Antiplaquetarios y anticoagulantes para la prevención de la restenosis/reoclusión posterior al tratamiento endovascular periférico

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.

Fármacos para reducir la agregación plaquetaria y la coagulación sanguínea (antitrombóticos) para mantener abiertos los vasos sanguíneos después del ensanchamiento de arterias estrechas para el tratamiento de la arteriopatía periférica sintomática

Las enfermedades arteriales periféricas de las arterias de la pierna pueden causar progresivamente dolor de pierna al caminar, dolor en reposo, úlceras y gangrena debido al flujo sanguíneo reducido. Se inserta una sonda de balón inflable en la arteria para ensanchar y eliminar la obstrucción de la arteria afectada (denominada angioplastia) no obstante, con frecuencia reaparece el estrechamiento (restenosis/reoclusión) debido a la aglutinación plaquetaria (agregación) y la coagulación sanguínea activada en el vaso sanguíneo dañado (ateromatoso). Esta revisión de 14 ensayos clínicos aleatorios se propuso determinar si algún fármaco fue más efectivo que otro al prevenir la recurrencia del estrechamiento de la arteria. La aspirina (50 a 330 mg), con o sin dipiridamol, redujo la incidencia de la reoclusión entre los seis y los 12 meses en comparación con la ausencia de tratamiento o los antagonistas de la vitamina K. Tres ensayos mostraron que las dosis mayores de aspirina no tenían ventajas en las oclusiones tempranas (dentro de un mes) y tenían mayores probabilidades de causar efectos secundarios del aparato digestivo y úlcera péptica. En un estudio, la heparina de bajo peso molecular fue más efectiva que la heparina durante seis meses, sin ocasionar un aumento de la hemorragia. No hubo muchos estudios disponibles para los nuevos fármacos antiplaquetarios potentes (ticlopidina, abciximab). En un estudio en pacientes de alto riesgo el abciximab administrado en la vena tendió a mejorar la permeabilidad temprana. Se requieren resultados de estudios aleatorios amplios.

Conclusiones de los autores: 

El tratamiento con 50 a 300 mg de aspirina comenzado antes que el tratamiento femoropoplíteo endovascular parece ser el más efectivo y es seguro. El clopidogrel puede ser una alternativa, pero faltan datos. El abciximab puede ser un coadyuvante útil para los pacientes de alto riesgo con intervenciones femoropoplíteas de segmentación extensa. La heparina de bajo peso molecular parece ser más efectiva en la prevención de la reoclusión o restenosis que la heparina no fraccionada.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Las arteriopatías periféricas se suelen tratar con angioplastia con balón. La restenosis/reoclusión de los segmentos dilatados se produce generalmente en función de la longitud de la oclusión, el flujo de la pierna, el estadio de la enfermedad y la presencia de los factores de riesgo cardiovasculares. Para prevenir la reoclusión, los pacientes se tratan con agentes antitrombóticos.

Objetivos: 

Determinar si algún fármaco antitrombótico es más efectivo para prevenir la reoclusión después del tratamiento endovascular periférico, en comparación con otro fármaco antitrombótico, la ausencia de tratamiento, placebo u otros fármacos vasoactivos.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el Registro de ensayos del Grupo Cochrane de Enfermedades Vasculares Periféricas (Cochrane Peripheral Vascular Diseases Group's trials register) (última búsqueda abril 2004), en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled trials)(CENTRAL, Número 2, 2004), MEDLINE y EMBASE (última búsqueda junio 2004).

Criterios de selección: 

Los ensayos aleatorios se clasificaron como A (doble o simple ciego) o B (sin cegamiento). Los participantes incluyeron a pacientes con arteriopatía periférica sintomática tratada con revascularización endovascular de las arterias pélvicas o femoropoplíteas. Las intervenciones fueron el tratamiento con anticoagulantes, antiplaquetarios u otros fármacos vasoactivos en comparación con la ausencia de tratamiento, placebo u otro fármaco vasoactivo. Las variables de evaluación clínicas fueron la reobstrucción, la amputación, la muerte, el infarto de miocardio, el accidente cerebrovascular y la hemorragia grave.

Obtención y análisis de los datos: 

Se extrajeron detalles del número de pacientes asignados al azar, el tratamiento, el diseño del estudio, la categoría de estudio, el ocultamiento de la asignación y las características de los pacientes. El análisis se basó en los datos del tipo intención de tratar (intention-to-treat). Para examinar los efectos de los resultados binarios como la amputación y la hemorragia grave, los odds-ratios se computaron mediante un modelo de efectos fijos. Se calculó el tamaño del efecto con intervalos de confianza del 95%.

Resultados principales: 

Se halló una reducción del 60% de la obstrucción recurrente con 330 mg de aspirina (AAS) en combinación con dipiridamol (DIP) en comparación con placebo a los 12 meses de seguimiento. Seis meses después del tratamiento endovascular, se halló un efecto positivo sobre la permeabilidad 50 a 100 mg de AAS en combinación con DIP (n=356). Sin embargo, esto no fue significativo. AAS/DIP tendieron a mostrar un mayor efecto sobre la permeabilidad después de la angioplastia femoropoplítea en comparación con AVK a los tres, seis y doce meses. El tratamiento previo a la intervención con HBPM en las obstrucciones femoropoplíteas tuvo como resultado tasas de restenosis/reoclusión significativamente menores que con heparina no fraccionada.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Share/Save