¿Monitorizar el nivel de oxígeno con un oxímetro de pulso durante y después de la cirugía mejora los resultados del paciente?

El oxígeno es transportado por todo el cuerpo unido a la hemoglobina en la sangre. Al pasar la luz a través de la piel, los pulsioxímetros monitorizan la cantidad de oxígeno que transporta la sangre. La hipoxemia, cuando el nivel de oxígeno en la sangre cae por debajo de los niveles óptimos, es un riesgo durante la cirugía cuando la respiración y la ventilación del paciente pueden verse afectadas por la anestesia u otros medicamentos. El personal médico suele vigilar a los pacientes durante y después de la cirugía mediante la oximetría de pulso, pero no está claro si esta práctica reduce el riesgo de acontecimientos adversos después de la cirugía. Se revisó la evidencia sobre el efecto de los pulsioxímetros en los resultados de los pacientes quirúrgicos. En esta actualización de la revisión, la búsqueda está vigente hasta junio de 2013. Se identificaron cinco estudios en los que se asignó al azar un total de 22.992 participantes para ser controlados o no con un oxímetro de pulso. Estos estudios no fueron lo suficientemente similares como para que sus resultados se combinaran estadísticamente. Los resultados de un estudio mostraron que, aunque la oximetría de pulso puede detectar una deficiencia de oxígeno en sangre, su uso no afecta a función cognitiva del paciente ni reduce el riesgo de complicaciones o de muerte después de la anestesia. Estos estudios fueron lo suficientemente amplios como para mostrar una reducción de las complicaciones, y se tuvo cuidado de asegurar que los resultados se evaluaran de la misma manera en ambos grupos. Los estudios se llevaron a cabo en países desarrollados, donde los estándares de la anestesia y la atención de enfermería son altos. Es posible que la pulsioximetría tenga un mayor impacto en los resultados de otras zonas geográficas con una prestación de atención sanitaria menos amplia.

Conclusiones de los autores: 

Estos estudios confirmaron que la oximetría de pulso puede detectar la hipoxemia y eventos relacionados. Sin embargo, no se ha encontrado ninguna evidencia de que la oximetría de pulso afecte el resultado de la anestesia para pacientes. A pesar de una intensa y metódica obtención de datos de una población relativamente grande de cirugía general, los resultados subjetivos y objetivos contradictorios de los estudios indican que la monitorización perioperatoria con oximetría de pulso no da lugar a mejores resultados, mejor efectividad ni mejor eficacia. La vigilancia continua por defecto de la pulsioximetría no redujo la derivación a la UCI ni disminuyó la mortalidad, y no está claro si se obtuvo algún beneficio real de la aplicación de esta tecnología para los pacientes que se recuperan de una cirugía cardiotorácica en un área de atención general.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Esta es una actualización de una revisión publicada por última vez en el número 9, 2009, de The Cochrane Library. La monitorización con oximetría de pulso se usa ampliamente en el período perioperatorio y podría mejorar los resultados del paciente al posibilitar un diagnóstico temprano y, por consiguiente, la corrección de eventos perioperatorios que podrían causar complicaciones postoperatorias e incluso la muerte. Sólo se han realizado unos pocos ensayos clínicos aleatorizados de oximetría de pulso durante la anestesia y en la sala de recuperación que describen eventos hipoxémicos perioperatorios, complicaciones cardiopulmonares postoperatorias y trastornos cognitivos.

Objetivos: 

Estudiar el uso de la monitorización perioperatoria con oximetría de pulso para identificar de manera precisa resultados adversos que podrían claramente prevenirse o mejorarse por su uso.

Se pusieron a prueba las siguientes hipótesis.

1. El uso de oximetría de pulso se asocia con una mejoría en la detección y tratamiento de la hipoxemia.

2. La detección y tratamiento tempranos de la hipoxemia reducen la morbilidad y mortalidad en el período perioperatorio.

3. El uso de oximetría de pulso per se reduce la morbilidad y la mortalidad en el período perioperatorio.

4. El uso de la oximetría de pulso reduce los ingresos respiratorios imprevistos en la unidad de cuidados intensivos (UCI), disminuye la duración del reingreso en la UCI o ambas cosas.


Métodos de búsqueda: 

Se realizaron búsquedas en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials, CENTRAL) (2013, número 5), MEDLINE (1966 a junio de 2013), EMBASE (1980 a junio de 2013), CINAHL (1982 a junio de 2013), ISI Web of Science (1956 a junio de 2013), LILACS (1982 a junio de 2013) y en bases de datos de ensayos en curso; también se verificaron las listas de referencias de los ensayos y los artículos de revisión. La búsqueda original se realizó en enero de 2005 y una actualización anterior se realizó en mayo de 2009.

Criterios de selección: 

Se incluyeron todos los ensayos controlados que asignaron al azar a los participantes a la oximetría de pulso o a la no oximetría de pulso durante el período perioperatorio.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión evaluaron independientemente los datos con respecto a eventos detectables por oximetría de pulso, cualquier complicación grave ocurrida durante la anestesia o en el período postoperatorio y mortalidad intra o postoperatoria.

Resultados principales: 

En la última actualización de la revisión se identificaron cinco estudios elegibles. En la búsqueda actualizada se encontró un estudio que está a la espera de valoración, pero no hay más estudios elegibles. Se consideraron elegibles para el análisis estudios con datos de un total de 22 992 pacientes. En esos estudios no proporcionaron suficientes detalles sobre los métodos utilizados para la asignación al azar y la ocultación de la asignación. Era imposible ocultar la asignación de los participantes en el estudio al personal del estudio, ya que necesitaba poder responder a las lecturas de oximetría. Se tomaron las medidas adecuadas para minimizar el sesgo de detección para los resultados de hipoxemia y de complicaciones. Los resultados indicaron que la hipoxemia fue reducida en el grupo con oximetría de pulso, tanto en el quirófano como en la sala de recuperación. Durante la observación en la sala de recuperación, la incidencia de hipoxemia en el grupo con oximetría de pulso fue 1.5 a tres veces menor. La función cognitiva postoperatoria fue independiente de la monitorización perioperatoria con oximetría de pulso. Un estudio único sobre cirugía general mostró que las complicaciones postoperatorias ocurrieron en el 10% de los pacientes en el grupo con oximetría y en el 9,4% del grupo control. No se detectaron diferencias significativas desde el punto de vista estadístico en cuanto a complicaciones infecciosas, neurológicas, respiratorias o cardiovasculares en los dos grupos. La duración de la estancia hospitalaria fue en promedio de cinco días para ambos grupos y se informaron las mismas cifras de muertes durante la estancia en los dos grupos. La oximetría de pulso continua tiene el potencial de aumentar la vigilancia y disminuir las complicaciones pulmonares después de una cirugía cardiotorácica; sin embargo, la vigilancia continua por defecto no redujo el traslado a una UCI ni disminuyó la mortalidad general.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save