Cirugía para resolver los síntomas asociados con la obstrucción maligna del intestino en cánceres ginecológicos y gastrointestinales avanzados

Antecedentes

El cáncer avanzado causa una serie de problemas complejos a los pacientes. En los cánceres ginecológicos (por ejemplo, de ovario y útero) y gastrointestinales (por ejemplo, de colon o intestino), el intestino puede quedar bloqueado u obstruido por el tumor original, por depósitos metastásicos o por los efectos secundarios de tratamientos anteriores. La decisión de operar a pacientes con obstrucción intestinal que ya están muy enfermos debido a su cáncer avanzado es difícil. A menudo, estos pacientes desarrollan una obstrucción intestinal como signo de que el cáncer está progresando y están en proceso de morir. Cuando el intestino se obstruye en esta situación, la cirugía puede ser útil para algunos pacientes, puede no suponer ninguna diferencia en cuanto al tiempo que el paciente va a vivir, o puede empeorar la situación debido a las complicaciones de la cirugía. Cuando hay poco tiempo, la prioridad es controlar los síntomas y maximizar la comodidad del paciente. Los diferentes equipos quirúrgicos adoptan diferentes enfoques. Se quería establecer la evidencia de los beneficios y daños de la cirugía en estas situaciones y, por lo tanto, ayudar a los pacientes y los médicos a tomar buenas decisiones.

Hallazgos clave y calidad de la evidencia

Se consultó la evidencia por primera vez en 2000 y esta es una actualización de la revisión original. En total se encontraron 43 estudios que examinaron a 4265 pacientes. Se observaron adultos con cáncer ginecológico o gastrointestinal avanzado que desarrollaron una obstrucción intestinal y recibieron tratamiento quirúrgico o no quirúrgico. Los estudios que se encontraron eran de baja calidad y medían el éxito y el beneficio de diferentes maneras. Por lo tanto, no fue posible comparar estos estudios y concluir si la cirugía era beneficiosa o perjudicial en esta situación. La investigación en esta área es problemática y el tipo de estudio necesario para responder a esta pregunta sería muy difícil de realizar.

Conclusiones de los autores: 

El papel de la cirugía en la obstrucción intestinal maligna requiere una evaluación cuidadosa, utilizando medidas de resultado validadas de control de los síntomas y de los resultados de la calidad de vida. La información adicional podría incluir las tasas de reobstrucción junto con la morbilidad asociada a los diversos procedimientos quirúrgicos.

En la actualidad, la obstrucción intestinal se gestiona de forma empírica y existen marcadas variaciones en la práctica clínica de las distintas unidades. Para poder comparar los resultados en la obstrucción intestinal maligna, es necesario que haya un mayor grado de estandarización del tratamiento.

Desde la última versión de esta revisión, ninguno de los nuevos estudios relevantes ha proporcionado información adicional para modificar las conclusiones.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Ésta es una actualización de la revisión original Cochrane publicada en el Número 4, 2000. La obstrucción intestinal se produce comúnmente en los cánceres ginecológicos y gastrointestinales avanzados y progresivos. El tratamiento de estos pacientes es difícil debido al deterioro de la movilidad y la función de los pacientes (estado de rendimiento), la falta de otras opciones quimioterapéuticas y la alta mortalidad y morbilidad asociadas a la cirugía paliativa. Existen marcadas variaciones en la práctica clínica relativa a la cirugía en estos pacientes entre los distintos países, las unidades de oncología ginecológica y los hospitales generales, así como en las pautas de remisión de los oncólogos bajo los cuales suelen ingresar estos pacientes.

Objetivos: 

Evaluar la eficacia de la cirugía para la obstrucción intestinal debida al cáncer ginecológico y gastrointestinal avanzado.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas en las siguientes bases de datos para la revisión original en 2000 y nuevamente para esta actualización en junio de 2015: CENTRAL (2015, número 6); MEDLINE (OVID, semana 1 de junio de 2015); y EMBASE (OVID, semana 24, 2015).

También se realizaron búsquedas en revistas relevantes, bases de datos bibliográficas, actas de congresos, listas de referencia, literatura gris y en la web para la revisión original en 2000; también se utilizó el contacto personal. Esta búsqueda de otros recursos dio lugar a muy pocos estudios adicionales. El Grupo de Revisión Cochrane de Dolor, Apoyo y Curas Paliativas ya no hace búsquedas manuales sistemáticas en revistas. Por estas razones, no se ha repetido la búsqueda de otros recursos para la actualización de junio de 2015.

Criterios de selección: 

Como la revisión se concentra en la "mejor evidencia" disponible sobre el papel de la cirugía en la obstrucción intestinal maligna en el cáncer ginecológico y gastrointestinal avanzado conocido, se mantuvieron amplios los criterios de inclusión (incluyendo estudios tanto prospectivos como retrospectivos) para incluir todos los estudios pertinentes a la cuestión. Se buscaron ensayos publicados que informaran sobre los efectos de la cirugía para resolver los síntomas de la obstrucción intestinal maligna en pacientes adultos con cáncer ginecológico y gastrointestinal avanzado conocido.

Obtención y análisis de los datos: 

Se utilizaron formularios de extracción de datos para recopilar datos de los estudios incluidos en la revisión. Dos autores de la revisión extrajeron los datos de forma independiente para reducir el error. Debido a la preocupación por el riesgo de sesgo, se decidió no realizar un metanálisis de los datos y se ha presentado una descripción narrativa de los resultados del estudio. Se planeó resolver los desacuerdos mediante discusión con el tercer autor de la revisión.

Resultados principales: 

En total, se han identificado 43 estudios que examinan a 4265 participantes. La revisión original incluyó a 938 pacientes de 25 estudios. La búsqueda actualizada identificó 18 estudios adicionales con un total combinado de 3327 participantes entre 1997 y junio de 2015. Los resultados de estos estudios no modificaron las conclusiones de la revisión original.

No se pueden extraer conclusiones firmes de las numerosas series de casos retrospectivos, por lo que el papel de la cirugía en la obstrucción intestinal maligna sigue siendo controvertido. La resolución clínica varía entre el 26,7% y más del 68%, aunque a menudo no está claro cómo se define esto. A pesar de ser un sustituto inadecuado para la resolución de los síntomas o la calidad de vida, la capacidad de alimentarse por vía oral fue una medida de resultado popular, con tasas de éxito que oscilaban entre el 30% y el 100%. Las tasas de reobstrucción variaban, entre el 0% y el 63%, aunque a menudo no se incluía el tiempo de reobstrucción. La morbilidad y la mortalidad postoperatorias también variaron ampliamente, aunque, una vez más, la definición de ambos resultados quirúrgicos difirió entre muchos de los artículos. No se disponía de datos sobre la calidad de vida. La notificación de los efectos adversos fue variable y esto se ha descrito cuando se disponía de ella. En los casos en que se analizaron, los procedimientos quirúrgicos variaron considerablemente y no se informaron los resultados de una intervención específica. Utilizando la herramienta de evaluación "Riesgo de sesgo", la mayoría de los estudios incluidos tenían un alto riesgo de sesgo en la mayoría de los dominios.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save