Efecto del tiempo adecuado para el pinzamiento del cordón umbilical y otras estrategias para influir en la transfusión placentaria durante el parto prematuro en los resultados maternos y del lactante

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.

En la matriz, la sangre del recién nacido fluye a través del cordón umbilical a y desde el recién nacido y la placenta, lo cual le provee oxígeno y nutrición al recién nacido a partir de la sangre de la madre. Si no se realiza el pinzamiento del cordón umbilical poco tiempo después del parto, parte de la sangre de la placenta pasa al recién nacido (lo cual se denomina transfusión placentaria) para aumentar el volumen sanguíneo del recién nacido y ayudar a que la sangre fluya a los órganos importantes del recién nacido incluidos los pulmones. Durante muchos años, la atención estándar durante la expulsión de la placenta ha sido el pinzamiento del cordón en el momento del parto. Esta revisión considera el pinzamiento tardío del cordón para permitir más transfusión placentaria en comparación con el pinzamiento inmediato del cordón. La otra intervención considerada es la "compresión del cordón" que significa que el cuidador sostiene el cordón y lo presiona hacia abajo para que la sangre del cordón pase al recién nacido. En esta revisión se incluyeron 15 ensayos controlados aleatorios con 738 recién nacidos prematuros entre las semanas 24 y 36 de gestación por cesárea o parto vaginal. Estos estudios compararon a los recién nacidos en los que se realizó el pinzamiento del cordón pocos segundos después del parto con los recién nacidos en los que el pinzamiento del cordón se realizó después de un retraso de al menos 30 segundos. El máximo retraso en el pinzamiento del cordón fue de 180 segundos. La administración de sangre adicional a los recién nacidos mediante el pinzamiento tardío del cordón o la compresión del cordón antes del pinzamiento parecieron ayudar a los recién nacidos a adaptarse a su nuevo entorno. Menos recién nacidos necesitaron transfusiones por anemia, y se redujo el riesgo de hemorragia cerebral (hemorragia intraventricular) y el riesgo de enterocolitis necrosante (una infección grave en el intestino). Los ensayos tuvieron un riesgo poco claro de sesgo y se utilizaron definiciones de resultado variadas. Se necesitan estudios adicionales que comparen los métodos de administración de sangre placentaria a los recién nacidos para observar cuál presenta el mayor beneficio.

Conclusiones de los autores: 

La administración de sangre placentaria adicional al recién nacido prematuro, mediante el retraso del pinzamiento del cordón en 30 a 120 segundos en lugar del pinzamiento temprano, parece asociarse con menos necesidad de transfusión, mejor estabilidad circulatoria, menos hemorragia intraventricular (todos los grados) y menor riesgo de enterocolitis necrosante. Sin embargo, no hubo datos suficientes para establecer conclusiones fiables acerca de los efectos comparativos de cualquiera de los resultados primarios para esta revisión.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

No está claro cuál es el momento óptimo para el pinzamiento del cordón umbilical durante el parto prematuro. El pinzamiento temprano permite la transferencia inmediata del lactante al neonatólogo. El pinzamiento tardío permite que continúe el flujo sanguíneo entre la placenta, el cordón umbilical y el recién nacido. La sangre que se transfiere al recién nacido entre el parto y el pinzamiento del cordón se denomina transfusión placentaria. La transfusión placentaria puede mejorar el volumen circulante en el momento del nacimiento, lo cual a su vez puede mejorar el resultado para los lactantes prematuros.

Objetivos: 

Evaluar los efectos a corto y a largo plazo del pinzamiento temprano en lugar de tardío o la compresión del cordón umbilical para los lactantes nacidos antes de las 37 semanas completas de gestación y sus madres.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el registro de ensayos del Grupo Cochrane de Embarazo y Parto (Cochrane Pregnancy and Childbirth Group) (el 31 de mayo de 2011). Esta búsqueda se actualizó el 26 de junio de 2012 y los resultados se añadieron en la sección pendiente de clasificación.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorios que compararon el pinzamiento temprano versus tardío del cordón umbilical y otras estrategias para influir la transfusión placentaria en los partos antes de las 37 semanas completas de gestación.

Obtención y análisis de los datos: 

Tres revisores evaluaron la elegibilidad y la calidad del ensayo.

Resultados principales: 

Se eligieron quince estudios (738 niños) para su inclusión. Las participantes se encontraban entre las 24 y 36 semanas de gestación en el momento del parto. El máximo retraso en el pinzamiento del cordón fue de 180 segundos. El pinzamiento tardío del cordón se asoció con menos lactantes que requirieron transfusiones por anemia (siete ensayos, 392 lactantes; cociente de riesgos [CR] 0,61; intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,46 a 0,81), menos hemorragia intraventricular (diagnóstico mediante ecografía de todos los grados) diez ensayos, 539 lactantes (CR 0,59; IC del 95%: 0,41 a 0,85) y menor riesgo de enterocolitis necrosante (cinco ensayos, 241 lactantes, CR 0,62; IC del 95%: 0,43 a 0,90) en comparación con el pinzamiento inmediato. Sin embargo, la concentración máxima de bilirrubina fue mayor para los lactantes asignados al pinzamiento tardío del cordón en comparación con el pinzamiento inmediato (siete ensayos, 320 lactantes, diferencia de medias 15,01 mmol/L, IC del 95%: 5,62 a 24,40). Para la mayoría de los resultados restantes (incluidos los resultados primarios de la mortalidad infantil, la hemorragia intraventricular grave [grado tres a cuatro] y la leucomalacia periventricular) no se identificaron diferencias claras entre los grupos; aunque para muchos hubo un informe incompleto e IC amplios. El resultado después del alta hospitalaria se informó para un estudio pequeño; no hubo diferencias significativas entre los grupos en las puntuaciones medias de Bayley II a la edad de siete meses (corregidas para la gestación al momento del parto [58 niños]).

Ningún estudio informó los resultados para las mujeres.

Share/Save