Intervenciones para las uñas del pie encarnadas

Las uñas del pie encarnadas son una afección común y ocurren cuando el borde de la uña crece y penetra la piel al costado de la misma, lo cual genera una lesión dolorosa. Esta perforación en la piel puede causar inflamación e infección.

Esta es una actualización de la revisión Cochrane “Tratamientos quirúrgicos para las uñas del pie encarnadas”. Se ha ampliado el alcance de esta revisión para incluir todos los tipos de tratamiento para las uñas del pie encarnadas. Además de la inclusión de los tratamientos no quirúrgicos para las uñas del pie encarnadas, también se consideraron las intervenciones quirúrgicas con intervenciones pre y posoperatorias para reducir las complicaciones posoperatorias.

Se incluyeron 24 ensayos controlados aleatorios con un total de 2826 participantes, y el objetivo fue determinar cuál es el tratamiento más eficaz.

Al compararlas con intervenciones no quirúrgicas, las intervenciones quirúrgicas son más efectivas para prevenir la recurrencia de una uña del pie encarnada.

Se encontró que ninguno de los tratamientos posoperatorios utilizados, como antibióticos o miel de manuka; povidona yodada con parafina; hidrogel con parafina; o gasa parafinada, redujo el riesgo de infección posoperatoria o de dolor posoperatorio, ni proporcionó un tiempo de curación más corto.

Existen diferentes intervenciones quirúrgicas y no quirúrgicas para las uñas del pie encarnadas, aunque no hay acuerdo acerca de un tratamiento estándar de primera elección.

Conclusiones de los autores: 

Las intervenciones quirúrgicas son más efectivas que las intervenciones no quirúrgicas para la prevención de la recurrencia de la uña del pie encarnada.

En los estudios que comparan una intervención quirúrgica con una intervención quirúrgica con aplicación de fenol, el agregado de fenol probablemente es más efectivo para prevenir la recurrencia y el nuevo crecimiento de la uña del pie encarnada. Debido a que hay sólo un estudio en el cual las intervenciones quirúrgicas fueron iguales en ambos brazos, deben realizarse más estudios para confirmar estos resultados.

Las intervenciones posoperatorias no reducen el riesgo de infección posoperatoria, el dolor posoperatorio o el tiempo de curación.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Las uñas del pie encarnadas son una afección común en la cual parte de la uña penetra el pliegue cutáneo al costado de la misma, generando un área dolorosa. Existen diferentes intervenciones quirúrgicas y no quirúrgicas para las uñas del pie encarnadas, aunque no hay consenso acerca de un tratamiento estándar de primera elección.

Objetivos: 

Evaluar los efectos de las intervenciones quirúrgicas y no quirúrgicas en un contexto médico para las uñas del pie encarnadas, con el animo de aliviar los síntomas y prevenir el nuevo crecimiento del borde de la uña o la recurrencia de la uña del pie encarnada.

Estrategia de búsqueda (: 

Se actualizaron las búsquedas de las siguientes bases de datos hasta enero de 2010: el registro especializado del Grupo Cochrane de Piel (Cochrane Skin Group), CENTRAL en The Cochrane Library, MEDLINE, y EMBASE. También se actualizaron las búsquedas de CINAHL, WEB of SCIENCE, bases de datos de ensayos en curso, y listas de referencias de artículos.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorios de las intervenciones quirúrgicas y no quirúrgicas para las uñas del pie encarnadas, que también son conocidas por los términos “unguis incarnatus” y “onicocriptosis”, así como aquellos que compararan las opciones de tratamiento posoperatorio. Los estudios deben haber tenido un período de seguimiento de al menos un mes.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores seleccionaron los estudios, evaluaron la calidad metodológica y extrajeron los datos de los estudios seleccionados de manera independiente. Los resultados se presentaron como cocientes de riesgos (CR) con intervalos de confianza del 95% (IC).

Resultados principales: 

Esta es una actualización de la revisión Cochrane “Tratamientos quirúrgicos para las uñas del pie encarnadas”. En esta actualización se incluyeron 24 estudios, con un total de 2826 participantes (de los cuales 7 fueron también incluidos en la revisión anterior). Cinco estudios se realizaron en intervenciones no quirúrgicas, y 19 en intervenciones quirúrgicas.

Se evaluó el riesgo de sesgo de cada estudio incluido; esta es una medida de la calidad metodológica de varias características en estos estudios. Se encontró que dicho riesgo fue incierto para varios ítems, debido al reporte incompleto. No se realizó el cegamiento de los participantes al tratamiento que recibieron debido a la naturaleza de las intervenciones, p.ej. cirugía o el uso de una ortesis en el dedo del pie. Se reportó la realización del cegamiento de los evaluadores de resultado en sólo nueve de los 24 estudios.

Ninguno de los estudios incluidos consideró los resultados primarios de “alivio de los síntomas” o “nuevo crecimiento”, aunque 16 consideraron la “recurrencia”. No todos los estudios incluidos consideraron todos los resultados secundarios (tiempo de curación, complicaciones posoperatorias como infección y hemorragia, dolor debido a la cirugía / dolor posoperatorio, satisfacción del participante) y dos estudios no consideraron ninguno de los resultados secundarios.

Las intervenciones quirúrgicas fueron mejores para prevenir la recurrencia que las intervenciones no quirúrgicas con tratamiento del lecho ungueal (o extracción del lecho ungueal) y probablemente fueron mejores que los tratamientos no quirúrgicos con ortonixia (tratamiento con abrazadera).

En cuatro de los 12 estudios en los cuales una intervención quirúrgica con ablación química (p.ej. fenol) se comparó con una intervención quirúrgica sin ablación química, se encontró una reducción significativa de la recurrencia. Las intervenciones quirúrgicas en ambos lados de estas comparaciones no fueron iguales, de manera que no está claro si la reducción fue causada por el agregado de ablación química.

En solo un estudio se realizó la comparación de una intervención quirúrgica conocida como avulsión parcial de la uña con escisión de la matriz comparada con la misma intervención quirúrgica más fenol. En este estudio con 117 participantes, la intervención quirúrgica con fenol fue significativamente más efectiva para prevenir la recurrencia que la intervención quirúrgica sola (14% en comparación con 41% respectivamente, CR 0,34; IC del 95%: 0,17 a 0,69).

Ninguna de las intervenciones posoperatorias descritas, como el uso de antibióticos o miel de manuka; povidona yodada con parafina; hidrogel con parafina; o gasa parafinada, mostró diferencias significativas al considerar las tasas de infección, el dolor o el tiempo de curación.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save