciclina de 50 a 100 mg por los participantes (CR 1,23; IC del 95%: 1,05 a 1,43) y por los médicos (CR 1,18; IC del 95%: 1,03 a 1,36) (pruebas de alta calidad).

El láser de colorante pulsado fue más efectivo que el láser itrium-aluminio-granate (Nd:YAG, por sus siglas en inglés) según un estudio, y pareció ser igual de efectivo que el tratamiento con luz intensa pulsada (ambas pruebas de baja calidad).

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save