Estrógenos locales para la atrofia vaginal en mujeres postmenopáusicas

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.

La utilización de cremas, pesarios o un anillo vaginal para aplicar estrógeno por vía vaginal alivia los síntomas de la atrofia vaginal, aunque algunas cremas pueden causar efectos adversos.

La atrofia vaginal es una afección común en las mujeres postmenopáusicas. Ésta provoca sequedad vaginal y prurito y puede causar dolor durante el coito. La hormona femenina estrógeno es una opción de tratamiento para la atrofia vaginal, pero puede causar efectos adversos como hemorragia y molestias mamarias. Las mujeres pueden recibir estrógeno mediante comprimidos o inyecciones. De manera alternativa, la hormona se puede aplicar de forma local mediante la utilización de cremas, pesarios (comprimidos colocados en la vagina) o un anillo de liberación de la hormona colocado en la vagina. Esta revisión halló que todos los métodos de administración de estrógeno alivian los síntomas. Sin embargo, algunas cremas pueden provocar efectos adversos, por lo que las mujeres prefieren los anillos vaginales.

Conclusiones de los autores: 

Las cremas, los pesarios, los comprimidos y el anillo vaginal de estradiol parecieron tener la misma efectividad para los síntomas de atrofia vaginal. Un ensayo mostró efectos secundarios significativos después de la aplicación de la crema (estrógeno equino conjugado), que produjo hemorragia uterina, dolor de las mamas y dolor perineal, en comparación con los comprimidos. Dos ensayos mostraron hiperestimulación endometrial significativa después del uso de la crema (estrógeno equino conjugado), en comparación con el anillo. Las pacientes parecieron preferir la utilización del anillo vaginal liberador de estradiol como tratamiento de elección, debido a la facilidad de su uso, la comodidad con el producto y la satisfacción general.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La atrofia vaginal es un motivo de consulta frecuente entre las mujeres postmenopáusicas; los síntomas incluyen sequedad vaginal, prurito, molestias y dolor durante el coito. No siempre es necesario el tratamiento sistémico de estos síntomas mediante la terapia de reemplazo hormonal por vía oral. Una alternativa son las preparaciones con estrógeno administradas por vía vaginal (en forma de cremas, pesarios, comprimidos y el anillo liberador de estradiol).

Objetivos: 

El objetivo de esta revisión fue comparar la efectividad, seguridad y aceptabilidad de las preparaciones de estrógeno para mujeres que presentan atrofia vaginal.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el Registro Especializado de Ensayos Controlados del Grupo Cochrane de Trastornos Menstruales y Subfertilidad (Cochrane Menstrual Disorders and Subfertility Group) (consultado en enero 2006), The Cochrane Library (2006,número 2), MEDLINE (1966 hasta enero 2006), EMBASE (1980 hasta enero 2006), Current Contents (1993 hasta enero 2006, Biological Abstracts (1969 hasta 2006), Social Sciences Index (1980 hasta enero 2006), PsycINFO (1972 hasta febrero 2006), CINAHL (1982 hasta enero 2006) y en las listas de referencias de artículos. También contactamos con los fabricantes e investigadores en el tema.

Criterios de selección: 

Los criterios de inclusión fueron comparaciones aleatorias de las preparaciones de estrógeno administradas por vía vaginal en mujeres postmenopáusicas para el tratamiento de los síntomas derivados de la atrofia vaginal o la vaginitis.

Obtención y análisis de los datos: 

Se identificaron 37 ensayos: de los cuales se excluyeron 18. Se evaluó la calidad de los ensayos incluidos y dos revisores obtuvieron los datos de forma independiente. Se calcularon los cocientes para los resultados dicotómicos y las medias para los resultados continuos. Los resultados analizados se categorizaron bajo los encabezados: eficacia, seguridad y aceptabilidad.

Resultados principales

En esta revisión, se incluyeron 19 ensayos con 4 162 mujeres. En general, la calidad de los estudios fue buena, aunque no todos los ensayos evaluaron las mismas medidas de resultado. Todos los ensayos evaluaron la eficacia mediante varias medidas de resultado. Cuando se comparó la eficacia de diferentes preparaciones estrogénicas (en forma de cremas, pesarios, comprimidos y el anillo vaginal liberador de estradiol) en el alivio de los síntomas de la atrofia vaginal, los resultados indicaron hallazgos significativos que favorecieron la crema, el anillo y los comprimidos cuando se compararon con placebo y gel no hormonal.

Catorce ensayos compararon la seguridad. Cuatro analizaron la hiperplasia, cuatro la hiperestimulación endometrial y siete los efectos adversos. Un ensayo mostró efectos adversos significativos de la crema (estrógeno equino conjugado) cuando se comparó con los comprimidos (estradiol), con respecto a hemorragia uterina, dolor de las mamas y dolor perineal (un ECA; OR 0,18; IC del 95%: 0,07 a 0,50). Dos ensayos mostraron hiperestimulación endometrial significativa en el grupo crema (estrógeno equino conjugado), cuando se evaluó mediante la prueba de provocación con progestágeno, en comparación con el anillo (OR 0,29; IC del 95%: 0,11 a 0,78). Aunque no fueron estadísticamente significativas, hubo una incidencia de hiperplasia simple del 2% en el grupo anillo comparado con el de crema (estrógeno equino conjugado), mientras que la incidencia de hiperplasia (una simple y una compleja) fue de 4% en el grupo crema (estrógeno equino conjugado), en comparación con los comprimidos (estradiol).

Once estudios compararon la aceptabilidad para las participantes, al comparar: la comodidad con el uso del producto, la facilidad de uso, la clasificación general del producto, el sistema de administración y la satisfacción. Los resultados mostraron una preferencia significativa por el anillo vaginal liberador de estradiol.

Conclusiones de los autores

Las cremas, los pesarios, los comprimidos y el anillo vaginal de estradiol parecieron tener la misma efectividad para los síntomas de atrofia vaginal. Un ensayo mostró efectos secundarios significativos después de la aplicación de la crema (estrógeno equino conjugado), que produjo hemorragia uterina, dolor de las mamas y dolor perineal, en comparación con los comprimidos. Dos ensayos mostraron hiperestimulación endometrial significativa después del uso de la crema (estrógeno equino conjugado), en comparación con el anillo. Las pacientes parecieron preferir la utilización del anillo vaginal liberador de estradiol como tratamiento de elección, debido a la facilidad de su uso, la comodidad con el producto y la satisfacción general.

Esta revisión debería citarse como:Suckling J, Lethaby A, Kennedy RLa Biblioteca Cochrane PlusThe Cochrane Library
Resultados principales: 

En esta revisión, se incluyeron 19 ensayos con 4 162 mujeres. En general, la calidad de los estudios fue buena, aunque no todos los ensayos evaluaron las mismas medidas de resultado. Todos los ensayos evaluaron la eficacia mediante varias medidas de resultado. Cuando se comparó la eficacia de diferentes preparaciones estrogénicas (en forma de cremas, pesarios, comprimidos y el anillo vaginal liberador de estradiol) en el alivio de los síntomas de la atrofia vaginal, los resultados indicaron hallazgos significativos que favorecieron la crema, el anillo y los comprimidos cuando se compararon con placebo y gel no hormonal.

Catorce ensayos compararon la seguridad. Cuatro analizaron la hiperplasia, cuatro la hiperestimulación endometrial y siete los efectos adversos. Un ensayo mostró efectos adversos significativos de la crema (estrógeno equino conjugado) cuando se comparó con los comprimidos (estradiol), con respecto a hemorragia uterina, dolor de las mamas y dolor perineal (un ECA; OR 0,18; IC del 95%: 0,07 a 0,50). Dos ensayos mostraron hiperestimulación endometrial significativa en el grupo crema (estrógeno equino conjugado), cuando se evaluó mediante la prueba de provocación con progestágeno, en comparación con el anillo (OR 0,29; IC del 95%: 0,11 a 0,78). Aunque no fueron estadísticamente significativas, hubo una incidencia de hiperplasia simple del 2% en el grupo anillo comparado con el de crema (estrógeno equino conjugado), mientras que la incidencia de hiperplasia (una simple y una compleja) fue de 4% en el grupo crema (estrógeno equino conjugado), en comparación con los comprimidos (estradiol).

Once estudios compararon la aceptabilidad para las participantes, al comparar: la comodidad con el uso del producto, la facilidad de uso, la clasificación general del producto, el sistema de administración y la satisfacción. Los resultados mostraron una preferencia significativa por el anillo vaginal liberador de estradiol.

Share/Save