Ultrasonido terapéutico para esguinces agudos de tobillo

El ultrasonido, o el uso de pulsos de sonido de alta frecuencia, se utiliza para tratar los esguinces agudos de tobillo. Se cree que el aumento de la temperatura causado por el ultrasonido ayuda a la curación de los tejidos blandos. La revisión tenía como objeto examinar la evidencia de los estudios que probaron el uso del ultrasonido en la práctica clínica. Se incluyeron seis estudios en la revisión. El informe deficiente sobre los métodos de los ensayos dificultó la evaluación del riesgo de sesgo de los estudios incluidos. En los seis ensayos participaron 606 pacientes con esguinces agudos de tobillo de duración relativamente corta. Cinco ensayos compararon el ultrasonido terapéutico con el ultrasonido simulado (con la máquina apagada). Tres de los seis ensayos incluyeron comparaciones únicas de ultrasonido con otros tres tratamientos. Los resultados principales provinieron de la revisión de los cinco ensayos controlados con placebo (ultrasonido simulado). Estos ensayos encontraron que el tratamiento con ultrasonido no parece mejorar la recuperación o ayudar a reducir el dolor ni la inflamación después de un esguince de tobillo, así como tampoco mejorar la capacidad para levantarse sobre el pie y el tobillo afectados. La mayoría de los esguinces de tobillo se curan rápidamente. Aunque el ultrasonido puede mejorar algo la recuperación, este efecto beneficioso potencial es probablemente demasiado pequeño para ser importante.

Conclusiones de los autores: 

La evidencia de los cinco pequeños ensayos controlados con placebo incluidos en esta revisión no apoya el uso del ultrasonido en el tratamiento de los esguinces agudos de tobillo. Los posibles efectos de tratamiento con ultrasonido parecen ser generalmente pequeños y probablemente de importancia clínica limitada, especialmente en el contexto del período de recuperación de esas lesiones, que suele ser de corta duración. Sin embargo, la evidencia disponible no es suficientes para descartar la posibilidad de que exista un esquema de dosis óptimo para el tratamiento con ultrasonido que pueda ser beneficioso.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

El ultrasonido se utiliza en el tratamiento de una amplia variedad de trastornos musculoesqueléticos, que incluyen los esguinces agudos de tobillo. Ésta es una actualización de una revisión Cochrane publicada por primera vez en 1999 y actualizada previamente en 2004.

Objetivos: 

Evaluar los efectos del tratamiento con ultrasonido en os esguinces agudos de tobillo.

Métodos de búsqueda: 

Se realizaron búsquedas en el Registro Especializado de Ensayos Controlados del Grupo Cochrane de Lesiones Óseas, Articulares y Musculares (Cochrane Bone, Joint and Muscle Trauma Group) (septiembre de 2010), en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials, CENTRAL) (The Cochrane Library 2010, número 3), MEDLINE (1966 hasta septiembre de 2010), EMBASE (1983 hasta septiembre de 2010), CINAHL (1982 hasta 2004) y PEDro - the Physiotherapy Evidence Database (consultado el 01/06/09). También se realizaron búsquedas en la base de datos del Ámbito Cochrane de Rehabilitación y Terapias Relacionadas (Cochrane Rehabilitation and Related Therapies Field), en las listas de referencias de los artículos y se estableció contacto con colegas. Se buscaron ensayos en curso en la WHO International Clinical Trials Registry Platform.

Criterios de selección: 

Se incluyeron los ensayos aleatorizados o cuasialeatorizados que cumplían las siguientes condiciones: al menos un grupo de estudio fue tratado con ultrasonido terapéutico; los participantes presentaban esguinces laterales agudos de tobillo; y las medidas de resultado incluían la mejoría general, el dolor, la inflamación, la discapacidad funcional o la amplitud de movimiento.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión, de forma independiente, realizaron la selección de los estudios, evaluaron el riesgo de sesgo y extrajeron los datos. Se calcularon los riesgos relativos y las diferencias de riesgo junto con los intervalos de confianza del 95% para los resultados dicotómicos y las diferencias de medias junto con los intervalos de confianza del 95% para las medidas de resultado continuas. Se realizó una agrupación limitada de los datos en los casos en que había homogeneidad clínica en cuanto a los participantes, los tratamientos, los resultados y los puntos temporales de seguimiento.

Resultados principales: 

Se incluyeron seis ensayos con 606 participantes. Cinco ensayos incluyeron comparaciones del tratamiento con ultrasonido con el ultrasonido simulado; y tres ensayos incluyeron comparaciones únicas de ultrasonido con otros tres tratamientos. La escasa información sobre los métodos y resultados de los ensayos obstaculizó la evaluación del riesgo de sesgo. Ninguno de los cinco ensayos controlados con placebo (ultrasonido simulado) demostró diferencias estadísticamente significativas entre el tratamiento con ultrasonido verdadero y el simulado en las medidas de resultado en el transcurso de una a cuatro semanas de seguimiento. El riesgo relativo agrupado para la mejoría general a la semana fue 1,04 (modelo de efectos aleatorios, intervalo de confianza del 95%: 0,92 a 1,17) para el ultrasonido activo versus el simulado. Las diferencias entre los grupos de intervención fueron en general pequeñas, entre el 0% y el 6%, para la mayoría de los resultados dicotómicos.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save