Intervenciones para el penfigoide bulloso

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.

Es necesario realizar más investigaciones acerca de los tratamientos para el penfigoide bulloso, pero las cremas esteroides potentes y las dosis bajas de esteroides orales parecen seguras y efectivas.

El penfigoide bulloso es una enfermedad autoinmune que causa ampollas en la piel, y que se presenta principalmente en las personas ancianas. Mientras que el penfigoide bulloso se resuelve generalmente en un lapso de 5 años, existe una tasa de mortalidad moderada que está asocia con la enfermedad y su tratamiento. Los corticosteroides orales representan el tratamiento más común, pero pueden estar asociados con efectos adversos graves, incluidas algunas muertes. La revisión de ensayos estableció que se necesita más investigación en los tratamientos para el penfigoide bulloso. Sin embargo, las cremas corticosteroides potentes parecen seguras y efectivas, y las dosis más bajas de corticosteroides orales pueden ser útiles al presentar menos efectos adversos que las dosis usuales.

Conclusiones de los autores: 

Los esteroides tópicos muy potentes representan un tratamiento efectivo y seguro para el penfigoide bulloso; su uso en las formas extendidas puede estar limitado por los efectos secundarios y factores prácticos.

Las dosis iniciales de prednisolona superiores a 0,75 mg/kg/día no parecen proporcionar un beneficio adicional, las dosis inferiores pueden ser adecuadas para el control de la enfermedad; esto podría reducir la incidencia y gravedad de las reacciones adversas.

No se ha establecido la efectividad de añadir recambio plasmático o azatioprina a los corticosteroides.

El tratamiento combinado con tetraciclina y nicotinamida puede ser útil, aunque se necesita una validación adicional.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

El penfigoide bulloso es la enfermedad ampollosa autoinmune más frecuente en Occidente. Los esteroides orales se consideran el tratamiento estándar.

Objetivos: 

Evaluar los efectos de los tratamientos para el penfigoide bulloso.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizó una búsqueda en el Registro Especializado de Ensayos Controlados del Grupo Cochrane de la Piel (Skin Group), el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials), MEDLINE y EMBASE hasta marzo de 2003 y en las bibliografías de los estudios identificados.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorios de los tratamientos para pacientes con penfigoide bulloso confirmado por inmunofluorescencia.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos revisores evaluaron los estudios en cuanto a criterios de inclusión, cinco extrajeron los datos de forma independiente; los desacuerdos fueron resueltos mediante discusión. La combinación estadística de los datos fue inapropiada debido a la heterogeneidad de los tratamientos.

Resultados principales: 

Se encontraron 7 ensayos controlados aleatorios con un total de 634 pacientes. Todos los estudios incluyeron comparaciones diferentes y ninguno incluyó un grupo de placebo.

Las diferentes dosis, las diferentes formulaciones de los corticosteroides y en combinación con la azatioprina no lograron mostrar diferencias significativas en las medidas de control de la enfermedad. Sin embargo, los pacientes que tomaron azatioprina pudieron reducir casi a la mitad la cantidad de prednisona requerida para el control de la enfermedad. El recambio plasmático más la prednisona lograron un control de la enfermedad significativamente superior con respecto a la prednisona sola; este efecto favorable no fue evidente en otro estudio. El último estudio también comparó el recambio plasmático o la azatioprina más prednisona, pero no logró mostrar diferencias significativas para el control de la enfermedad o la mortalidad, aunque el total de eventos adversos a los 6 meses casi alcanza significación estadística a favor del recambio plasmático más la prednisona. No se mostró una diferencia significativa en la respuesta a la enfermedad al comparar la tetraciclina más la nicotinamida con prednisolona. Un corticosteroide tópico muy potente se comparó con la prednisona oral en pacientes con enfermedad moderada y extensa. En los pacientes con enfermedad extendida, el grupo de esteroides tópicos mostró una significativa mejoría en la supervivencia y el control de la enfermedad, y menos complicaciones graves, mientras que no se observaron diferencias significativas en estas medidas de resultado en los pacientes con enfermedad moderada.
La mayoría de las muertes notificadas fueron en pacientes que tomaban altas dosis de corticosteroides orales.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Share/Save