Fisioterapia para la enfermedad de Parkinson:

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.

A pesar de los mejores tratamientos médicos y quirúrgicos para la enfermedad de Parkinson, los pacientes desarrollan importantes problemas físicos. Los fisioterapeutas intentan capacitar a las personas con enfermedad de Parkinson para mantener su nivel máximo de movilidad, actividad e independencia a través del control de su cuadro y el tratamiento físico apropiadamente dirigido. Una cantidad de enfoques de rehabilitación del movimiento, que junto con la educación y el apoyo, se emplea para aumentar al máximo la capacidad funcional, mantiene en un mínimo las complicaciones secundarias y mejora la calidad de vida durante toda la evolución de la enfermedad.

Esta revisión comparó los beneficios de una forma de fisioterapia versus otra para las personas con enfermedad de Parkinson. Los ensayos pertinentes se identificaron por búsquedas electrónicas en 21 bancos de datos de literatura médica, diversos registros de ensayos clínicos y un examen de la lista de referencias de los estudios identificados y de otras revisiones.

Sólo los ensayos controlados aleatorios azar se incluyeron en esta revisión. Estos eran estudios en los que se compararon dos grupos de pacientes, cada uno de los cuales recibió una forma diferente de fisioterapia. Los pacientes fueron asignados a cada uno de los grupos de forma aleatoria para disminuir la posibilidad de sesgo. Los datos de los ensayos seleccionados se obtuvieron de forma independiente por dos revisores y las diferencias se resolvieron mediante su discusión.

Se encontraron 7 ensayos que compararon dos formas de fisioterapia en un total de 142 pacientes. La calidad de los métodos de los ensayos era variable; todos los estudios tenían defectos en por lo menos un área crítica. Los métodos y medidas de resultado variaron tanto, que no pudieron combinarse los resultados de los ensayos individuales.

En vista del pequeño número de pacientes y de los defectos metodológicos de muchos de los estudios, no hay pruebas suficientes para apoyar el uso de una forma de fisioterapia más que otra para el tratamiento de la enfermedad de Parkinson.

Otra revisión Cochrane, que examinó la eficacia de la fisioterapia versus un placebo (tratamiento simulado) ('Fisioterapia para los pacientes con enfermedad de Parkinson') concluyó que no había pruebas suficientes para apoyar o refutar la eficacia de la fisioterapia en la enfermedad de Parkinson.

En primer lugar deben demostrarse los beneficios de la fisioterapia "estándar", antes de examinar variaciones de los métodos de fisioterapia. Por consiguiente, se necesitan ensayos controlados aleatorios (ECA) bien diseñados, grandes, para juzgar el efecto de la fisioterapia en la enfermedad de Parkinson. Después de esto, se necesita que ECA grandes demuestren la forma más efectiva de fisioterapia en la enfermedad de Parkinson. El diseño de los ensayos deben minimizar los sesgos y se deben informar usando las pautas CONSORT. Deben elegirse medidas de resultado relevantes para los pacientes, las personas a cargo de su atención, fisioterapeutas y médicos, y los pacientes deben seguirse durante, por lo menos, 6 meses para determinar la duración de cualquier mejora.

Conclusiones de los autores: 

Considerando el pequeño número de pacientes examinados, los defectos metodológicos de muchos de los estudios y la posibilidad de sesgo de publicación, no hay suficientes pruebas para apoyar o refutar la eficacia de cualquier forma determinada de fisioterapia sobre otra en la enfermedad de Parkinson. Otra revisión Cochrane 'Fisioterapia para los pacientes con enfermedad de Parkinson' encontró que no había pruebas suficientes para apoyar o refutar la eficacia de la fisioterapia comparada a la ausencia de fisioterapia en la enfermedad de Parkinson.

En estos estudios se utilizaron diversos enfoques de fisioterapia y una encuesta realizada a fisioterapeutas de Reino Unido confirmó que también usan una combinación ecléctica de técnicas para el tratamiento de la enfermedad de Parkinson (Plant 1999). Por consiguiente, debe alcanzarse un consenso acerca de "la mejor práctica" de fisioterapia para la enfermedad de Parkinson.

Debe demostrarse la eficacia de la fisioterapia "estándar" antes de examinar variaciones en los métodos de fisioterapia. Por consiguiente, se necesitan amplios ensayos controlados aleatorios bien diseñados para juzgar el efecto de la fisioterapia en la enfermedad de Parkinson. Después de esto, se necesitan ECA grandes para demostrar la forma más efectiva de fisioterapia en la enfermedad de Parkinson. Deben elegirse medidas de resultado importantes para los pacientes, cuidadores, fisioterapeutas y médicos, y los pacientes deben ser monitorizados durante por lo menos 6 meses para determinar la duración de cualquier efecto. Los ensayos deben informarse según las guías CONSORT (CONSORT 1996).

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

A pesar del óptimo tratamiento médico o quirúrgico, los pacientes con enfermedad de Parkinson desarrollan una discapacidad progresiva. El rol del fisioterapeuta es aumentar al máximo la capacidad funcional y disminuir las complicaciones secundarias, por medio de la rehabilitación del movimiento en el contexto de un programa de educación y apoyo para el individuo. Todavía no se sabe cuál es la forma de fisioterapia más eficaz para el tratamiento de la enfermedad de Parkinson.

Objetivos: 

1. comparar la eficacia y efectividad de las nuevas técnicas de fisioterapia versus la fisioterapia "estándar" en pacientes con enfermedad de Parkinson. La fisioterapia estándar se define como el tipo de tratamiento que el fisioterapeuta normalmente utilizaría para tratar la enfermedad de Parkinson.
2. Comparar la eficacia y efectividad de una técnica de fisioterapia versus una segunda forma de fisioterapia.

Estrategia de búsqueda (: 

Los ensayos pertinentes se identificaron por búsquedas electrónicas en MEDLINE, EMBASE, CINAHL, ISI-SCI, AMED, MANTIS, REHABDATA, REHADAT, GEROLIT, Pascal, LILACS, MedCarib, JICST-EPlus, AIM, IMEMR, SIGLE, ISI-ISTP, DISSABS, Conference Papers Index, Aslib Index to Theses, el Registro Cochrane de Ensayos Controlados (Cochrane Controlled Trials Register, CENTRAL), el CentreWatch Clinical Trials listing service, el metaRegister of Controlled Trials, ClinicalTrials.gov, CRISP, PEDro, NIDRR y NRR; y el examen de la lista de referencias de los estudios identificados y otras revisiones.

Criterios de selección: 

sólo se incluyeron ensayos controlados aleatorios (ECA).

Obtención y análisis de los datos: 

los datos fueron obtenidos de forma independiente por KD y CEH y las diferencias resueltas mediante discusión.

Resultados principales: 

Se identificaron 7 ensayos con 142 pacientes. Todos usaron un pequeño número de pacientes y el método de asignación al azar y de ocultamiento de la asignación era malo o no fue descrito en todos los ensayos. Estos problemas metodológicos podrían potencialmente generar sesgos procedentes de distintas fuentes. Los métodos de fisioterapia variaron tan ampliamente que los datos no pudieron ser combinados.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Share/Save