Quimioterapia (fármacos anticancerosos) para los pacientes con cáncer de pulmón de células pequeñas en estadio avanzado

El cáncer de pulmón de células pequeñas representa casi un cuarto de todos los casos nuevos de cáncer de pulmón. Este cáncer a menudo se diagnostica en un estadio avanzado, lo cual significa que se ha propagado al cerebro, al hígado, a los huesos o a la médula ósea, y la mayoría de los pacientes mueren en el primer año después del diagnóstico. Esta revisión halló que la quimioterapia de primera línea (fármacos anticancerosos) puede prolongar la supervivencia de los pacientes con cáncer de pulmón de células pequeñas en estadio avanzado durante algunos meses, en comparación con la atención de apoyo, aunque no se conoce el efecto de este tratamiento sobre la calidad de vida. El beneficio de un nuevo tratamiento (quimioterapia de segunda línea) al observar la progresión o la recaída de la enfermedad fue aun más pequeño, y la ganancia potencial de algunas semanas en la supervivencia debe equilibrarse con los efectos secundarios posibles. Debido a que los estudios disponibles fueron escasos y de calidad variable, se necesitan más ensayos clínicos para evaluar e informar mejor a los pacientes acerca de la efectividad real de la quimioterapia en el cáncer de pulmón de células pequeñas en estadio avanzado.

Conclusiones de los autores: 

Dos ECA pequeños de los años setenta sugieren que el tratamiento con quimioterapia de primera línea (basado en ifosfamida) puede proporcionar un beneficio pequeño de supervivencia (menos de tres meses) en comparación con la atención de apoyo o la infusión de placebo en pacientes con CPCP en estadio avanzado. Sin embargo, se ha demostrado que los regímenes de quimioterapia combinada basados en platino aumentan las tasas de respuesta completa en comparación con los regímenes de quimioterapia que no incluyen platino sin diferencias significativas en la supervivencia, y por lo tanto, actualmente, los mismos son el tratamiento estándar de primera línea para los pacientes con CPCP.

La quimioterapia de segunda línea en el momento de la recaída o la progresión puede prolongar la supervivencia durante algunas semanas con relación al MTMA. No obstante, no se conoce el impacto de la quimioterapia de primera línea en la calidad de vida, los pacientes mayores, las mujeres y los pacientes con pronóstico deficiente, ni se conocen los beneficios de la quimioterapia de segunda línea para los pacientes mayores. A nivel global, las pruebas sobre las cuales se basan estas conclusiones son muy escasas y de calidad incierta o baja, lo cual exige la realización de ensayos controlados bien diseñados, para evaluar de forma adicional las ventajas y desventajas entre los beneficios y los riesgos de diferentes esquemas quimioterapéuticos en pacientes con CPCP en estadio avanzado.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La quimioterapia de combinación ha sido el pilar del tratamiento para el cáncer de pulmón de células pequeñas (CPCP) en etapa extensiva durante los últimos 30 años, aunque sólo ofrece una corta prolongación de la mediana del tiempo de supervivencia. El objetivo principal para estos pacientes debe ser el alivio con el objetivo de mejorar su calidad de vida.

Objetivos: 

Determinar la efectividad de la quimioterapia de primera línea versus placebo o el mejor tratamiento médico de apoyo (MTMA) en la prolongación de la supervivencia en pacientes con CPCP en etapa extensiva en el momento del diagnóstico y la efectividad de la quimioterapia de segunda línea en el momento de la recaída o la progresión después de la quimioterapia de primera línea en comparación con el MTMA o placebo en cuanto a la prolongación de la supervivencia en pacientes con CPCP en etapa extensiva; así como evaluar los eventos adversos del tratamiento y la calidad de vida de los pacientes.

Estrategia de búsqueda (: 

Ésta es la segunda actualización de la revisión. Se hicieron búsquedas en MEDLINE (1966 hasta octubre 2013), EMBASE (1974 hasta octubre 2013) y en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL) (2012, número 3). Se estableció contacto con expertos en el tema.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorios de fase III en los cuales cualquier tratamiento con quimioterapia se comparó con placebo o MTMA en pacientes con CPCP en etapa extensiva, como tratamiento de primera línea o de segunda línea en el momento de la recaída.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores extrajeron los datos de forma independiente y evaluaron la calidad de los estudios. Los desacuerdos se resolvieron mediante discusión. Se obtuvo información adicional a partir de uno de los autores del estudio.

Resultados principales: 

Se incluyeron dos estudios con riesgo incierto de sesgo sobre la quimioterapia de primera línea. Un total de 88 hombres menores de 70 años de edad y en buen estado funcional fueron asignados al azar para recibir atención de apoyo, infusión de placebo o ifosfamida. La ifosfamida proporcionó una supervivencia media extra de 78,5 días en comparación con la atención de apoyo o la infusión de placebo. La respuesta tumoral parcial fue mayor con el tratamiento activo. Sólo se observó toxicidad en el grupo de quimioterapia y la calidad de vida sólo se evaluó al comienzo del tratamiento. La calidad de las pruebas sobre la supervivencia general y los efectos adversos fue muy baja.

Se incluyeron tres estudios en riesgo moderado de sesgo sobre la quimioterapia de segunda línea en el momento de la recaída (uno identificado en la última búsqueda). Un total de 932 hombres y mujeres menores de 75 años de edad y en cualquier estado funcional fueron asignados al azar para recibir metotrexato-doxorrubicina, topotecán o picoplatino versus tratamiento sintomático o MTMA. El tratamiento con metotrexato-doxorrubicina proporcionó una supervivencia mediana de 63 días más que en el grupo de tratamiento sintomático para los pacientes asignados para recibir cuatro ciclos de quimioterapia de primera línea, y de 21 días más para los pacientes asignados para recibir ocho ciclos de quimioterapia de primera línea.

El tratamiento con topotecán proporcionó una supervivencia mediana de 84 días más que en el grupo de MTMA (log-rank p = 0,01). El cociente de riesgos instantáneos (CRI) para la supervivencia general fue de 0,61 (IC del 95%: 0,43 a 0,87). El tratamiento con picoplatino proporcionó un tiempo de supervivencia mediano de seis días más que el MTMA (CRI 0,817; IC del 95%: 0,65 a 1,03; p = 0,0895). Un metanálisis del topotecán y el picoplatino proporcionó un CRI de 0,73 (IC del 95%: 0,55 a 0,96; p = 0,03; pruebas de baja calidad).

La respuesta parcial o completa en el grupo de metotrexato-doxorrubicina fue del 22,3%. Cinco pacientes (7%, IC del 95%: 2,33 a 15,67) mostraron una respuesta parcial con topotecán. No se proporcionaron datos acerca de la respuesta tumoral en el estudio del picoplatino. La toxicidad fue peor en el grupo de quimioterapia (pruebas de calidad moderada). La calidad de vida fue mejor en el grupo de topotecán y no se midió en los estudios del metotrexato-doxorrubicina y del picoplatino (pruebas de baja calidad).

Tools
Information
Share/Save