Tipo de injertos para la cirugía de revascularización femoropoplítea

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.

Las venas del propio paciente (vena autóloga) o el cordón umbilical humano son mejores que los injertos sintéticos para sobrepasar una arteria gravemente bloqueada en el muslo.

Cuando la arteria en el muslo (de la ingle a la rodilla) está gravemente bloqueada, la sangre no puede circular a la pierna. Esto puede resultar en trastornos dolorosos, y posiblemente en amputación (extracción quirúrgica), si la pierna no se opera para reemplazar a la arteria bloqueada con una funcional (injerto de bypass). Se utilizan diferentes tipos de injertos: venas autólogas (una vena en funcionamiento del propio cuerpo de la persona), cordón umbilical humano, o injertos sintéticos (arteria artificial). Esta revisión no encontró pruebas de ensayos suficientes para demostrar qué tipo de injerto es el más conveniente. Sin embargo, las venas autólogas o la vena umbilical humana, en general, son mejores que los injertos sintéticos.

Conclusiones de los autores: 

No existen pruebas claras de qué tipo de injerto es mejor para el injerto femoropoplíteo. En cuanto a la permeabilidad del injerto autólogo, los injertos venosos in situ y revertidos presentan la misma eficacia, mientras que la vena umbilical humana funciona mejor que el PTFE. Un parche venoso distal puede mejorar la permeabilidad primaria para los injertos femoropoplíteos de PTFE por debajo de la rodilla.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Los cirujanos vasculares construyen injertos de bypass femoropoplíteos, desde la ingle a la rodilla, para salvar las extremidades que de lo contrario requerirían amputación en pacientes con enfermedad arterial grave, y para mejorar la distancia de caminata en pacientes con enfermedad arterial menos grave. Durante la intervención quirúrgica, la arteria nativa bloqueada se sobrepasa mediante el uso de una parte de una vena del propio paciente (vena autóloga), la vena umbilical humana, o un injerto artificial p.ej. Dacron o politetrafluoretileno (PTFE).

Objetivos: 

Determinar el tipo más eficaz de injerto para la cirugía de revascularización femoropoplítea.

Estrategia de búsqueda (: 

Los revisores buscaron en el registro de ensayos del Grupo Cochrane de Enfermedades Vasculares Periféricas (Cochrane Peripheral Vascular Diseases Group) y en las listas de referencias de artículos relevantes, y realizaron búsquedas manuales en las actas de la British Vascular Surgical Society, la European Vascular Surgical Society y la North American Society of Vascular Surgery. Además, establecieron contacto con todos los fabricantes principales de injertos artificiales y con los autores de los ensayos publicados para preguntarles sobre los ensayos no publicados.

Criterios de selección: 

Ensayos aleatorios que compararon un tipo de injerto femoropoplíteo con otro.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos revisores, de forma independiente, seleccionaron los ensayos y evaluaron la calidad de los mismos.

Resultados principales: 

Se incluyeron nueve ensayos con un total de 1334 participantes. Éstos investigaron una variedad de tipos de injerto.

En un ensayo de injerto por encima de la rodilla, la permeabilidad primaria y secundaria fueron significativamente mejores para la vena safena (73% y 90% respectivamente) en comparación con el PTFE (47%, p<0,05 y 47%, p<0,05) y el Dacron (54%, p<0,01 y 60%, p<0,01) a los cuatro años.

Dos ensayos que compararon injertos de vena safena in situ y revertidos en la arteria poplítea por encima y por debajo de la rodilla no revelaron diferencias en la permeabilidad primaria (64% versus 62% respectivamente), en la permeabilidad secundaria (65% versus 70%) o en la supervivencia con extremidad intacta (74% en ambos grupos) con un seguimiento de cinco a diez años.

Tres ensayos que compararon el PTFE con la vena umbilical humana mostraron tasas de permeabilidad secundaria significativamente mejores para la vena umbilical humana, (41% versus 73%, p<0,005; 49% versus 66%, p<0,05; 22% versus 42%, p=0,005); uno también mostró que la permeabilidad primaria era significativamente mejor para la vena umbilical humana a los cinco años (32% versus 65%, p<0,001).

La comparación de los injertos de PTFE con y sin parche venoso no encontró diferencias en los injertos por encima de la rodilla. Sin embargo, la permeabilidad primaria por debajo de la rodilla fue mayor con un PTFE más un bypass con parche venoso (52% versus 29%, p=0,03) a los dos años.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Share/Save