Cremas, lociones y geles (tratamientos tópicos) para las infecciones micóticas de la piel y de las uñas del pie

Se encontró mucha evidencia para mostrar que las cremas, las lociones y los geles antimicóticos tópicos sin prescripción constituyen un tratamiento efectivo para las infecciones micóticas de la piel de los pies (pie de atleta o tinea pedis). El agente tópico más efectivo fue la terbinafina. Otros agentes tópicos como los azoles, la ciclopiroxolamina, la butenafina, el tolnaftato y el undecanoato también fueron efectivos para curar el pie de atleta.

La evidencia de tratamientos tópicos para las infecciones por dermatofitos de las uñas del pie son más escasas y los estudios son pequeños. Hubo alguna evidencia acerca de que la ciclopiroxolamina y la butenafina son efectivas pero deben aplicarse diariamente durante períodos prolongados (al menos por un año).

Conclusiones de los autores: 

Los ensayos controlados con placebo de las alilaminas y los azoles para el pie de atleta producen consistentemente porcentajes más altos de curación que el placebo. Las alilaminas curan levemente más infecciones que los azoles, y en la actualidad son SMP disponibles. Se requiere más investigación sobre la efectividad de los agentes antimicóticos para las infecciones de las uñas.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Las infecciones micóticas de los pies normalmente se producen en la capa más externa de la piel (epidermis). La piel entre los dedos del pie es un sitio frecuente de infección que puede causar dolor y picazón. Las infecciones micóticas de la uña (onicomicosis) pueden afectar toda la placa ungueal.

Objetivos: 

Evaluar los efectos de los tratamientos tópicos para el tratamiento exitoso (tasa de fracaso del tratamiento) de las infecciones micóticas de la piel y de las uñas del pie y para la prevención de la recurrencia.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas en el Registro Especializado del Grupo Cochrane de Piel (enero 2005), Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (The Cochrane Library número 1, 2005), MEDLINE y EMBASE (desde su inicio hasta enero 2005). Se revisó el Science Citation Index, BIOSIS, CAB - Health and Healthstar, CINAHL DARE, NHS Economic Evaluation Database y EconLit (marzo de 2005). Se hicieron búsquedas en las bibliografías.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorios (ECA) que incluían participantes con infecciones micóticas de la piel y de las uñas del pie cuyo diagnóstico era micológico.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores resumieron de forma independiente los ensayos incluidos y evaluaron la calidad del informe con el uso de una herramienta estructurada de extracción de datos.

Resultados principales: 

De los 144 trabajos identificados, 67 ensayos cumplieron los criterios de inclusión. Los ensayos controlados con placebo produjeron los siguientes riesgos relativos (RR) agrupados de fracaso del tratamiento de las infecciones de piel: alilaminas RR 0,33 (IC del 95%: 0,24 a 0,44); azoles RR 0,30 (IC del 95%: 0,20 a 0,45); ciclopiroxolamina RR 0,27 (IC del 95%: 0,11 a 0,66); tolnaftato RR 0,19 (IC del 95%: 0,08 a 0,44); butenafina RR 0,33 (IC del 95%: 0,24 a 0,45); undecanoatos RR 0,29 (IC del 95%: 0,12 a 0,70). El metanálisis de 11 ensayos que compararon las alilaminas y los azoles mostró un riesgo relativo de fracaso del tratamiento de RR 0,63 (IC del 95%: 0,42 a 0,94) a favor de las alilaminas. La evidencia del manejo de los tratamientos tópicos para las infecciones de las uñas del pie son más escasas. Hay alguna evidencia de que la ciclopiroxolamina y la butenafina son efectivas pero ambas deben aplicarse diariamente durante períodos prolongados (al menos por un año). Los seis ensayos de las infecciones de las uñas proporcionaron evidencia acerca de que la ciclopiroxolamina tópica presenta bajas tasas de curación y que la amorolfina puede ser considerablemente más efectiva, pero se requiere más investigación.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save