Agentes de inducción de la ovulación orales versus inyectables para la subfertilidad de causa desconocida

En muchos casos de parejas que no logran concretar el embarazo, las investigaciones no revelan una causa específica (infertilidad de causa desconocida). Una opción de tratamiento para estas parejas es que a la mujer se le administren fármacos para incrementar el número de óvulos que produce en cada ciclo. Este tratamiento a veces también se combina con una técnica de purificación del esperma de la pareja, que luego se inyecta a través del cuello uterino de la mujer durante su período fértil. Esta revisión de ensayos estudió cuál de estos tipos de fármacos, orales o inyectables, produjo el resultado más exitoso. La revisión no encontró beneficios significativos de la utilización de un tipo de fármaco (oral o inyectable) en comparación con el otro, aunque los datos de los ensayos fueron insuficientes. Se necesitan más investigaciones para examinar este interrogante.

Conclusiones de los autores: 

No existen pruebas suficientes que determinen la inferioridad o superioridad de los agentes orales respecto a los agentes inyectables en el tratamiento de la subfertilidad de causa desconocida. La información sobre los efectos perjudiciales es imprecisa, y sigue siendo compatible con grandes diferencias en ambas direcciones. Se necesitan ensayos mucho más amplios de los que se han realizado hasta el momento para proporcionar información acerca de los relativos efectos perjudiciales y beneficiosos.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Los agentes de inducción de la ovulación orales (antiestrógenos) e inyectables (gonadotropinas) se han utilizado para incrementar el número de óvulos que produce una mujer en cada ciclo, en el tratamiento de la subfertilidad de causa desconocida. Las ventajas significativas de un tipo de tratamiento sobre otro, en este contexto o con respecto a la fertilidad, son inciertas.

Objetivos: 

Evaluar la eficacia de los agentes de inducción de la ovulación orales versus inyectables para la subfertilidad de causa desconocida.

Estrategia de búsqueda (: 

Para la identificación de los ensayos controlados aleatorios pertinentes se utilizó la estrategia de búsqueda del Grupo Cochrane de Trastornos Menstruales y Subfertilidad (GTMS) (Menstrual Disorders and Subfertility Group).

Criterios de selección: 

Se consideraron para la inclusión en la revisión todos los ensayos que compararon agentes de inducción de la ovulación orales con agentes de inducción de la ovulación inyectables, en grupos de tratamiento generados por asignación al azar y constituidos por parejas con subfertilidad de causa desconocida.

Obtención y análisis de los datos: 

En esta revisión se detectaron e incluyeron cinco ensayos controlados aleatorios, en los que participaron 231 parejas con subfertilidad de causa desconocida. Todos los ensayos se evaluaron según criterios de calidad. Los resultados estudiados fueron embarazo, nacidos vivos, aborto espontáneo, parto múltiple, aparición del síndrome de hiperestimulación ovárica (SHEO) e interrupción del ciclo.

Resultados principales

Al excluir los ensayos con cointervenciones importantes, no se observaron diferencias significativas respecto a las probabilidades de registrar resultados beneficiosos con los agentes de inducción de la ovulación orales versus inyectables: nacidos vivos por pareja (OR 0,06; IC del 95%: 0,00; 1,15), embarazo por mujer (OR 0,33; IC del 95%: 0,09; 1,20); o a las probabilidades de registrar resultados perjudiciales con los agentes inyectables versus orales: aborto espontáneo (OR 0,11; IC del 95%: 0,00; 2,84); no se informaron casos de parto múltiple, casos de hiperestimulación ovárica o interrupción del ciclo como resultado de la sobreestimulación.

Al no excluir los ensayos que implementaron la cointervención consistente en una inyección de gonadotropina coriónica humana inductora de la ovulación (administrada únicamente en el brazo de tratamiento con agentes de inducción de la ovulación inyectables), no se observaron diferencias significativas respecto a las probabilidades de registrar nacidos vivos por pareja (OR 0,40; IC del 95%: 0,15; 1,08). Sin embargo, los agentes de inducción de la ovulación orales habían reducido significativamente las probabilidades de embarazo por mujer, en comparación con los agentes de inducción de la ovulación inyectables (OR 0,41; IC del 95%: 0,17; 0,80). En cuanto a los resultados perjudiciales, no se observaron diferencias significativas respecto a las probabilidades de que se produzcan abortos espontáneos (OR 0,61; IC del 95%: 0,09; 4,01) y partos múltiples (OR 1,08; IC del 95%: 0,16; 7,03) con los agentes inyectables versus orales. No se dispuso de datos relacionados con la aparición del síndrome de hiperestimulación ovárica o la interrupción del ciclo.

Conclusiones de los autores

No existen pruebas suficientes que determinen la inferioridad o superioridad de los agentes orales respecto a los agentes inyectables en el tratamiento de la subfertilidad de causa desconocida. La información sobre los efectos perjudiciales es imprecisa, y sigue siendo compatible con grandes diferencias en ambas direcciones. Se necesitan ensayos mucho más amplios de los que se han realizado hasta el momento para proporcionar información acerca de los relativos efectos perjudiciales y beneficiosos.

Esta revisión debería citarse como:Athaullah N, Proctor M, Johnson NPLa Biblioteca Cochrane PlusThe Cochrane Library
Resultados principales: 

Al excluir los ensayos con cointervenciones importantes, no se observaron diferencias significativas respecto a las probabilidades de registrar resultados beneficiosos con los agentes de inducción de la ovulación orales versus inyectables: nacidos vivos por pareja (OR 0,06; IC del 95%: 0,00; 1,15), embarazo por mujer (OR 0,33; IC del 95%: 0,09; 1,20); o a las probabilidades de registrar resultados perjudiciales con los agentes inyectables versus orales: aborto espontáneo (OR 0,11; IC del 95%: 0,00; 2,84); no se informaron casos de parto múltiple, casos de hiperestimulación ovárica o interrupción del ciclo como resultado de la sobreestimulación.

Al no excluir los ensayos que implementaron la cointervención consistente en una inyección de gonadotropina coriónica humana inductora de la ovulación (administrada únicamente en el brazo de tratamiento con agentes de inducción de la ovulación inyectables), no se observaron diferencias significativas respecto a las probabilidades de registrar nacidos vivos por pareja (OR 0,40; IC del 95%: 0,15; 1,08). Sin embargo, los agentes de inducción de la ovulación orales habían reducido significativamente las probabilidades de embarazo por mujer, en comparación con los agentes de inducción de la ovulación inyectables (OR 0,41; IC del 95%: 0,17; 0,80). En cuanto a los resultados perjudiciales, no se observaron diferencias significativas respecto a las probabilidades de que se produzcan abortos espontáneos (OR 0,61; IC del 95%: 0,09; 4,01) y partos múltiples (OR 1,08; IC del 95%: 0,16; 7,03) con los agentes inyectables versus orales. No se dispuso de datos relacionados con la aparición del síndrome de hiperestimulación ovárica o la interrupción del ciclo.

Tools
Information
Share/Save