El uso de óxido nítrico inhalado en pacientes con insuficiencia respiratoria aguda con bajo nivel de oxígeno en la sangre no mejora la supervivencia

Antecedentes

Cuando un paciente presenta una insuficiencia respiratoria aguda, algunos médicos le administran óxido nítrico (ON), que es un gas incoloro que puede dilatar los vasos pulmonares. Se ha formulado la hipótesis de que este gas mejora la insuficiencia respiratoria aguda, ya que podría mejorar la oxigenación al mejorar selectivamente el flujo sanguíneo a los segmentos pulmonares sanos.

El objetivo era evaluar si este tratamiento mejora los resultados de los adultos y niños con insuficiencia respiratoria aguda.

Características de los estudios

En esta revisión actualizada se incluyeron 14 ensayos con 1275 participantes. Se encontró que la calidad general de los ensayos era moderada, y se proporcionó poca información sobre cómo se llevaron a cabo los experimentos. Los resultados fueron limitados y la mayoría de los ensayos incluidos fueron pequeños. En la mayoría de los ensayos, se identificó el riesgo de información engañosa. Por lo tanto, los resultados deben ser interpretados con cautela. La evidencia está actualizada hasta el 18 de noviembre de 2015.

Resultados clave

No hay evidencia sólida que apoye el uso del ONI para mejorar la supervivencia de los adultos y niños con insuficiencia respiratoria aguda y bajos niveles de oxígeno en la sangre. En la presente revisión sistemática, se intentaron evaluar los beneficios y los daños de su utilización en adultos y niños con insuficiencia respiratoria aguda. Se identificaron 14 ensayos aleatorizados que comparaban el ONI versus placebo o ninguna intervención. No se encontró ningún efecto beneficioso: a pesar de los signos de oxigenación y mejora inicial, el ONI no parece mejorar la supervivencia y podría ser peligroso, ya que puede causar un deterioro de la función renal.

Conclusiones de los autores: 

La evidencia no es suficiente para apoyar el ONI en ninguna categoría de pacientes críticos con IRHA. El óxido nítrico inhalado produce una mejora transitoria de la oxigenación, pero no reduce la mortalidad y puede ser perjudicial, ya que parece aumentar el deterioro renal.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La insuficiencia respiratoria hipoxémica aguda (IRHA) y el síndrome de dificultad respiratoria aguda (SDRA) son condiciones críticas. El IRHA es el resultado de varias condiciones sistémicas y se asocia con una alta mortalidad y morbilidad en individuos de todas las edades. El óxido nítrico inhalado (ONI) se ha utilizado para mejorar la oxigenación, pero su función sigue siendo controvertida. Esta revisión Cochrane se publicó originalmente en 2003, y ha sido actualizada en 2010 y 2016.

Objetivos: 

El objetivo principal era examinar los efectos de la administración de óxido nítrico inhalado en la mortalidad de adultos y niños con SDRA.

Los objetivos secundarios eran examinar los resultados secundarios como los eventos de hemorragia pulmonar, la duración de la ventilación mecánica, la duración de la estancia, etc. Se realizaron análisis de subgrupos y de sensibilidad, se examinó el papel del sesgo y se aplicaron análisis secuenciales de ensayos (ASE) para examinar el nivel de la evidencia.

Métodos de búsqueda: 

En esta actualización, se hicieron búsquedas en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL; 2015, número 11); MEDLINE (Ovid SP, hasta el 18 de noviembre de 2015), EMBASE (Ovid SP, hasta el 18 de noviembre de 2015), CAB, BIOSIS y en el Cumulative Index to Nursing and Allied Health Literature (CINAHL). Se hizo una búsqueda manual en las listas de referencias de las revisiones más recientes y se verificaron con la búsqueda en MEDLINE. Se estableció contacto con los principales autores de los estudios incluidos para solicitar cualquier estudio perdido, no informado o en curso. La búsqueda se llevó a cabo desde su inicio hasta el 18 de noviembre de 2015.

Criterios de selección: 

Se incluyeron todos los ensayos controlados aleatorizados (ECA) independientemente del estado de publicación, la fecha de publicación, el estado del cegamiento, los resultados publicados o el idioma. Se estableció contacto con los investigadores de los ensayos y los autores de los estudios para recuperar los datos relevantes y faltantes.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión extrajeron los datos de forma independiente y resolvieron los desacuerdos mediante discusión. La medida de resultado primaria fue la mortalidad por todas las causas. Se realizaron varios análisis de subgrupos y de sensibilidad para evaluar los efectos del ONI en adultos y niños y en varios resultados clínicos y fisiológicos. Se presentaron las estimaciones agrupadas de los efectos de las intervenciones como riesgos relativos (RR) con intervalos de confianza (IC) del 95%. Se evaluó el riesgo de sesgo mediante la evaluación de los componentes metodológicos del ensayo y el riesgo de error aleatorio mediante el análisis secuencial del ensayo.

Resultados principales: 

El objetivo principal fue evaluar los efectos del ONI en la mortalidad. No se encontraron efectos estadísticamente significativos del ONI en el seguimiento más largo de la mortalidad: 250/654 muertes (38,2%) en el grupo de ONI en comparación con 221/589 muertes (37,5%) en el grupo de control (RR 1,04, IC del 95%: 0,9 a 1,19; estadística I² = 0%; calidad moderada de la evidencia). No se encontraron efectos estadísticamente significativos del ONI en la mortalidad a los 28 días: 202/587 muertes (34,4%) en el grupo de ONI en comparación con 166/518 muertes (32,0%) en el grupo de control (RR 1,08, IC del 95%: 0,92 a 1,27; estadística I² = 0%; calidad moderada de la evidencia). En los niños, no hubo efectos estadísticamente significativos del ONI en la mortalidad: 25/89 muertes (28,1%) en el grupo de ONI en comparación con 34/96 muertes (35,4%) en el grupo de control (RR 0,78, IC del 95%: 0,51 a 1,18; estadística I² = 22%; calidad moderada de la evidencia).

El objetivo secundario fue evaluar los beneficios y los daños del ONI. Para la presión parcial de oxígeno en la sangre arterial (PaO2)/fracción de oxígeno inspirado (FOI2), se encontró una mejoría significativa a las 24 horas (diferencia de medias (DM) 15,91; IC del 95%: 8,25 a 23,56; estadística I² = 25%; 11 ensayos, 614 participantes; calidad moderada de la evidencia). Para el índice de oxigenación, se observó una mejoría significativa a las 24 horas (DM -2,31; IC del 95%: -2,73 a -1,89; estadística I² = 0%; cinco ensayos, 368 participantes; calidad moderada de la evidencia). Para los días sin ventilador, la diferencia no fue estadísticamente significativa (DM -0,57; IC del 95%: -1,82 a 0,69; estadística I² = 0%; cinco ensayos, 804 participantes; alta calidad de la evidencia). Hubo un aumento estadísticamente significativo de la insuficiencia renal en los grupos de ONI (RR 1,59; IC del 95%: 1,17 a 2,16; estadística I² = 0%; alta calidad de la evidencia).

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save