Vacuna contra la gripe para los pacientes con enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC)

Pregunta

¿Las vacunas contra la gripe reducen los episodios de enfermedad respiratoria o muerte en pacientes con enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC)?

Antecedentes

La EPOC es un término general que se utiliza para describir las enfermedades pulmonares progresivas, que incluyen el enfisema, la bronquitis crónica y el asma que no responde a los fármacos (no reversible). La enfermedad se caracteriza por una disnea creciente. A pesar de la recomendación casi universal de que los pacientes con EPOC deben recibir una vacuna anual contra la gripe, muy pocos ensayos controlados aleatorizados (estudios en los que se asigna al azar a varias personas similares a dos [o más] grupos para probar un fármaco, un tratamiento u otra intervención específicos) han evaluado el efecto de este tratamiento. Las vacunas contra la gripe pueden ser producidas con el virus inactivado (pequeñas partículas de la pared del virus) o con el virus vivo atenuado (potencia reducida pero aún vivo).

Para tratar de responder a la pregunta de esta revisión, se realizó una búsqueda detallada de estudios de todo el mundo que investigaran el uso de las vacunas contra la gripe en los pacientes con EPOC.

Características de los estudios

Se incluyeron seis estudios con 2469 pacientes con EPOC, y otros cinco estudios con 4281 participantes de edad avanzada o de alto riesgo, una proporción de los cuales presentaba enfermedad pulmonar crónica.

Resultados clave

Se encontró alguna evidencia de calidad moderada de que la vacuna inactivada contra la gripe disminuyó las "exacerbaciones" de la EPOC, especialmente las relacionadas con el propio virus de la gripe. La vacuna contra la gripe con el virus inactivado se administró como una inyección en el músculo y se asoció con un aumento de los efectos secundarios locales (como dolor) en el lugar de la inyección, que fueron de corta duración. La vacuna con el virus inactivado no causó gripe, ni un empeoramiento significativo de la EPOC. El agregado de un virus vivo atenuado al virus inactivado no añadió una protección adicional a los participantes.

Calidad de la evidencia

La evidencia fue de calidad moderada. No se han realizado nuevos ensayos desde 2004. La última búsqueda de bibliografía se realizó en diciembre de 2017.

Conclusiones de los autores: 

Pareció, a partir del número limitado de ECA que se pudo incluir, todos ellos con más de una década de antigüedad, que la vacuna inactivada redujo las exacerbaciones en los pacientes con EPOC. La magnitud del efecto fue similar a la encontrada en estudios observacionales, y se debió a una reducción en las exacerbaciones que ocurren tres meses o más después de la vacunación. Hubo un leve aumento de los efectos adversos locales transitorios con la vacunación, pero no hay evidencia de un aumento de las exacerbaciones tempranas. No se demostró que el agregado de virus vivos atenuados a la vacuna inactivada confiriera un efecto beneficioso adicional.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Actualmente las vacunas contra la gripe se recomiendan en la atención de los pacientes con EPOC, pero tales recomendaciones se basan fundamentalmente en evidencia obtenida de estudios observacionales y de muy pocos ensayos controlados aleatorizados (ECA) informados. La infección por gripe causa una excesiva morbilidad y mortalidad en los pacientes con EPOC, pero también existe la posibilidad de que la vacuna contra la gripe cause efectos adversos o bien que no sea coste-efectiva.

Objetivos: 

Determinar si la vacunación contra la gripe en pacientes con EPOC reduce la enfermedad respiratoria, reduce la mortalidad, se asocia con un exceso de eventos adversos y es coste-efectiva.

Métodos de búsqueda: 

Se realizaron búsquedas en el Registro de Ensayos del Grupo Cochrane de Vías Respiratorias (Cochrane Airways Group), en dos registros de ensayos clínicos y en las listas de referencias de los artículos. Varias compañías farmacéuticas con las que se estableció contacto también proporcionaron referencias. La última búsqueda se realizó en diciembre de 2017.

Criterios de selección: 

ECA que compararon vacunas de virus vivos o de virus inactivados versus placebo, ya sea sola o junta con otra vacuna, en pacientes con EPOC.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión, de forma independiente, extrajeron los datos. La introducción de los datos se verificó dos veces. Se estableció contacto con los autores de los estudios y las compañías farmacéuticas para que suministraran información faltante. Se utilizaron los métodos estándar previstos por Cochrane.

Resultados principales: 

Se incluyeron 11 ECA con 6750 participantes, pero sólo seis de ellos incluyeron pacientes con EPOC (2469 participantes). Los otros se realizaron en poblaciones de edad avanzada y con pacientes de alto riesgo, algunos de ellos con enfermedad pulmonar crónica. Las intervenciones comparadas con placebo fueron inyecciones de virus inactivados y vacunas intranasales de virus vivos atenuados. Algunos estudios compararon la vacuna intramuscular inactivada y la vacuna intranasal viva atenuada con la vacuna intramuscular inactivada y placebo intranasal. Los estudios se realizaron en el Reino Unido, los Estados Unidos y Tailandia.

La vacuna inactivada redujo el número total de exacerbaciones por participante vacunado en comparación con los que recibieron placebo (diferencia de medias [DM] -0,37; intervalo de confianza [IC] del 95%: -0,64 a -0,11; p = 0,006; dos ECA, 180 participantes; evidencia de calidad baja). Esto se debió a la reducción de las exacerbaciones "tardías", que se producen después de tres o cuatro semanas (DM -0,39; IC del 95%: -0,61 a -0,18; p = 0,0004; dos ECA, 180 participantes; evidencia de calidad baja). En los pacientes con EPOC y en las personas de edad avanzada (sólo una minoría de las cuales presentaba EPOC), hubo significativamente más reacciones adversas locales en las personas que recibieron la vacuna, pero los efectos generalmente fueron leves y transitorios.

No hubo evidencia de un efecto de una vacuna intranasal con virus vivo atenuado cuando esta se agregó a una vacuna inactivada administrada por vía intramuscular.

Dos estudios que evaluaron la mortalidad por la vacuna contra la gripe versus placebo fueron demasiado pequeños para detectar algún efecto sobre la mortalidad. Sin embargo, en un estudio de gran tamaño (n = 2215) se observó que no había diferencia en la mortalidad cuando se añadía un virus vivo atenuado a la vacuna con virus inactivado.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save