Corticosteroides para tratar el liquen plano oral

Pregunta de la revisión

¿Los corticosteroides son efectivos y seguros para el tratamiento del liquen plano oral que causa dolor?

Antecedentes

El liquen plano oral es una enfermedad frecuente que puede causar áreas dolorosas a largo plazo en el revestimiento de la boca. El tratamiento habitual es con medicamentos conocidos como corticosteroides aplicados directamente en las zonas doloridas (tópicos) o administrados por vía oral (sistémicos). El tratamiento tiene como objetivo reducir el dolor y mejorar la resolución de las lesiones de la boca, pero no hay cura para la enfermedad.

Características de los estudios

La evidencia de esta revisión está actualizada hasta el 25 de febrero 2019. Se identificaron 35 ensayos controlados aleatorizados (estudios clínicos en que los participantes son asignados al azar a uno de dos o más grupos de tratamiento), con 1474 participantes, que evaluaron varios corticosteroides diferentes, en su mayoría administrados de forma tópica (en la piel). Los corticosteroides se compararon con uno de los siguientes: un placebo (un tratamiento que se asemejaba al corticosteroide pero que no tenía ningún ingrediente activo); un medicamento de una categoría llamada inhibidores de la calcineurina; otro tipo de medicamento; otro corticosteroide o modo de administración; el mismo corticosteroide más un tratamiento adicional; o un tratamiento alternativo. Los tratamientos se administraron durante una semana a seis meses, y los efectos secundarios se midieron a lo largo del tratamiento, y el dolor y la resolución al final del mismo.

Resultados clave

Los resultados de dos estudios mostraron que los corticosteroides tópicos (p.ej., propionato de clobetasol, flucinonida, betametasona y acetónido de triamcinolona), cuando se aplican a la boca en forma de crema viscosa, pueden ser efectivos para reducir e inhibir el dolor. No existe evidencia en cuanto a que los corticosteroides tópicos puedan eliminar las lesiones del liquen plano oral, y no existe seguridad en cuanto a los efectos secundarios.

No se encontró evidencia consistente de que algún corticosteroide en particular fuera mejor que otro.

Tres estudios que utilizaron otro medicamento tópico llamado tacrolimús (un inhibidor de la calcineurina) encontraron que este medicamento puede ser más efectivo que los corticosteroides, pero es más probable que cause efectos secundarios leves.

La evidencia disponible que compara los corticosteroides con otros tratamientos es muy limitada.

Fiabilidad de la evidencia

La fiabilidad de la mayor parte de la evidencia es muy baja, por lo que no es posible tener seguridad en cuanto a que los resultados y las investigaciones futuras pueden dar lugar a conclusiones diferentes.

Conclusión

La evidencia disponible sugiere que los corticosteroides tópicos pueden ser efectivos para tratar el liquen plano oral doloroso, aunque la confianza en estos hallazgos es limitada, ya que solo hubo un número pequeño de estudios y participantes. Hay alguna evidencia de que el tacrolimús puede ser más efectivo que un corticosteroide, aunque la evidencia sobre los efectos secundarios negativos no son concluyentes.

Conclusiones de los autores: 

Los corticosteroides han sido la primera línea para el tratamiento del LPO. Esta revisión encontró que estos fármacos, administrados de forma tópica como geles adhesivos o preparaciones similares, pueden ser más efectivos que el placebo para reducir el dolor del LPO sintomático; sin embargo, con el pequeño número de estudios y participantes, la confianza en la fiabilidad de este hallazgo es baja. Los resultados de la respuesta clínica no fueron concluyentes, y no existe seguridad en cuanto a los efectos adversos. Hay evidencia de certeza muy baja que indica que los inhibidores de la calcineurina, específicamente el tacrolimús, pueden ser más efectivos para resolver el dolor que los corticosteroides, aunque hay cierta falta de certeza sobre los efectos adversos y la respuesta clínica al tacrolimús mostró resultados contradictorios.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

El liquen plano oral (LPO) es una enfermedad crónica relativamente común mediada por las células T, que puede causar un dolor significativo, en particular en sus formas erosivas o ulcerosas. Debido a que el dolor es la indicación para el tratamiento del LPO, la resolución del dolor es el resultado principal de esta revisión. Esta revisión es una actualización de una versión publicada por última vez en 2011, pero se centra en la evidencia sobre el tratamiento con corticosteroides solamente. Se está realizando una segunda revisión que considera los tratamientos sin corticosteroides.

Objetivos: 

Evaluar los efectos y la seguridad de los corticosteroides, en cualquier formulación, para el tratamiento de los pacientes con síntomas de liquen plano oral.

Métodos de búsqueda: 

El Especialista en Información del Grupo Cochrane de Salud Oral realizó búsquedas en las siguientes bases de datos hasta el 25 de febrero 2019: Registro de Ensayos del Grupo Cochrane de Salud Oral, CENTRAL (2019, número 1), MEDLINE Ovid y Embase Ovid. Se hicieron búsquedas de ensayos en curso en ClinicalTrials.gov y en la World Health Organization International Clinical Trials Registry Platform. No hubo restricciones en cuanto al idioma ni la fecha de publicación.

Criterios de selección: 

Se consideraron los ensayos clínicos controlados aleatorizados (ECA) de cualquier tratamiento con corticosteroides locales o sistémicos en comparación con un placebo, un inhibidor de la calcineurina, otro corticosteroide, cualquier otro fármaco local o sistémico (o ambos), o el mismo corticosteroide más un tratamiento complementario.

Obtención y análisis de los datos: 

Tres autores de la revisión examinaron de forma independiente los títulos y resúmenes de todos los informes identificados, y evaluaron el riesgo de sesgo utilizando la herramienta Cochrane y extrajeron los datos de los estudios incluidos. Para los resultados dicotómicos, se expresaron las estimaciones de los efectos de una intervención como riesgo relativo (RR), con intervalos de confianza (IC) del 95%. Para los resultados continuos, se utilizaron las diferencias de medias (DM) y el IC del 95%. La unidad estadística de análisis fue el participante. Se realizaron metanálisis solamente con los estudios de comparaciones similares que informaban las mismas medidas de resultado. La certeza general de la evidencia se evaluó con criterios GRADE.

Resultados principales: 

Se incluyeron 35 estudios (1474 participantes) en esta revisión. Siete estudios se evaluaron como de riesgo de sesgo general bajo, 11 como de riesgo incierto y los 17 estudios restantes como de riesgo de sesgo alto. Se presentan los hallazgos para los resultados principales, el dolor y la resolución clínica medidos al final del ciclo de tratamiento (entre una semana y seis meses) y los efectos adversos. En la revisión completa se presenta la evidencia limitada disponible para las comparaciones entre los diferentes corticosteroides, y los corticosteroides versus tratamientos alternativos o complementarios.

Corticosteroides versus placebo

Tres estudios evaluaron la efectividad y la seguridad de los corticosteroides tópicos en una base adhesiva en comparación con placebo. Fue posible combinar dos estudios en metanálisis, uno que evaluó el propionato de clobetasol y el otro la flucinonida. Se encontró evidencia de certeza baja de que es más probable que el dolor se resuelva cuando se utiliza un corticosteroide tópico en lugar de un placebo (RR 1,91; IC del 95%: 1,08 a 3,36; 2 estudios, 72 participantes; I² = 0%). Los resultados del efecto clínico del tratamiento y los efectos adversos no fueron concluyentes (resolución clínica: RR 6,00; IC del 95%: 0,76 a 47,58; 2 estudios, 72 participantes; I² = 0%; evidencia de certeza muy baja; efectos adversos RR 1,48; IC del 95%: 0,48 a 4,56; 3 estudios, 88 participantes, I² = 0%, evidencia de certeza muy baja).

Corticosteroides versus inhibidores de la calcineurina

Tres estudios compararon el propionato de clobetasol tópico versus tacrolimús tópico. Se encontró evidencia de certeza muy baja con respecto a cualquier diferencia entre el tacrolimús y el clobetasol para los resultados de la resolución del dolor (RR 0,45; IC del 95%: 0,24 a 0,88; 2 estudios, 100 participantes; I² = 80%), la resolución clínica (RR 0,61; IC del 95%: 0,38 a 0,99; 2 estudios, 52 participantes; I² = 95%) y los efectos adversos (RR 0,05; IC del 95%: 0,00 a 0,83; 2 estudios, 100 participantes; evidencia de certeza muy baja).

Un estudio (39 participantes) comparó el clobetasol tópico y la ciclosporina, y proporcionó solo evidencia de certeza muy baja con respecto a la tasa de resolución clínica con clobetasol (RR 3,16; IC del 95%: 1,00 a 9,93), la resolución del dolor (RR 2,11; IC del 95%: 0,76 a 5,86) y los efectos adversos (RR 6,32; IC del 95%: 0,84 a 47,69).

Dos estudios (60 participantes) que compararon la triamcinolona y el tacrolimús encontraron evidencia incierta con respecto a la tasa de resolución clínica (RR 0,86; IC del 95%: 0,55 a 1,35; evidencia de certeza muy baja) y que puede haber una tasa menor de efectos adversos en el grupo de triamcinolona (RR 0,47; IC del 95%: 0,22 a 0,99; evidencia de certeza baja). Estos estudios no informaron sobre la resolución del dolor.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save