Carbamazepina para la esquizofrenia

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.

La carbamazepina es un fármaco antiepiléptico que también se utiliza como un complemento a los antipsicóticos para la esquizofrenia. Aunque los datos de pacientes originales de ocho de cada diez estudios incluidos se volvieron a analizar, no se encontraron beneficios significativos de la carbamazepina, como único tratamiento o como complemento de los antipsicóticos. Sin embargo, ya que el número total de pacientes incluidos fue pequeño, parece justificarse la realización de ensayos aleatorios adicionales.

Conclusiones de los autores: 

En base a pruebas recientes derivadas de ensayos aleatorios disponibles, la carbamazepina no puede ser recomendada para la utilización clínica habitual para el tratamiento o para su adición al tratamiento antipsicótico de la esquizofrenia. Actualmente, se necesitan ensayos simples bien diseñados y con buena información, especialmente si se centran en las personas con episodios violentos y trastornos esquizoafectivos, o en personas que sufren esquizofrenia e irregularidades en el EEG.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Muchas personas con esquizofrenia no logran una respuesta satisfactoria al tratamiento sólo con antipsicóticos, por lo que se utilizan varios medicamentos adicionales para impulsar una respuesta adicional. La carbamazepina antiepiléptica es uno de dichos fármacos.

Objetivos: 

Analizar los efectos de la carbamazepina y sus derivados en el tratamiento de la esquizofrenia y las psicosis relacionadas.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas en Biological Abstracts (1980 a 2001), La Cochrane Library (Número 3, 2001), El Registro Especializado de Ensayos Controlados del Grupo Cochrane de Esquizofrenia (Cochrane Schizophrenia Group) (diciembre de 2001), EMBASE (1980-2001), MEDLINE (1966-2001), PsycLIT (1886-2001) y PSYNDEX (1974-2001). Para la actualización vigente, se hicieron búsquedas en el Registro Especializado de Ensayos Controlados del Grupo Cochrane de Esquizofrenia (Cochrane Schizophrenia Group) en marzo 2005 y en diciembre 2006. También se inspeccionaron las referencias de todos los estudios identificados en busca de ensayos adicionales, y se estableció contacto con las compañías farmacéuticas y los autores pertinentes con el propósito de obtener datos adicionales.

Criterios de selección: 

Se incluyeron todos los ensayos controlados aleatorios que comparaban la carbamazepina o compuestos de la familia de la carbamazepina con placebo o ninguna intervención, ya sea como único tratamiento o como un complemento de la medicación antipsicótica para el tratamiento de la esquizofrenia o las psicosis esquizoafectivas.

Obtención y análisis de los datos: 

Se extrajeron los datos de forma independiente. Para los datos dicotómicos homogéneos, se calcularon los efectos aleatorios, el riesgo relativo (RR), los intervalos de confianza (IC) del 95% y, donde correspondía, el número necesario a tratar (NNT) sobre la base de un análisis del tipo intención de tratar (intention-to-treat analysis). Para los datos continuos, se calcularon las diferencias de medias ponderadas (DMP).

Resultados principales: 

La búsqueda de actualizaciones no reveló estudios adicionales que cumplieran con los criterios de inclusión de esta revisión. Por consiguiente, el número de estudios incluidos permanece en 10 con el número de participantes asignados al azar todavía en 258. En un estudio que comparó carbamazepina con placebo como único tratamiento para la esquizofrenia se produjeron abandonos antes de la finalización del estudio debido a la alta tasa de recurrencia, con 26 de 31 pacientes con recurrencia a los tres meses. No se observaron efectos evidentes de la carbamazepina y no hubo diferencias en la recurrencia entre los dos grupos (1 ECA; n = 31; RR 4,1; IC: 0,8 a 1,5).
Otro estudio comparó carbamazepina con antipsicóticos como el único tratamiento para la esquizofrenia. No se observaron diferencias en relación con el estado mental al comparar la reducción del 50% en las puntuaciones de la BPRS (1 ECA; n=38; RR 1,2; IC: 0,8 a 1,9). Se halló un efecto favorable para la carbamazepina cuando más personas que recibieron el antipsicótico (perfenazina) tenían parkinsonismo (1 ECA; n = 38; RR 0,03; IC: 0,00 a 0,04; NND 1; IC: 0,9 a 1,4).
Ocho estudios compararon carbamazepina adyuvante versus placebo adyuvante. El agregado de carbamazepina al tratamiento antipsicótico fue tan aceptable como el agregado de placebo, sin diferencias entre los números de abandonos del estudio de cada grupo (8 ECA; n = 182; RR 0,5; IC: 0,2 a 1,4). La adición de carbamazepina fue superior en comparación con los antipsicóticos solos en cuanto a la mejoría general, pero el número de participantes fue pequeño (2 ECAs, n = 38; RR 0,6; IC: 0,4 a 0,9; NNT 2; IC: 1 a 5). No se observaron diferencias para la medida de resultado de estado mental de reducción del 50% en las puntuaciones de BPRS (6 ECAs; n = 147; RR 0,9; IC: 0,7 a 1,1). Menos personas en el grupo de aumento de carbamazepina experimentó trastornos del movimiento en comparación con las que recibieron haloperidol solo (1 ECA; n = 20; RR 0,4 IC: 0,1 a 1,0). Se desconocen los efectos de la carbamazepina sobre los subgrupos de personas con esquizofrenia y comportamiento agresivo, síntomas negativos, irregularidades en el EEG o con trastorno esquizoafectivo.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Share/Save