Rehabilitación cognitiva para los déficits de atención después de un accidente cerebrovascular

Pregunta de la revisión

El objetivo fue revisar la evidencia acerca del efecto de la rehabilitación cognitiva sobre la atención, la capacidad para realizar las actividades cotidianas, el estado de ánimo y la calidad de vida en los pacientes que tienen problemas de atención después de un accidente cerebrovascular.

Antecedentes

Muchos pacientes tienen problemas de atención después de un accidente cerebrovascular. No se pueden concentrar durante períodos prolongados y se distraen, siendo incapaces de centrarse en una tarea específica en presencia de información concurrente. La "rehabilitación cognitiva" consiste en proporcionar actividades terapéuticas para reducir la gravedad de los problemas cognitivos, como la atención, después de un daño en el cerebro. El beneficio de la rehabilitación cognitiva para los problemas de atención después de un accidente cerebrovascular no está claro.

Características de los estudios

Se identificaron seis estudios que compararon la rehabilitación cognitiva con un grupo control que recibió atención habitual (pero no rehabilitación cognitiva) en pacientes con problemas de atención después de un accidente cerebrovascular. No se consideró que escuchar música ni realizar meditación, yoga o conciencia plena fueran formas de rehabilitación cognitiva. Los seis estudios incluyeron 223 participantes que demostraron problemas de atención o informaron tener tales problemas después de un accidente cerebrovascular. La evidencia está actualizada hasta febrero de 2019.

Resultados clave

No se encontró evidencia de que la rehabilitación cognitiva mejorara las medidas generales (globales) de atención. El grupo que recibió rehabilitación cognitiva tuvo un mejor desempeño que el grupo control en las tareas que requerían que los pacientes compartieran la atención. Sin embargo, este beneficio sólo se observó inmediatamente después del período de rehabilitación sin que se indicara que los beneficios persisten por más tiempo. No hubo evidencia que indicara que la rehabilitación cognitiva fue beneficiosa en otros tipos de problemas de atención o actividades de la vida cotidiana, el estado de ánimo o la calidad de vida. Se necesitan más estudios de investigación.

Certeza de la evidencia

La calidad metodológica muy baja a moderada de los estudios identificados y la falta de estudios hizo que no se pudiera establecer conclusiones firmes acerca del efecto de la rehabilitación cognitiva en la atención después de un accidente cerebrovascular.

Conclusiones de los autores: 

La efectividad de la rehabilitación cognitiva para los déficits de atención después de un accidente cerebrovascular sigue sin confirmarse. Los resultados indican que puede haber un efecto inmediato después del tratamiento sobre las habilidades atencionales, pero los estudios futuros necesitan evaluar qué ayuda a que este efecto persista y a generalizar las capacidades de atención en la vida cotidiana. Los ensayos también deben tener una mayor calidad metodológica y un mejor informe.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Muchos supervivientes de accidentes cerebrovasculares informan de problemas de atención, como la disminución de la concentración y la distracción. Sin embargo, la efectividad de la rehabilitación cognitiva para mejorar estas deficiencias no está clara. Esta es una actualización de una revisión Cochrane publicada por primera vez en 2000 y actualizada previamente en 2013.

Objetivos: 

Determinar si los pacientes que reciben rehabilitación cognitiva para los problemas de atención 1. muestran mejores resultados en las funciones de atención que los que reciben ningún tratamiento o tratamiento habitual, y 2. tienen una mejor recuperación funcional, en términos de independencia en las actividades de la vida cotidiana, el estado de ánimo y la calidad de vida, que los que reciben ningún tratamiento o tratamiento habitual.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas en el Registro de Ensayos del Grupo Cochrane de Accidentes Cerebrales Vasculares (Cochrane Stroke Group), CENTRAL, MEDLINE, Embase, CINAHL, PsycINFO, PsycBITE, REHABDATA y en los registros de ensayos en curso hasta febrero de 2019. Se revisaron las listas de referencias y se hizo un seguimiento de las citas mediante Scopus.

Criterios de selección: 

Se incluyeron los ensayos clínicos controlados (ECC) y los ensayos controlados aleatorizados (ECA) de rehabilitación cognitiva para los trastornos de la atención de los pacientes con un accidente cerebrovascular. No se consideró que escuchar música ni realizar meditación, yoga o conciencia plena fueran formas de rehabilitación cognitiva. Sólo se consideraron los ensayos que seleccionaron pacientes con déficits atencionales demostrables o autoinformados. Las medidas de resultado primarias fueron medidas de las funciones globales de atención y las medidas de resultado secundarias fueron medidas de los dominios de atención (es decir, estado de alerta, atención selectiva, atención mantenida, atención compartida), las capacidades funcionales, el estado de ánimo y la calidad de vida.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión, de forma independiente seleccionaron los ensayos, extrajeron los datos y evaluaron el riesgo de sesgo. Se utilizaron los criterios GRADE para evaluar la certeza de la evidencia para cada resultado.

Resultados principales: 

No se incluyeron ensayos nuevos en esta actualización. Los resultados no varían con respecto a la revisión anterior y se basan en los datos de seis ECA con 223 participantes. Los seis ECA compararon la rehabilitación cognitiva con un control de atención habitual.

Los metanálisis no demostraron un efecto convincente de la rehabilitación cognitiva sobre las medidas subjetivas de atención, ya sea inmediatamente después del tratamiento (diferencia de medias estandarizada [DME] 0,53; intervalo de confianza [IC] del 95%: -0,03 a 1,08; p = 0,06; dos estudios, 53 participantes; evidencia de calidad muy baja) o durante el seguimiento (DME 0,16; IC del 95%: -0,23 a 0,56; p = 0,41; dos estudios, 99 participantes; evidencia de calidad muy baja).

Los pacientes que recibieron rehabilitación cognitiva (en comparación con control) mostraron que las medidas de atención compartida registradas inmediatamente después del tratamiento pueden mejorar (DME 0,67; IC del 95%: 0,35 a 0,98; p < 0,0001; cuatro estudios, 165 participantes; evidencia de calidad muy baja), pero no se sabe si estos efectos persistieron (DME 0,36; IC del 95%: -0,04 a 0,76; p = 0,08; dos estudios, 99 participantes; evidencia de calidad muy baja). No hubo evidencia de efectos inmediatos o persistentes de la rehabilitación cognitiva sobre el estado de alerta, la atención selectiva ni la atención mantenida.

No hubo evidencia convincente de efectos inmediatos o a largo plazo de la rehabilitación cognitiva en los problemas de atención en las capacidades funcionales, el estado de ánimo ni la calidad de vida después de un accidente cerebrovascular.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save