Penicilina para la prevención secundaria de la fiebre reumática

La penicilina reduce el riesgo de faringitis por estreptococo y ataques de fiebre reumática en personas con fiebre reumática anterior

La fiebre reumática es una complicación rara de la faringitis, que puede ocasionar daños en el corazón. Las personas con fiebre reumática anterior pueden volver a padecerla después de una faringitis por estreptococo si no reciben penicilina de modo regular. La penicilina para la prevención puede ser administrada por inyección o en comprimidos. La toma de comprimidos es más fácil pero puede no dar los mismos resultados que las inyecciones. La revisión de los ensayos comparó diferentes maneras de administrar penicilina. La penicilina parecía funcionar mejor en inyecciones que en comprimidos. Las inyecciones administradas cada dos o tres semanas funcionaron mejor que cuando se administraban cada cuatro semanas. Sin embargo, se necesita más investigación al respecto.

Conclusiones de los autores: 

La penicilina intramuscular parecía ser más eficaz que la penicilina oral para la prevención de la recurrencia de fiebre reumática y de la faringitis por estreptococo. Una inyección cada dos o tres semanas parecían ser más efectivas que una inyección cada cuatro semanas. Sin embargo, las pruebas se basan en ensayos de poca calidad.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Las personas con antecedentes de fiebre reumática tienen un alto riesgo de ataques de fiebre reumática recurrentes y de desarrollar una cardiopatía reumática después de una faringitis por estreptococo. La administración de penicilina a estas personas puede prevenir ataques recurrentes de fiebre reumática y una posterior cardiopatía reumática. Sin embargo, no hay consenso con respecto al método de administración de penicilina más efectivo.

Objetivos: 

Evaluar los efectos de la penicilina en comparación con el placebo y los efectos de diferentes regímenes y formulaciones de penicilina para la prevención de la infección estreptocócica y la recurrencia de la fiebre reumática.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el Registro Cochrane de Ensayos Controlados (Cochrane Controlled Trials Register) (La Cochrane Library Número 2, 2001), en MEDLINE (1997 hasta julio 2000), en EMBASE (1998 hasta julio 2000) y en las listas de referencias de los artículos, y se estableció contacto con expertos en el área.

Criterios de selección: 

Estudios aleatorios y cuasialeatorios que comparan (i) la penicilina con control, (ii) penicilina oral con intramuscular (iii) una dosis cada dos o tres semanas con cada cuatro semanas de penicilina intramuscular en pacientes con fiebre reumática previa.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos revisores de forma independiente evaluaron la calidad de los ensayos y obtuvieron los datos.

Resultados principales: 

Se incluyeron nueve estudios (n=3008). No se combinaron los datos debido a la heterogeneidad. En general, la calidad metodológica de los estudios incluidos fue pobre. Tres ensayos (n = 1301) compararon la penicilina con el control. Sólo uno de tres estudios reveló que la penicilina redujo la recurrencia de fiebre reumática (RR 0,45; IC del 95%: 0,22 a 0,92) y la faringitis por estreptococo (RR 0,84; IC del 95%: 0,72 a 0,97). Cuatro ensayos (n = 1098) compararon penicilina intramuscular con oral y todos demostraron que la penicilina intramuscular redujo la recurrencia de fiebre reumática y faringitis por estreptococo en comparación con la penicilina oral. Un ensayo (n = 360) comparó una dosis cada dos semanas con una dosis cada cuatro semanas de penicilina intramuscular. La penicilina administrada dos veces por semana fue más efectiva en la disminución de la recurrencia de fiebre reumática (RR 0,52; IC del 95%: 0,33 a 0,83) y de faringitis por estreptococo (RR 0,60; IC del 95%: 0,42 a 0,85). Un ensayo (n = 249) mostró que la penicilina suministrada cada tres semanas redujo la faringitis por estreptococo (RR 0,67; IC del 95%: 0,48 a 0,92) en comparación con una dosis cada cuatro semanas de penicilina intramuscular.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save