Vacunas antineumocócicas para prevenir la neumonía en la enfermedad pulmonar obstructiva crónica

Se trató de descubrir si las vacunas antineumocócicas en pacientes con enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) reducen el riesgo de neumonía y la mortalidad asociada. Se encontró un total de 12 estudios con 2171 participantes. Las pruebas incluidas en esta revisión están actualizadas hasta diciembre de 2015.

Antecedentes

Los pacientes con EPOC tienen un mayor riesgo de enfermedad respiratoria como neumonía, debido a una bacteria llamada Streptococcus pneumoniae, otras neumonías adquiridas en la comunidad y exacerbaciones agudas de la EPOC Estas enfermedades aumentan la mortalidad y están asociadas con mayores costos de la asistencia sanitaria.

Características de los estudios

Para esta revisión actualizada, se identificaron cinco nuevos estudios (606 participantes), con lo cual la cantidad total de estudios es de 12, con 2171 participantes con EPOC. La edad promedio de los participantes fue de 66 años, 67% eran hombres y los participantes recibieron un diagnóstico de EPOC moderada a grave. Once estudios compararon una vacuna inyectable con un control, y un estudio comparó dos tipos diferentes de vacuna inyectable.

Resultados clave

Los pacientes que se vacunaron tuvieron menos probabilidades de presentar un episodio de neumonía adquirida en la comunidad; 21 pacientes con EPOC (intervalo de confianza [IC] del 95%: 15 a 74) deberían ser vacunados para prevenir un episodio de neumonía. La vacunación no se tradujo en una diferencia en el riesgo de neumonía neumocócica debido al S pneumoniae ni en la probabilidad de morir ni de ser hospitalizado. Los pacientes que se vacunaron tuvieron menos probabilidades de presentar una exacerbación de la EPOC; ocho pacientes con EPOC (IC del 95%: 5 a 58) deberían ser vacunados para prevenir que un paciente presente una exacerbación aguda. No se encontraron diferencias en la efectividad entre dos tipos de vacunas inyectables.

Calidad de la evidencia

Las pruebas de esta revisión en general son independientes y fiables, y se tiene una certeza moderada acerca de los resultados.

Conclusiones

Según las guías actuales, esta revisión sugiere que todas las personas con EPOC deberían recibir la vacuna antineumocócica para proporcionar cierto grado de protección contra la neumonía adquirida en la comunidad y para disminuir la posibilidad de una exacerbación aguda.

Conclusiones de los autores: 

La vacunación antineumocócica polivalente inyectable proporciona una protección importante contra la neumonía adquirida en la comunidad, aunque no existen pruebas que indiquen que la vacuna reduzca el riesgo de neumonía neumocócica confirmada, que fue un evento relativamente poco frecuente. La vacuna redujo la probabilidad de una exacerbación de la EPOC, y las pruebas de calidad moderada indican que hay beneficios con la vacuna antineumocócica en los pacientes con EPOC. Las pruebas no fueron suficientes para realizar una comparación entre diferentes tipos de vacunas antineumocócicas.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Los pacientes con enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) tienen mayor riesgo de enfermedad neumocócica, en especial de neumonía, así como de exacerbaciones agudas con la morbilidad y los costos de la asistencia sanitaria asociados.

Objetivos: 

Determinar la eficacia de las vacunas antineumocócicas inyectables para prevenir la neumonía en pacientes con EPOC.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas en el Registro de Ensayos de EPOC del Grupo Cochrane de Vías Respiratorias (Cochrane Airways Group) y en las bases de datos CENTRAL, MEDLINE y EMBASE; con los términos preestablecidos. Las búsquedas están actualizadas hasta noviembre 2016.

Criterios de selección: 

Se incluyeron los ensayos controlados aleatorios (ECA) que compararon la vacuna antineumocócica de polisacáridos (PPV) inyectable o la vacuna antineumocócica conjugada (PCV) versus un tipo de vacuna alternativa o un control en pacientes con EPOC.

Obtención y análisis de los datos: 

Se utilizaron procedimientos metodológicos estándar Cochrane. Para los metanálisis, los estudios se subagruparon por tipo de vacuna.

Resultados principales: 

Para esta actualización, se agregaron cinco estudios (606 participantes), lo que significa que ahora la revisión comprende 12 ECA con 2171 participantes con EPOC. La edad promedio de los participantes fue de 66 años, los participantes hombres representaron el 67% y el volumen espiratorio máximo en un segundo (VEM1) fue de 1,2 L (cinco estudios), 54% previsto (cuatro estudios). Los riesgos de selección, de sesgo de informe y de desgaste se consideraron bajos, y los riesgos de sesgo de procedimiento y de detección se consideraron moderados.

En comparación con el control, el grupo de vacuna tuvo una menor probabilidad de presentar neumonía adquirida en la comunidad (NAC) (odds ratio [OR] 0,62; intervalo de confianza (IC) del 95%: 0,43 a 0,89; seis estudios, n = 1372; GRADE: moderada), aunque los resultados no difirieron específicamente respecto de la neumonía neumocócica (OR de Peto 0,26; IC del 95%: 0,05 a 1,31; tres estudios, n = 1158; GRADE: baja). El número necesario a tratar para lograr un resultado beneficioso adicional (NNTB) (prevenir un episodio de NAC) fue de 21 (IC del 95%: 15 a 74). La mortalidad por causas cardiorrespiratorias no difirió entre los grupos de vacuna y de control (OR 1,07; IC del 95%: 0,69 a 1,66; tres estudios, n = 888; GRADE: moderada), tampoco difirió la mortalidad por todas las causas (OR 1,00; IC del 95%: 0,72 a 1,40; cinco estudios, n = 1053; GRADE: moderada). La probabilidad de ingreso al hospital por alguna causa, o por causas cardiorrespiratorias, no difirió entre los grupos de vacuna y de control. La vacunación redujo significativamente la probabilidad de una exacerbación de la EPOC (OR 0,60; IC del 95%: 0,39 a 0,93; cuatro estudios, n = 446; GRADE: moderada). El NNTB para prevenir que un paciente sufra una exacerbación aguda fue de ocho (IC del 95%: 5 a 58). Solamente un estudio (n = 181) comparó la eficacia de diferentes tipos de vacunas, PPV 23-valente versus PCV 7-valente, y no informó diferencias para la NAC, la mortalidad por todas las causas, el ingreso al hospital ni la probabilidad de una exacerbación de la EPOC, aunque los investigadores describieron una mayor probabilidad de ciertos efectos adversos leves de la vacuna PPV-23.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save