Tratamiento con ultrasonido para el esguince agudo de tobillo

El ultrasonido probablemente no es eficaz para favorecer la curación del esguince de tobillo

El ultrasonido, o el uso de pulsos de sonido de alta frecuencia, se utiliza habitualmente para el tratamiento del esguince agudo de tobillo. Se cree que el aumento de la temperatura que causa el ultrasonido ayuda a la curación muscular. Esta revisión de ensayos halló que el tratamiento con ultrasonido no parece aliviar el dolor y la tumefacción, ni mejorar la capacidad de permanecer sobre el pie afectado. La mayoría de las lesiones se cura rápidamente en aproximadamente dos semanas, y el ultrasonido no parece acelerar la recuperación. La mayoría de los resultados de los ensayos no apoya el uso del ultrasonido, ya que las diferencias en el efecto son muy pequeñas.

Conclusiones de los autores: 

El grado y la calidad de las pruebas disponibles de los efectos del tratamiento con ultrasonido para el esguince agudo de tobillo son limitados. Los resultados de cuatro ensayos controlados con placebo no apoyan el uso de ultrasonido en el tratamiento del esguince de tobillo. La magnitud de la mayoría de los efectos de tratamiento obtenidos pareció ser pequeña, y puede ser de importancia clínica limitada. Hasta ahora, sólo hay unos pocos ensayos disponibles y no es posible establecer conclusiones con respecto a un esquema de dosificación óptimo y adecuado para el tratamiento con ultrasonido, ni sobre si tal esquema mejoraría la efectividad obtenida del ultrasonido para el esguince de tobillo.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

El ultrasonido se utiliza en el tratamiento de una amplia variedad de trastornos musculoesqueléticos.

Objetivos: 

Evaluar los efectos del tratamiento con ultrasonido para el esguince agudo de tobillo.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas en el registro especializado del Grupo Cochrane de Enfermedades Musculoesqueléticas (Cochrane Musculoskeletal Injuries Group) (15 de noviembre de 2001), el Registro Cochrane de Ensayos Controlados (la Cochrane Library, Número 3, 2001), MEDLINE (de 1966 hasta octubre de 2001), EMBASE (de 1983 hasta la semana 45 de 2001), CINAHL (de 1982 hasta la cuarta semana de octubre de 2001) y en PEDro (the Physiotherapy Evidence Database) (http://ptwww.cchs.usyd.edu.au/pedro/ último acceso el 15.11.01). También se realizaron búsquedas en la base de datos del Ámbito Cochrane de Rehabilitación y Terapias Relacionadas (Cochrane Rehabilitation and Related Therapies Field), en listas de referencias de artículos, y se estableció contacto con colegas.

Criterios de selección: 

Para su inclusión en la revisión, los ensayos aleatorios o cuasialeatorios debían reunir las siguientes condiciones: al menos un grupo del estudio fue tratado con ultrasonido activo; el estudio incluía pacientes con esguince agudo del ligamento lateral del tobillo; y las medidas de resultado incluían mejoría general, dolor, tumefacción, discapacidad funcional o amplitud de movimiento. Dos revisores independientes realizaron la selección final de los documentos.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos revisores evaluaron de forma independiente la calidad de los ensayos mediante una lista de control estandarizada y obtuvieron los datos. Siempre que fue posible, los resultados se analizaron sobre la base de la intención de tratar ("intention-to-treat"). Para los resultados dicotómicos, se calcularon los riesgos relativos junto con los intervalos de confianza del 95 por ciento. Para las medidas de resultado continuas, se calcularon las diferencias de medias ponderadas o, donde se habían utilizado diferentes escalas, las diferencias de medias estandarizadas junto con los intervalos de confianza del 95 por ciento. Los datos se combinaron cuando había homogeneidad clínica en cuanto a sujetos, tratamientos, resultados y puntos temporales de seguimiento.

Resultados principales

Se incluyeron cinco ensayos con 572 pacientes. Cuatro de estos ensayos sólo eran de calidad metodológica modesta y se consideró que un ensayo controlado con placebo era de buena calidad. Ninguno de los cuatro ensayos controlados con placebo (ultrasonido simulado) pudo demostrar diferencias estadísticamente significativas entre el tratamiento con ultrasonido verdadero y simulado para cualquier medida de resultado entre los 7 y 14 días de seguimiento. El riesgo relativo combinado para la mejoría general fue de 1,04 (modelo de efectos aleatorios, intervalo de confianza del 95%: 0,92 a 1,17) en la comparación entre el ultrasonido y el ultrasonido simulado. Las diferencias entre los grupos de intervención fueron generalmente pequeñas, entre cero y seis por ciento para la mayoría de los resultados dicotómicos. Sin embargo, un ensayo presentó diferencias relativamente amplias para el estado sin dolor (20%) y la tumefacción (25%) a favor del tratamiento con ultrasonido.

Conclusiones de los autores

El grado y la calidad de las pruebas disponibles de los efectos del tratamiento con ultrasonido para el esguince agudo de tobillo son limitados. Los resultados de cuatro ensayos controlados con placebo no apoyan el uso de ultrasonido en el tratamiento del esguince de tobillo. La magnitud de la mayoría de los efectos de tratamiento obtenidos pareció ser pequeña, y puede ser de importancia clínica limitada. Hasta ahora, sólo hay unos pocos ensayos disponibles y no es posible establecer conclusiones con respecto a un esquema de dosificación óptimo y adecuado para el tratamiento con ultrasonido, ni sobre si tal esquema mejoraría la efectividad obtenida del ultrasonido para el esguince de tobillo.

Esta revisión debería citarse como:Van der Windt DAWM, Van der Heijden GJMG, Van den Berg SGM, Ter Riet G, De Winter AF, Bouter LMLa Biblioteca Cochrane PlusThe Cochrane Library
Resultados principales: 

Se incluyeron cinco ensayos con 572 pacientes. Cuatro de estos ensayos sólo eran de calidad metodológica modesta y se consideró que un ensayo controlado con placebo era de buena calidad. Ninguno de los cuatro ensayos controlados con placebo (ultrasonido simulado) pudo demostrar diferencias estadísticamente significativas entre el tratamiento con ultrasonido verdadero y simulado para cualquier medida de resultado entre los 7 y 14 días de seguimiento. El riesgo relativo combinado para la mejoría general fue de 1,04 (modelo de efectos aleatorios, intervalo de confianza del 95%: 0,92 a 1,17) en la comparación entre el ultrasonido y el ultrasonido simulado. Las diferencias entre los grupos de intervención fueron generalmente pequeñas, entre cero y seis por ciento para la mayoría de los resultados dicotómicos. Sin embargo, un ensayo presentó diferencias relativamente amplias para el estado sin dolor (20%) y la tumefacción (25%) a favor del tratamiento con ultrasonido.

Tools
Information
Share/Save