Intervenciones para el tratamiento del liquen plano oral

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.

El liquen plano oral (LPO) es una enfermedad que se manifiesta con zonas dolorosas, a largo plazo, en la mucosa bucal. El tratamiento es para el alivio del dolor, pero no existe una cura para esta enfermedad. El tratamiento habitual es la pomada esteroide aplicada directamente en las zonas dolorosas. Esta revisión no halló pruebas de investigación para mostrar que un tipo de esteroide es mejor o peor que otro. No hay pruebas de que un grupo de tratamientos denominados inhibidores de calcineurina (p.ej. pimecrolimús) sean más eficaces que el placebo. Esta revisión halló que el áloe vera puede aliviar el dolor y los signos clínicos del LPO.

Conclusiones de los autores: 

Aunque los esteroides tópicos se consideran el tratamiento de primera línea, no se identificaron ECA que compararan esteroides con placebo en los pacientes con LPO sintomático.De los ensayos en esta revisión no hay pruebas de que un esteroide sea más eficaz que otro.Hay pruebas poco sólidas de que el áloe vera puede aliviar el dolor del LPO y mejorar los signos clínicos de la enfermedad en comparación con placebo.Hay pruebas débiles y poco seguras de que la ciclosporina puede aliviar el dolor y los signos clínicos del LPO. No existen pruebas de que otros inhibidores de calcineurina alivien el dolor en comparación con esteroides o placebo. De los 28 ensayos incluidos en esta revisión sistemática, la gran variedad de intervenciones comparadas significa que no hay pruebas suficientes para apoyar la eficacia de algún tratamiento específico como superior.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

El liquen plano oral (LPO) es una enfermedad autoinmune crónica frecuente asociada con una disfunción inmunológica mediada por células. El LPO sintomático es doloroso y la cicatrización completa es poco frecuente.

Objetivos: 

Evaluar la eficacia y la seguridad de cualquier forma de tratamiento para el LPO sintomático.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en las siguientes bases de datos electrónicas: Registro de Ensayos del Grupo Cochrane de Salud Oral (Cochrane Oral Health Group) (hasta el 26 enero 2011), Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL) (The Cochrane Library 2011, número 1), MEDLINE vía OVID (1950 hasta el 26 enero 2011) y EMBASE vía OVID (1980 hasta el 26 enero 2011). No hubo restricciones en cuanto al idioma o fecha de publicación.

Criterios de selección: 

En esta revisión se consideraron todos los ensayos clínicos controlados aleatorios (ECA) del tratamiento para el LPO sintomático que comparaban tratamiento con placebo o entre tratamientos o ninguna intervención.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos revisores examinaron de forma independiente los títulos y resúmenes de todos los informes identificados. Se evaluó el riesgo de sesgo y se obtuvieron los datos de todos los estudios que cumplían con los criterios de inclusión. Para los resultados dicotómicos, las estimaciones del efecto de una intervención se expresaron como cocientes de riesgos (CR) con intervalos de confianza del 95%. Para los resultados continuos, se utilizaron diferencias de medias (DM) e intervalos de confianza del 95% para resumir los datos para cada grupo. La unidad estadística fue el paciente. Se realizaron metanálisis solamente con los estudios de comparaciones similares que informaron las mismas medidas de resultado.

Resultados principales: 

Se incluyeron 28 ensayos en esta revisión. El dolor es el resultado primario de esta revisión porque es la indicación para el tratamiento del LPO, y por lo tanto esta revisión indica como eficaz sólo a los tratamientos que alivian significativamente el dolor. Aunque los esteroides tópicos se consideran el tratamiento de primera línea para el LPO sintomático, no se identificaron ECA que compararan esteroides con placebo. No hay pruebas de los tres ensayos de pimecrolimús de que este tratamiento sea mejor que placebo para el dolor de alivio del LPO. Hay pruebas poco sólidas de dos ensayos, con riesgo de sesgo incierto y alto respectivamente, de que el áloe vera puede asociarse con una reducción del dolor en comparación con placebo, pero no fue posible agrupar los datos de dolor de estos ensayos. Hay pruebas débiles y poco confiables de dos ensayos pequeños, con alto riesgo de sesgo, de que la ciclosporina puede aliviar el dolor y los signos clínicos del LPO, pero no fue posible el metanálisis de estos ensayos.

Hubo cinco ensayos que compararon los esteroides con los inhibidores de calcineurina; estos evaluaron un par de intervenciones diferentes. No existen pruebas de estos ensayos de una diferencia entre el tratamiento con esteroides en comparación con inhibidores de calcineurina con respecto al alivio del dolor asociado con el LPO. No hay pruebas de seis ensayos de que algún tratamiento esteroide específico sea más o menos eficaz en aliviar el dolor comparado con otro tipo o dosis de esteroide.

Share/Save