Rehabilitación cognitiva para los déficits de memoria después de un accidente cerebrovascular

Pregunta de la revisión

Se examinaron las pruebas de la efectividad de la rehabilitación cognitiva para los problemas de memoria en los pacientes con accidente cerebrovascular.

Antecedentes

Los pacientes a menudo se enfrentan a problemas de memoria después del accidente cerebrovascular, lo que puede dar lugar a dificultades en la vida cotidiana. El grado y la clase de los problemas de memoria, los cambios en el estado de ánimo y el rendimiento en las actividades cotidianas pueden variar ampliamente según muchos factores que incluyen la ubicación del accidente cerebrovascular, la gravedad, la edad y la salud anterior del paciente que presenta un accidente cerebrovascular.

La rehabilitación de la memoria, una parte de la rehabilitación cognitiva, es una actividad terapéutica que puede desempeñar una función en la recuperación de las funciones de la memoria o permitir que el individuo se adapte a los problemas. La rehabilitación de la memoria es una parte habitual de la rehabilitación en muchos contextos. Sin embargo, no está claro si la rehabilitación de la memoria puede mejorar los problemas de memoria en los pacientes o si tiene un efecto sobre el estado de ánimo, el rendimiento en las actividades cotidianas o la calidad de vida.

Características de los estudios

Las pruebas están actualizadas hasta mayo de 2016. En esta revisión, se incluyeron 13 estudios con 514 participantes. Se realizaron siete ensayos con participantes en la comunidad, cuatro con pacientes hospitalizados y dos con muestras mixtas de pacientes en la comunidad y hospitalizados. Los participantes recibieron diversos tipos de técnicas de readiestramiento de la memoria que incluyen el entrenamiento mediante programas de computación y el adiestramiento en el uso de ayudas de la memoria como los diarios o los calendarios. En tres estudios se proporcionó tratamiento en grupos y en diez estudios se proporcionó tratamiento individualmente. El tratamiento duró entre dos y 10 semanas. En estos estudios los pacientes que recibieron tratamiento se compararon con un grupo control. El grupo control incluyó pacientes que no recibieron rehabilitación cognitiva o recibieron otra forma de tratamiento. Los grupos control variaron. Algunos estudios tuvieron un grupo control en el que los pacientes recibieron la atención habitual, mientras que en otros los pacientes de los grupos control se colocaron en una lista de espera para recibir rehabilitación cognitiva.

Resultados clave

Se encontró que los pacientes que recibieron rehabilitación cognitiva informaron menos problemas de memoria en la vida cotidiana inmediatamente después del tratamiento en comparación con los grupos control. Lo anterior representa un efecto pequeño a moderado de la intervención en comparación con el grupo control. Sin embargo, no hubo pruebas de que los efectos beneficiosos persistieran a largo plazo. No se encontraron pruebas de que la rehabilitación cognitiva mejorara la independencia de los pacientes en las actividades cotidianas, el estado de ánimo o la calidad de vida. No hubo información acerca de ningún efecto perjudicial causado a los participantes por su participación en la rehabilitación cognitiva.

Calidad de la evidencia

La calidad de las pruebas varió de muy baja (efecto sobre los resultados que se relacionan con las actividades cotidianas) a moderada (efecto sobre los problemas de memoria autoinformados, las pruebas de memoria y las medidas del estado de ánimo). Hubo varias deficiencias en estos estudios, como el hecho de que hubo pocos pacientes, lo que podría haber afectado los resultados.

Conclusiones de los autores: 

Los participantes que recibieron rehabilitación cognitiva para los problemas de memoria después de un accidente cerebrovascular informaron efectos beneficiosos de la intervención en medidas subjetivas de memoria a corto plazo (es decir, en el primer punto de evaluación después de la intervención, que fue como mínimo a las cuatro semanas). Sin embargo, no se observó a más largo plazo (es decir, en el segundo punto de evaluación después de la intervención, que fue como mínimo a los tres meses). Por lo tanto, hubo pruebas limitadas para apoyar o refutar la efectividad de la rehabilitación de la memoria. Las pruebas fueron limitadas debido a la calidad deficiente del informe en muchos estudios, la falta de consistencia en la elección de las medidas de resultado y los tamaños pequeños de la muestra. Se necesitan ensayos más consistentes, bien diseñados, con poder estadístico suficiente y con un mejor informe de la rehabilitación de la memoria que utilicen medidas de resultado estandarizadas comunes.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Los problemas de memoria son un trastorno cognitivo frecuente después de un accidente cerebrovascular y pueden afectar la capacidad de completar las actividades funcionales. Los programas de rehabilitación cognitiva intentan readiestrar las funciones de memoria perdidas o deficientes, o enseñarles a los pacientes estrategias para enfrentarlos.

Algunos estudios han presentado resultados positivos de la rehabilitación cognitiva para los problemas de memoria, pero los resultados obtenidos a partir de las revisiones sistemáticas anteriores han sido menos positivos e informaron pruebas no concluyentes. Ésta es una actualización de una revisión Cochrane publicada por primera vez en 2000 y actualizada más recientemente en 2007.

Objetivos: 

Determinar si los participantes que han recibido rehabilitación cognitiva para los problemas de memoria después de un accidente cerebrovascular tienen mejores resultados que los que no recibieron tratamiento o recibieron un control placebo.

Los resultados de interés fueron las evaluaciones subjetivas y objetivas de la función de la memoria, la capacidad funcional, el estado de ánimo y la calidad de vida. Se consideraron los resultados inmediatos y a largo plazo de la rehabilitación de la memoria.

Estrategia de búsqueda (: 

Se utilizó una estrategia de búsqueda electrónica exhaustiva para identificar estudios controlados indexados en el registro de ensayos del Grupo Cochrane de Accidentes Cerebrales Vasculares (Cochrane Stroke Group Trials Register) (última búsqueda 19 mayo 2016) y en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL 2016, número 5), MEDLINE (2005 hasta 7 marzo 2016), EMBASE 2005 hasta 7 marzo 2016), CINAHL (2005 hasta 5 febrero 2016), AMED (2005 hasta 7 marzo 2016), PsycINFO (2005 hasta 7 marzo 2016), y en otras nueve bases de datos y registros. Las fechas de inicio de las bases de datos electrónicas coincidieron con la última búsqueda para la revisión anterior. Para identificar otros estudios elegibles se realizaron búsquedas manuales en las listas de referencias de los estudios primarios que cumplieron los criterios de inclusión y en los artículos de revisión.

Criterios de selección: 

Se seleccionaron los ensayos controlados aleatorios en los que se comparó la rehabilitación cognitiva para los problemas de memoria con una condición control. Se incluyeron los estudios en los que más del 75% de los participantes habían presentado un accidente cerebrovascular, o si había datos separados disponibles de los pacientes con accidente cerebrovascular en los estudios de etiología mixta. Dos revisores de forma independiente seleccionaron los ensayos para inclusión, lo que luego se confirmó mediante la discusión en grupo.

Obtención y análisis de los datos: 

Se evaluó el riesgo de sesgo de los estudios y se extrajeron los datos. Cuando fue necesario, se estableció contacto con los investigadores de los estudios primarios para obtener información adicional. Se realizaron análisis y síntesis de datos de acuerdo con el Manual Cochrane para las Revisiones Sistemáticas de Intervenciones (Cochrane Handbook for Systematic Reviews of Interventions) Se realizó una síntesis de las "mejores pruebas" según el riesgo de sesgo de los estudios primarios incluidos. Cuando hubo números suficientes de resultados similares, se calcularon e informaron las diferencias de medias estandarizadas (DME) en el metanálisis.

Resultados principales: 

Se incluyeron 13 ensayos con 514 participantes. Hubo un efecto significativo del tratamiento sobre los informes subjetivos de la memoria a corto plazo (diferencia de medias estandarizadas [DME] 0,36; intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,08 a 0,64; p = 0,01, pruebas de calidad moderada), pero no a largo plazo (DME 0,31; IC del 95%: -0,02 a 0,64; P = 0,06, pruebas de baja calidad). La DME para los informes subjetivos de la memoria tuvo tamaños del efecto pequeños a moderados.

Los resultados no muestran efectos significativos de la rehabilitación de la memoria sobre el rendimiento en las pruebas de memoria objetiva, el estado de ánimo, las capacidades funcionales o la calidad de vida.

No había información disponible sobre eventos adversos.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save