Regímenes de antibióticos para el tratamiento de la infección intraamniótica

Los antibióticos se utilizan para prevenir las complicaciones potencialmente mortales para la madre y el recién nacido cuando el líquido amniótico está infectado, pero no se sabe qué antibiótico es mejor

El líquido amniótico es el "agua" que rodea al feto dentro del útero. Si este líquido se infecta, puede ser potencialmente mortal para la madre y el feto, que debería nacer dentro de las 12 horas. La infección puede originarse por bacterias que se introducen desde la vagina hacia el útero, o por medio de un procedimiento médico que penetra las membranas ("bolsa" alrededor del feto y los líquidos). Los antibióticos reducen el riesgo de complicaciones peligrosas para la madre y el bebé. La revisión halló que no existen pruebas suficientes de los ensayos para mostrar qué antibiótico es mejor o si debe administrarse antes o después del nacimiento.

Conclusiones de los autores: 

Las conclusiones que pueden establecerse de este metanálisis son limitadas, debido al número reducido de estudios. Para ninguno de los resultados se vio una diferencia estadísticamente significativa entre las diferentes intervenciones. Cuando se realiza el diagnóstico de infección intraamniótica, el consenso actual es para la administración intraparto de los antibióticos; sin embargo, los resultados de esta revisión no apoyan ni refutan esto, aunque hubo una tendencia hacia mejores resultados neonatales cuando los antibióticos se administraron intraparto. Ninguna recomendación puede hacerse acerca del régimen antimicrobiano más apropiado para decidir cómo tratar la infección intraamniótica.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La infección intraamniótica se asocia con la morbilidad materna y sepsis neonatal, neumonía y muerte. Aunque se acepta el tratamiento con antibióticos como estándar de atención, se han realizado pocos estudios para evaluar la efectividad de los diferentes regímenes de antibióticos para esta infección y para determinar si se deberían administrar antibióticos intraparto o postparto.

Objetivos: 

Estudiar los efectos de los diferentes regímenes de antibióticos maternos para la infección intraamniótica sobre la morbilidad y la mortalidad materna y perinatal.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el registro de ensayos del Grupo Cochrane de Embarazo y Parto (Cochrane Pregnancy and Childbirth Group) (mayo 2002) y en el Registro Cochrane de Ensayos Controlados (Cochrane Controlled Trials Register) (La Cochrane Library, Número 2, 2002).

Criterios de selección: 

Se incluyeron los ensayos donde había una comparación aleatoria de los diferentes regímenes de antibióticos para tratar a mujeres con diagnóstico de infección intraamniótica. La medida principal de resultado primario fue la morbilidad perinatal.

Obtención y análisis de los datos: 

Los autores obtuvieron los datos de cada publicación de forma independiente.

Resultados principales

Se incluyeron dos ensayos elegibles (181 mujeres) en esta revisión. No se identificaron ensayos que compararan el tratamiento antibiótico con ausencia de tratamiento. El tratamiento intraparto con antibióticos para la infección intraamniótica se asoció con una reducción de la sepsis neonatal (riesgo relativo [RR] 0,08; intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,00; 1,44) y la neumonía (RR 0,15; IC del 95%: 0,01; 2,92), en comparación con el tratamiento administrado de inmediato tras el parto, pero estos resultados no alcanzaron significación estadística (número de mujeres estudiadas = 45). No hubo diferencia en la incidencia de bacteriemia materna (RR 2,19; IC: 0,25; 19,48). No hubo diferencia en los resultados de sepsis neonatal (RR 2,16; IC del 95%: 0,20; 23,21) o de muerte neonatal (RR 0,72; IC del 95%: 0,12; 4,16) entre un régimen con y sin actividad anaerobia (número de mujeres estudiadas = 133). Hubo una tendencia hacia una disminución en la incidencia de la endometritis postparto en las mujeres que recibieron tratamiento con ampicilina, gentamicina y clindamicina, en comparación con la ampicilina y la gentamicina sola, pero esto no alcanzó significación estadística (RR 0,54; IC del 95%: 0,19; 1,49).

Conclusiones de los autores

Las conclusiones que pueden establecerse de este metanálisis son limitadas, debido al número reducido de estudios. Para ninguno de los resultados se vio una diferencia estadísticamente significativa entre las diferentes intervenciones. Cuando se realiza el diagnóstico de infección intraamniótica, el consenso actual es para la administración intraparto de los antibióticos; sin embargo, los resultados de esta revisión no apoyan ni refutan esto, aunque hubo una tendencia hacia mejores resultados neonatales cuando los antibióticos se administraron intraparto. Ninguna recomendación puede hacerse acerca del régimen antimicrobiano más apropiado para decidir cómo tratar la infección intraamniótica.

Esta revisión debería citarse como:Hopkins L, Smaill FLa Biblioteca Cochrane PlusThe Cochrane Library
Resultados principales: 

Se incluyeron dos ensayos elegibles (181 mujeres) en esta revisión. No se identificaron ensayos que compararan el tratamiento antibiótico con ausencia de tratamiento. El tratamiento intraparto con antibióticos para la infección intraamniótica se asoció con una reducción de la sepsis neonatal (riesgo relativo [RR] 0,08; intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,00; 1,44) y la neumonía (RR 0,15; IC del 95%: 0,01; 2,92), en comparación con el tratamiento administrado de inmediato tras el parto, pero estos resultados no alcanzaron significación estadística (número de mujeres estudiadas = 45). No hubo diferencia en la incidencia de bacteriemia materna (RR 2,19; IC: 0,25; 19,48). No hubo diferencia en los resultados de sepsis neonatal (RR 2,16; IC del 95%: 0,20; 23,21) o de muerte neonatal (RR 0,72; IC del 95%: 0,12; 4,16) entre un régimen con y sin actividad anaerobia (número de mujeres estudiadas = 133). Hubo una tendencia hacia una disminución en la incidencia de la endometritis postparto en las mujeres que recibieron tratamiento con ampicilina, gentamicina y clindamicina, en comparación con la ampicilina y la gentamicina sola, pero esto no alcanzó significación estadística (RR 0,54; IC del 95%: 0,19; 1,49).

Tools
Information
Share/Save