Amniotomía más oxitocina intravenosa para la inducción del trabajo de parto

La oxitocina y la amniotomía intravenosa se comparan bien con otras formas utilizadas en el tercer trimestre (a término) para provocar el trabajo de parto.

A veces es necesario ayudar a iniciar el trabajo de parto. Existen varios métodos que maduran el cuello uterino o hacen que el útero comience a contraerse. La oxitocina es un fármaco que se utiliza para estimular las contracciones del útero. La amniotomía (romper la bolsa de las aguas) ayuda a provocar contracciones. La revisión de los ensayos encontró que la oxitocina combinada con amniotomía se compara bien con otras formas de inducción del trabajo de parto. Sin embargo, los riesgos adversos de la amniotomía incluyen dolor y malestar, hemorragia, posible infección en el útero y disminución de la frecuencia cardíaca del feto. El riesgo de infección después de una amniotomía es particularmente importante en áreas donde el VIH es prevalente.

Conclusiones de los autores: 

Faltan datos sobre la efectividad y la seguridad de la amniotomía y la oxitocina intravenosa. No es posible hacer recomendaciones para la práctica clínica sobre la base de esta revisión. La amniotomía y la oxitocina intravenosa es una combinación de dos métodos de inducción del trabajo de parto y ambos métodos se utilizan en la práctica clínica. Si se va a seguir utilizando, es importante comparar la efectividad y la seguridad de estos métodos y definir en qué circunstancias clínicas puede ser preferible uno a otro.

[Nota: Las tres citas en la sección "En espera de clasificación" de la revisión pueden alterar las conclusiones de la revisión una vez evaluadas.]

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La inducción del trabajo de parto es una intervención frecuente en la práctica obstétrica. La amniotomía sola para la inducción del trabajo de parto se examina por separado y la oxitocina sola para la inducción del trabajo de parto se está preparando para su inclusión en The Cochrane Library. Esta revisión abordará el uso de la combinación de estos dos métodos para la inducción del trabajo de parto en el tercer trimestre. Esta revisión forma parte de una serie de revisiones sobre métodos de maduración uterina y de inducción del trabajo de parto que utiliza una metodología estandarizada.

Objetivos: 

Determinar, a partir de la mejor evidencia disponible, la eficacia y la seguridad de la amniotomía y la oxitocina intravenosa para la inducción del trabajo de parto en el tercer trimestre.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el registro de ensayos del Grupo Cochrane de Embarazo y Parto (Cochrane Pregnancy and Childbirth Group), en el Registro Cochrane de Ensayos Controlados (Cochrane Controlled Trials Register) y en las listas de referencias de los artículos. Fecha de la última búsqueda: mayo 2001. La búsqueda en el Registro de Ensayos del Grupo de Embarazo y Parto se actualizó el 21 de septiembre 2009 y los resultados se agregaron a la sección "En espera de clasificación" de la revisión.

Criterios de selección: 

Ensayos clínicos que compararon la amniotomía más la oxitocina intravenosa utilizadas para la maduración cervical o la inducción del trabajo de parto en el tercer trimestre con placebo/ningún tratamiento u otros métodos enumerados anteriormente en una lista predefinida de métodos de inducción del trabajo de parto.

Obtención y análisis de los datos: 

Un autor de la revisión realizó la evaluación de la calidad de los ensayos y la extracción de los datos. Se desarrolló una estrategia para poder trabajar con el gran volumen y la complejidad de los datos de los ensayos relacionados con la inducción del trabajo de parto. Este hecho implicó un método de obtención de datos en dos pasos. La extracción inicial de los datos se realizó de forma centralizada y se incorporó a una serie de revisiones primarias organizadas según los métodos de inducción del trabajo de parto, mediante una metodología estandarizada. Luego se extrajeron los datos de las revisiones primarias en una serie de revisiones secundarias, organizados por categoría de mujer.

Resultados principales: 

Se incluyeron diez 17 ensayos con 2566 mujeres. Se encontró que la amniotomía y la oxitocina intravenosa provocan que menos mujeres no tengan un parto vaginal a las 24 horas en comparación con la amniotomía sola (riesgo relativo [RR] 0,03; intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,001 a 0,49). Este hallazgo se basó en los resultados de un solo estudio con 100 mujeres. Con respecto a los resultados secundarios, la amniotomía y la oxitocina intravenosa produjeron significativamente menos partos vaginales instrumentales que placebo (RR 0,18; IC del 95%: 0,05 a 0,58). La amniotomía y la oxitocina intravenosa produjeron más hemorragias posparto que las prostaglandinas vaginales (RR 5,5; IC del 95%: 1,26 a 24,07). También hubo un número significativamente mayor de mujeres no satisfechas con la amniotomía y la oxitocina intravenosa, en comparación con las prostaglandinas vaginales (RR 53; IC del 95%: 3,32 a 846,51).

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save