Amniotomía más oxitocina intravenosa para la inducción del trabajo de parto

La oxitocina intravenosa y la amniotomía son comparables con otros métodos utilizados en el tercer trimestre (a término) para inducir el trabajo de parto.

Algunas veces es necesario ayudar a que comience al trabajo de parto. Existen numerosos métodos utilizados que hacen que el cuello madure o que el útero comience a contraerse. La oxitocina es un fármaco usado para estimular las contracciones del útero. La amniotomía (rotura de las bolsas de las aguas) ayuda a inducir las contracciones. La revisión de los ensayos encontró que la oxitocina combinada con la amniotomía, es comparable con otras formas de inducción del trabajo de parto. Sin embargo, los riesgos adversos de la amniotomía incluyen dolor y molestia, hemorragias, posible infección uterina y disminución en la frecuencia cardíaca del recién nacido. El riesgo de infección después de la amniotomía es particularmente importante en áreas donde existe alta prevalencia de VIH.

Conclusiones de los autores: 

Son escasos los datos sobre la efectividad y seguridad de la amniotomía y la oxitocina intravenosa . No se pueden hacer recomendaciones para la práctica clínica sobre la base de esta revisión. La amniotomía y la oxitocina intravenosa es una combinación de dos métodos de inducción del trabajo de parto y ambos métodos se utilizan en la práctica clínica. Si se continúan usando es importante comparar la efectividad y seguridad de estos métodos y definir en qué circunstancias clínicas puede uno ser preferible al otro.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La inducción del trabajo de parto es una intervención obstétrica frecuente. La amniotomía sola para la inducción del trabajo de parto se revisó de manera separada y la oxitocina sola para la inducción del trabajo de parto está siendo preparada para su inclusión en The Cochrane Library. Esta revisión analiza el uso de la combinación de estos dos métodos para la inducción del trabajo de parto en el tercer trimestre. ésta forma parte de una serie de revisiones de métodos de maduración cervical e inducción del trabajo de parto usando metodologías estandarizadas.

Objetivos: 

Determinar, a partir de la mejor evidencia disponible, la eficacia y seguridad de la amniotomía y la oxitocina intravenosa para la inducción del trabajo de parto en el tercer trimestre.

Estrategia de búsqueda (: 

Se investigaron el Registro de Ensayos Clínicos del Grupo Cochrane de Embarazo y Parto (The Cochrane Pregnancy and Childbirth Group Trials Register), el Registro Cochrane de Ensayos Controlados (Cochrane Controlled Trials Register) y las listas de referencia de los artículos. Fecha de la última búsqueda: mayo 2001.

Criterios de selección: 

Los criterios para la inclusión fueron: (1) ensayos clínicos que compararon amniotomía más oxitocina intravenosa usada para la maduración cervical o la inducción del trabajo de parto en el tercer trimestre con placebo/ no tratamiento u otros métodos listados en una lista predefinida de métodos de inducción del trabajo de parto; (2) ubicación aleatoria al grupo tratamiento o al grupo control; (3) encubrimiento adecuado de la asignación; (4) violaciones del manejo asignado que no fueron suficientes para afectar materialmente las conclusiones; (5) reporte de medidas de resultado clínicamente sobresalientes; (6) datos disponibles para el análisis acorde a la asignación aleatoria; (7) datos perdidos que no fueron suficientes para afectar materialmente las conclusiones.

Obtención y análisis de los datos: 

La evaluación de la calidad del estudio y la extracción de los datos fue realizada por ambos revisores. Se desarrolló una estrategia para lidiar con el gran volumen y complejidad de los datos de los ensayos relacionados con la inducción del trabajo de parto. La misma incluyó un método de dos etapas de extracción de datos. La extracción de datos inicial se hizo de forma central, y se incorporó a una serie de revisiones primarias ordenadas de acuerdo con los métodos de inducción del trabajo de parto, siguiendo una metodología estandarizada. Los datos extraídos de las revisiones primarias se volcaron a una serie de revisiones secundarias, ordenadas de acuerdo con la categoría de la mujer.

Resultados principales

Se incluyeron diecisiete ensayos que involucraron a 2566 mujeres. Se encontró que la amniotomía y la oxitocina intravenosa provocaron más partos vaginales a las 24 horas que la amniotomía sola, (riesgo relativo (RR) 0.03, intervalo de confianza de 95% (IC) 0.001-0.49). Estos hallazgos se basaron en los resultados de un único estudio de 100 mujeres. Con respecto a los resultados secundarios la amniotomía y la oxitocina intravenosa provocaron que menos mujeres tuvieran partos vaginales instrumentales que con placebo (RR 0.18, IC 0.05-0.58). La amniotomía y la oxitocina intravenosa provocaron más hemorragia postparto que las prostaglandinas vaginales (RR 5.5, IC 1.26-24.07). También hubo más insatisfacción por parte de las mujeres con la amniotomía y la oxitocina intravenosa cuando se compararon con prostaglandinas vaginales, lo cual fue significativo RR 53, IC 3.32-846.51.

Conclusiones de los autores

Son escasos los datos sobre la efectividad y seguridad de la amniotomía y la oxitocina intravenosa . No se pueden hacer recomendaciones para la práctica clínica sobre la base de esta revisión. La amniotomía y la oxitocina intravenosa es una combinación de dos métodos de inducción del trabajo de parto y ambos métodos se utilizan en la práctica clínica. Si se continúan usando es importante comparar la efectividad y seguridad de estos métodos y definir en qué circunstancias clínicas puede uno ser preferible al otro.

Esta revisión debería citarse como:Howarth GR, Botha DJLa Biblioteca Cochrane PlusThe Cochrane Library
Resultados principales: 

Se incluyeron diecisiete ensayos que involucraron a 2566 mujeres. Se encontró que la amniotomía y la oxitocina intravenosa provocaron más partos vaginales a las 24 horas que la amniotomía sola, (riesgo relativo (RR) 0.03, intervalo de confianza de 95% (IC) 0.001-0.49). Estos hallazgos se basaron en los resultados de un único estudio de 100 mujeres. Con respecto a los resultados secundarios la amniotomía y la oxitocina intravenosa provocaron que menos mujeres tuvieran partos vaginales instrumentales que con placebo (RR 0.18, IC 0.05-0.58). La amniotomía y la oxitocina intravenosa provocaron más hemorragia postparto que las prostaglandinas vaginales (RR 5.5, IC 1.26-24.07). También hubo más insatisfacción por parte de las mujeres con la amniotomía y la oxitocina intravenosa cuando se compararon con prostaglandinas vaginales, lo cual fue significativo RR 53, IC 3.32-846.51.

Tools
Information
Share/Save