Profilaxis antibiótica para las mordeduras de mamíferos

Los antibióticos pueden reducir la tasa de infección después de las mordeduras por seres humanos y después de las mordeduras en la mano.

Las heridas por mordeduras pueden infectarse debido al traslado de bacterias presentes en la boca de los mamíferos hacia la piel. Había una disminución del riesgo de desarrollo de una infección después de una mordedura humana cuando se administraron antibióticos. Los antibióticos también disminuyeron la probabilidad de desarrollo de una infección de la herida después de una mordedura en la mano. Se necesitan estudios adicionales para confirmar estos hallazgos.

Conclusiones de los autores: 

Hay evidencia proveniente de un ensayo de que los antibióticos profilácticos reducen el riesgo de infección después de las mordeduras humanas, pero se necesita investigación confirmatoria. No hay ninguna evidencia de que el uso de antibióticos profilácticos sea eficaz para las mordeduras de gato o perro. Hay evidencia de que el uso de antibióticos profilácticos después de las mordeduras de la mano reduce la infección, pero es necesaria investigación confirmatoria.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Las mordeduras por mamíferos son un problema común y representan hasta el 1% de todas las visitas a los servicios de emergencias de los hospitales. Las mordeduras de perros y gatos son que las más frecuentes y las personas normalmente son mordidas por sus propios animales domésticos o por un animal conocido de ellos. Los niños en edad escolar constituyen casi la mitad de todos los mordidos. La prevención del tétanos, de la rabia y de la infección de la herida son las prioridades para el personal de los servicios de emergencias. El uso de antibióticos puede ser útil para reducir el riesgo de desarrollo de una infección de la herida.

Objetivos: 

Determinar si el uso de antibióticos profilácticos en las mordeduras de mamíferos es eficaz para prevenir la infección de la herida por mordedura.

Estrategia de búsqueda (: 

Los ECAs pertinentes se identificaron por búsquedas electrónicas en las bases de datos MEDLINE, EMBASE, LILACS y en el Cochrane Controlled Trials Register hasta noviembre de 2000.

Criterios de selección: 

Se incluyeron ensayos controlados con asignación al azar que estudiaran pacientes con mordeduras producidas por todos los mamíferos. Se hicieron comparaciones entre antibióticos y placebo o sin ninguna intervención. El resultado de interés fue el número de infecciones en el sitio de la mordedura.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos revisores obtuvieron los datos de forma independiente. Todos los análisis se realizaron según el método de intención de tratar (intention to treat).

Resultados principales: 

Se incluyen ocho estudios. El uso profiláctico de los antibióticos se asoció a una reducción estadísticamente significativa en la tasa de infección después de las mordeduras por seres humanos.

Los antibióticos profilácticos no parecieron reducir la tasa de infección después de las mordeduras por gatos o perros. El tipo de la herida, p.ej. lacerante o perforante, no parecía influir en la efectividad del antibiótico profiláctico. Los antibióticos profilácticos se asociaron con una reducción estadísticamente significativa en la tasa de infección de mordeduras de la mano (OR 0.10, IC del 95% 0.01 a 0.86; NNT = 4, IC del 95% 2 a 50).

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save