Amisulprida para la esquizofrenia

La amisulprida es un nuevo compuesto antipsicótico. Esta revisión indica que es más eficaz que el placebo para el tratamiento de la esquizofrenia. La amisulprida también presenta ciertas ventajas para el tratamiento de los síntomas generales y negativos de la esquizofrenia, y se asocia con menos trastornos del movimiento que los fármacos típicos de potencia alta. En cuanto a los demás efectos secundarios, no se observaron diferencias significativas.

Conclusiones de los autores: 

Esta revisión sistemática confirma que la amisulprida es un fármaco antipsicótico "atípico" eficaz para las personas con esquizofrenia. La amisulprida podría ofrecer un buen perfil general, al menos en comparación con los antipsicóticos "típicos" de alta potencia. También podría resultar más eficaz con respecto a algunos resultados específicos relacionados con la eficacia, como la mejoría del estado global y los síntomas negativos generales. Podría resultar más aceptable y más tolerable que los antipsicóticos típicos de alta potencia, especialmente en lo que se refiere a los efectos secundarios extrapiramidales.

Se necesitan ensayos aleatorios a largo plazo para evaluar el valor relativo de la amisulprida, especialmente en comparación con otros antipsicóticos atípicos costosos. Estos ensayos deben abordar resultados importantes que no han sido suficientemente controlados, como la utilización de los servicios, la carga para la familia y la calidad de vida.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

El tratamiento de la esquizofrenia con los antiguos fármacos antipsicóticos "típicos" como el haloperidol puede ser problemático, porque muchas personas tratadas con estos fármacos sufren trastornos del movimiento. La amisulprida se considera un antipsicótico "atípico" que induce menos trastornos del movimiento y que resulta eficaz para los síntomas negativos de la esquizofrenia.

Objetivos: 

Evaluar los efectos de la amisulprida en comparación con el placebo, los fármacos antipsicóticos típicos y los fármacos antipsicóticos atípicos para la esquizofrenia.

Estrategia de búsqueda (: 

Los revisores realizaron búsquedas electrónicas en Biological Abstracts (desde 1982 hasta 1999), CINAHL (desde 1982 hasta 1999), la Cochrane Library (Número 4, 1999), el Registro del Grupo Cochrane de Esquizofrenia (Cochrane Schizophrenia Group) (noviembre de 2000), EMBASE (desde 1980 hasta 1999), LILACS (desde 1982 hasta 1999), MEDLINE (desde 1966 hasta 1999) y PsycLIT (desde 1974 hasta 1999). Se revisaron todos los estudios identificados en busca de citas de otros ensayos, y se buscaron estos estudios en el Science Citation Index. También se estableció contacto con los autores de los ensayos y con el fabricante de la amisulprida.

Criterios de selección: 

Todos los ensayos controlados aleatorios que compararon la amisulprida con el placebo, con los fármacos antipsicóticos típicos o con los fármacos antipsicóticos atípicos, para la esquizofrenia u otras enfermedades mentales no afectivas graves.

Obtención y análisis de los datos: 

Los datos se extrajeron de forma independiente y se realizó un análisis del tipo intención de tratar (intention-to-treat). Se calculó el riesgo relativo (RR) y los intervalos de confianza (IC) del 95% para los datos dicotómicos, mediante un modelo de efectos aleatorios y, cuando fue posible, se calculó el número necesario a tratar. Se calculó la diferencia de medias ponderada (DMP) para los datos continuos.

Resultados principales: 

Esta revisión incluye actualmente 19 estudios aleatorios con 2443 participantes. La mayoría de los ensayos fue de corta duración. Los datos de cuatro ensayos con 514 participantes con síntomas negativos predominantes sugieren que el tratamiento con una dosis baja de amisulprida (hasta 300 mg/día) resultó más aceptable que el placebo (n = 514; RR 0,6; IC del 95%: 0,5 a 0,8; NNT = 3; IC del 95%: 3 a 7) en cuanto a la mejoría del estado global de los participantes (n = 242; RR 0,6; IC del 95%: 0,5 a 0,8; NNT = 3; IC del 95%: 2 a 6) y el tratamiento de los síntomas negativos (n = 177; DMP -10,1; IC del 95%: -16,6 a -3,5). En dos estudios se demostró que la amisulprida tiene más probabilidades de causar síntomas extrapiramidales que el placebo (n = 269; RR 2,2; IC del 95%: 1,2 a 4,2), pero este resultado no incluyó el cálculo de la reducción del riesgo, de modo que no se pudo calcular el NNT.

En comparación con los antipsicóticos típicos, los resultados combinados de 14 ensayos indican que la amisulprida resultó más eficaz para mejorar el estado global (n = 651; RR 0,7; IC del 95%: 0,5 a 0,9; NNT = 6; IC del 95%: 4 a 11), el estado mental general (n = 695; DMP -4,2; IC del 95%: -6,5 a -1,9) y los síntomas negativos de la esquizofrenia (n = 506; DMP -2,8; IC del 95%: -4,3 a -1,3). Con respecto a los síntomas positivos, la amisulprida resultó tan eficaz como los antipsicóticos típicos. La amisulprida presentó menos probabilidades de causar al menos un evento adverso general (n = 751; RR 0,9; IC del 95%: 0,8 a 0,97; NND = 9; IC del 95%: 6 a 18), un síntoma extrapiramidal (n = 771; RR 0,7; IC del 95%: 0,6 a 0,9; NND = 5; IC del 95%: 4 a 9) o requerir la utilización de medicación antiparkinsoniana (n = 851, RR 0,6; IC del 95%: 0,5 a 0,8; NND = 4; IC del 95%: 3 a 6). No se observaron diferencias claras respecto a otros eventos adversos en comparación con los fármacos típicos. La amisulprida también pareció ser más aceptable que los fármacos típicos según el resultado "abandono temprano del estudio" (n = 1512; RR 0,8; IC del 95%: 0,7 a 0,9; NNT = 16; IC del 95%: 9 a 69), pero este resultado puede haber estado sobreestimado debido a un sesgo de publicación que no pudo ser excluido con certeza.

Un único ensayo comparó la amisulprida con otro antipsicótico "atípico", la risperidona. Excepto la agitación, que fue más frecuente en el grupo de amisulprida (n = 228; RR 3,4; IC del 95%: 1,2 a 10,1; NND = 11; IC del 95%: 6 a 50) no se registraron diferencias significativas en cuanto a la eficacia o la aceptabilidad.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save