¿El asesoramiento telefónico ayuda a las personas a dejar de fumar?

Antecedentes

Se dispone de varias intervenciones para ayudar a los individuos a dejar de fumar. El uso de llamadas telefónicas es una de las intervenciones, que consiste en brindar información, asesoramiento y ayuda para dejar de fumar. Los individuos pueden realizar llamadas a las líneas para dejar de fumar o inscribirse para recibir llamadas de los asesores. Se buscó determinar si el asesoramiento telefónico puede ayudar a los individuos a dejar de fumar. La búsqueda de evidencia más reciente se realizó en mayo de 2018.

Características de los estudios

Se encontraron 104 estudios (con 111 653 participantes) que analizaron el efecto de cualquier tipo de asesoramiento telefónico. Los participantes eran en su mayoría fumadores adultos de la población general, pero algunos estudios también incorporaron adolescentes, embarazadas y pacientes con enfermedades crónicas o mentales.

Algunos estudios incorporaron a participantes que habían llamado a líneas de ayuda para recibir asesoramiento sobre tabaquismo (líneas para dejar de fumar). Otros estudios incluyeron a personas que no habían llamado a líneas para dejar de fumar, pero recibían llamadas de los asesores u otros profesionales sanitarios.

Aunque algunos estudios brindaron asesoramiento telefónico solo, muchos otros ofrecieron asesoramiento telefónico junto con un apoyo mínimo (volantes de autoayuda) o un apoyo más activo (asesoramiento presencial o medicamentos para dejar de fumar). El número de llamadas ofrecido varió de una sola a 12. Algunos estudios solo incorporaron a individuos que intentaban dejar de fumar, mientras otros ofrecieron apoyo incluso a los que no trataban de dejar de fumar activamente.

Era necesario que los estudios compararan grupos cuyos participantes tenían características similares al comienzo del estudio, investigaran si los participantes habían dejado de fumar durante al menos seis meses, e idealmente examinarían si los individuos habían dejado de fumar con análisis de sangre u orina.

Se consideró que pocos estudios estaban bien diseñados y realizados. La mayoría tenía al menos un problema que podría haber afectado los resultados.

Resultados clave

En los individuos que habían llamado a líneas de ayuda, la provisión de asesoramiento telefónico adicional aumentó la probabilidad de dejar de fumar de un 7% a un 10%. En los individuos que no habían llamado a una línea de ayuda, pero recibieron llamadas telefónicas de los asesores u otros profesionales sanitarios, la probabilidad de dejar de fumar aumentó de un 11% a un 14%. En los estudios con comparaciones directas de más llamadas versus menos llamadas, fue más probable que las personas a las que se les ofrecieron más llamadas (tres a cinco) dejaran de fumar que las que recibieron solo una llamada. El asesoramiento telefónico parece aumentar las perspectivas de abandono del hábito de fumar, si los individuos están motivados a dejarlo o reciben otro tipo de apoyo.

Certeza de la evidencia

La certeza general de la evidencia fue moderada, lo que significa que es probable que la investigación adicional tenga una repercusión significativa sobre las conclusiones.

Conclusiones de los autores: 

Hay evidencia de certeza moderada de que el asesoramiento telefónico preventivo ayuda a los fumadores que buscan ayuda en líneas para dejar de fumar, y evidencia de certeza moderada de que el asesoramiento telefónico preventivo aumenta las tasas de abandono en los fumadores de otros contextos. La evidencia actual es insuficiente para evaluar las variaciones potenciales en el efecto de las diferencias en el número de contactos, el tipo o el momento del asesoramiento telefónico, o cuando se brinda asesoramiento telefónico como complemento a otras terapias para el abandono del hábito de fumar. La evidencia no fue concluyente con respecto al efecto del asesoramiento telefónico reactivo, debido al número limitado de estudios (lo que representa la dificultad para estudiar esta intervención).

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Los servicios telefónicos pueden proporcionar información y apoyo a los fumadores. El asesoramiento puede ser proporcionado de manera preventiva o ser ofrecido reactivamente a quienes llaman a las líneas de ayuda para el abandono del hábito de fumar.

Objetivos: 

La revisión evaluó el efecto del apoyo telefónico para ayudar a los fumadores a que abandonen el hábito, lo que incluyó asesoramiento preventivo o reactivo, o el suministro de otra información a los fumadores que llamaban a una línea de ayuda.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas en el registro especializado del Grupo Cochrane de Adicción al Tabaco (Cochrane Tobacco Addiction Group Specialised Register) para obtener estudios de asesoramiento telefónico, con el uso de términos de búsqueda que incluyeron "hotlines" o "quitline" o "helpline". Fecha de la búsqueda más reciente: mayo de 2018.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorios o cuasialeatorios que ofrecieron asesoramiento telefónico preventivo o reactivo a fumadores para el abandono del hábito de fumar.

Obtención y análisis de los datos: 

Se utilizaron los procedimientos metodológicos estándar previstos por la Colaboración Cochrane. Se agruparon los estudios con el modelo de efectos aleatorios y se evaluó la heterogeneidad estadística entre subgrupos de estudios comparables clínicamente mediante la estadística I2. En los ensayos con fumadores que no llamaron a un línea para dejar de fumar, se utilizó la metarregresión para investigar la moderación del efecto del asesoramiento telefónico por el número planificado de llamadas en la intervención, la selección de ensayos de los participantes que estaban motivados para abandonar el hábito y el apoyo inicial proporcionado junto con el asesoramiento telefónico (autoayuda sola, intervención presencial breve, farmacoterapia o incentivos económicos).

Resultados principales: 

Se identificaron 104 ensayos con 111 653 participantes, que cumplieron los criterios de inclusión. Los participantes eran en su mayoría fumadores adultos de la población general, pero algunos estudios también incorporaron adolescentes, embarazadas y pacientes con enfermedades crónicas o mentales. El riesgo de sesgo fue alto en la mayoría de los ensayos (58,7%), incierto en un 30,8% y bajo en solo un 11,5% para todos los dominios evaluados. La mayoría de los estudios (100/104) evaluaron el asesoramiento telefónico preventivo en contraposición con las formas reactivas.

En los ensayos con fumadores que se contactaron con líneas de ayuda (32 484 participantes), las tasas de abandono fueron mayores para los fumadores que recibieron sesiones múltiples de asesoramiento preventivo (cociente de riesgos [CR] 1,38; intervalo de confianza [IC] del 95%: 1,19 a 1,61; 14 ensayos, 32 484 participantes; I2 = 72%) en comparación con una condición de control que brindó materiales de autoayuda o asesoramiento breve en una sola llamada. Se disminuyó la calificación de la certeza de la evidencia a moderada debido a la significativa heterogeneidad no explicada entre los estudios.

En los estudios que incorporaron a los fumadores que no llamaron a una línea de ayuda, el asesoramiento telefónico aumentó las tasas de abandono (CR 1,25; IC del 95%: 1,15 a 1,35; 65 ensayos, 41 233 participantes; I2 = 52%). Se disminuyó la calificación de la certeza de la evidencia a moderada debido a la significativa heterogeneidad no explicada entre los estudios. En el análisis de subgrupos, no se halló evidencia de que el efecto del asesoramiento telefónico dependiera de si se ofrecían otras intervenciones (p = 0,21), ninguna evidencia de que el apoyo más intensivo fuera más efectivo que el menos intensivo (p = 0,43) o que el efecto del apoyo telefónico dependiera de si los individuos estaban tratando activamente de dejar de fumar (P = 0,32). Sin embargo, en la metarregresión, el asesoramiento telefónico se asoció con mayor efectividad cuando se ofreció como complemento al apoyo escrito de autoayuda (p < 0,01) o a una intervención breve de un profesional de la salud (P = 0,02); el asesoramiento telefónico fue menos efectivo cuando se ofreció como complemento al asesoramiento más intensivo. Además, el apoyo telefónico fue más efectivo para los individuos que estaban motivados para tratar de dejar de fumar (P = 0,02). En los resultados de tres ensayos adicionales de fumadores que no habían llamado a una línea de ayuda de manera preventiva, pero a los que se ofreció asesoramiento telefónico, se hallaron tasas de abandono más altas en los que se les ofrecieron tres a cinco llamadas telefónicas en comparación con los que se les ofreció solo una (CR 1,27; IC del 95%: 1,12 a 1,44; 2602 participantes; I2 = 0%).

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save