Fluspirileno de depósito para la esquizofrenia

La esquizofrenia es una enfermedad mental grave, crónica y recurrente con una prevalencia mundial durante la vida de alrededor el 1%. Los fármacos antipsicóticos son el pilar del tratamiento de la esquizofrenia, pero el cumplimiento con la medicación suele ser deficiente debido al perfil de efectos adversos de los fármacos y a las creencias del paciente sobre su enfermedad. La falta de cumplimiento con la medicación es una de las principales causas de recaída, con importantes costes personales, sociales y económicos.

Los antipsicóticos de depósito se desarrollaron en la década de 1960 específicamente para promover el cumplimiento con el tratamiento y dieron lugar a un uso más amplio de los depósitos como una forma de tratamiento de mantenimiento a largo plazo. Los antipsicóticos de depósito se administran por vía intramuscular y el fármaco se libera en el cuerpo lentamente durante un período de tiempo prolongado. Estos antipsicóticos necesitan inyectarse sólo una vez cada dos a cuatro semanas.

El fluspirileno es un antipsicótico de depósito inyectable de acción relativamente prolongada que se utiliza para la esquizofrenia. La revisión sistemática original (David 1999) sobre el fluspirileno de depósito para la esquizofrenia se actualizó con cinco estudios adicionales. Se incluyeron 12 ensayos cuasialeatorizados. El tamaño de los estudios fue pequeño y la mayoría fueron de corta duración. Esto no puede ser muy informativo para un fármaco que está destinado a un tratamiento de mantenimiento a largo plazo. Sin embargo, según los estudios que se pudieron incluir, el decanoato de fluspirileno no difiere mucho de otros antipsicóticos de depósito (decanoato de flufenazina, enantato de flufenazina, enantato de perfenazina, undecilenato de pipotiazina) con respecto a la eficacia del tratamiento, la respuesta o la tolerabilidad. Los resultados indican que el fluspirileno no difiere significativamente de los antipsicóticos orales o en diferentes regímenes semanales, aunque no se puede inferir mucho debido a la escasez de ensayos.

Conclusiones de los autores: 

Los números de participantes en cada comparación fueron pequeños y no hubo diferencias claras entre el fluspirileno y los fármacos orales u otras preparaciones de depósito. La decisión de utilizar el fluspirileno como fármaco de depósito y si tiene ventajas sobre otros depósitos, por el momento no se puede basar en datos obtenidos de ensayos. Todavía se necesitan ensayos aleatorizados bien realizados e informados para informar la práctica.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Los fármacos antipsicóticos constituyen la piedra angular del tratamiento de la esquizofrenia y trastornos psicóticos similares. Las inyecciones de depósito de acción prolongada de fármacos como el fluspirileno se utilizan ampliamente como una forma de tratamiento de mantenimiento a largo plazo.

Objetivos: 

Revisar los efectos del fluspirileno de depósito versus placebo, antipsicóticos orales y otras preparaciones antipsicóticas de depósito en pacientes con esquizofrenia en términos de resultados clínicos, sociales y económicos.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas en el registro de ensayos del Grupo Cochrane de Esquizofrenia (Cochrane Schizophrenia Group) (septiembre de 2005), se inspeccionaron las referencias de todos los estudios identificados y se estableció contacto con las compañías farmacéuticas pertinentes.

Criterios de selección: 

Todos los ensayos aleatorizados pertinentes centrados en pacientes con esquizofrenia en los que se hubieran comparado fluspirileno de depósito, antipsicóticos orales, otras preparaciones de depósito o placebo. Se buscaron resultados como muerte, cambios clínicamente significativos en la función global, estado mental, recaídas, ingreso hospitalario, efectos adversos y aceptabilidad del tratamiento.

Obtención y análisis de los datos: 

Se seleccionaron los estudios de forma fiable, se evaluó la calidad y se extrajeron los datos. Para los datos dicotómicos se calcularon los riesgos relativos (RR) con intervalos de confianza (IC) del 95%. En los casos en que fue posible, se calculó el número necesario a tratar (NNT). El análisis se realizó por intención de tratar (intention to treat). Los datos continuos normales se resumieron mediante la diferencia de medias ponderada (DMP). Solo se presentan los datos de escalas de los instrumentos que han logrado niveles predeterminados de calidad.

Resultados principales: 

En esta actualización se incluyeron 12 estudios aleatorizados, de los cuales cinco son estudios adicionales. Un ensayo comparó fluspirileno y placebo y no informó de diferencias importantes en la mejoría global (n = 60, un ECA, RR "ninguna mejoría importante" 0,97; IC: 0,9 a 1,1). Aunque los trastornos del movimiento (n = 60, un ECA, RR 31,0; IC: 1,9 a 495,6; NND 4) sólo se encontraron en el grupo de fluspirileno, no hubo datos convincentes que mostraran la ventaja de la clorpromazina oral u otros antipsicóticos de depósito sobre el decanoato de fluspirileno. No se encontró una diferencia entre el fluspirileno de depósito y otros antipsicóticos orales con respecto a las recaídas o al número de pacientes que abandonan el estudio de forma temprana. Los datos del estado global (CGI) no fueron significativamente diferentes a corto plazo, cuando el fluspirileno se comparó con otros depósitos (n = 90, dos ECA, RR "ninguna mejoría importante" 0,80; IC: 0,2 a 2,8). No se observaron diferencias significativas entre el fluspirileno y otros depósitos con respecto al número de pacientes que abandonaron el ensayo de forma temprana (n = 83, dos ECA, RR 0,55; IC: 0,1 a 2,3) o a las tasas de recaída (n = 109, tres ECA, RR 0,55; IC: 0,1 a 2,3). Los efectos adversos extrapiramidales fueron significativamente menos frecuentes en los grupos de fluspirileno (n = 164, cuatro ECA, RR 0,50; IC: 0,3 a 0,8; NND 5). Los otros efectos adversos no fueron significativamente diferentes. La deserción en la única comparación entre el fluspirileno en la administración semanal versus quincenal (n = 34, RR 3,00; IC: 0,1 a 68,8) y las tasas de recaída (n = 34, RR 3,18; IC: 0,1 a 83,8) no fueron significativamente diferentes. En un estudio a corto plazo no hubo diferencias significativas en los trastornos del movimiento. Ningún estudio informó resultados del hospital o del servicio ni comentó sobre la satisfacción global de los participantes con la atención recibida. Ninguno de los estudios incluidos registró resultados económicos.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save