Ciclofosfamida para el tratamiento de la Artritis Reumatoidea

Conclusiones de los autores: 

La ciclofosfamida parece tener un efecto beneficioso clínica y estadísticamente significativo sobre la actividad de la enfermedad de pacientes con AR, similar a otras drogas de acción mediata, como antimaláricos o sulfazalacina, pero menor que el metotrexato. No obstante, su toxicidad es severa, limitando su utilización debido a la baja relación beneficio/riesgo en comparación con otros agentes antirreumáticos.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 
Objetivos: 

Evaluar los efectos a corto plazo de la ciclofosfamida para el tratamiento de la Artritis Reumatoidea (AR).

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas electrónicas en el registro de estudios del Grupo Cochrane de Lesiones Músculo-Esqueléticas (Cochrane Controlled Trials RegisterCochrane Musculoskeletal Group), el , Medline y Embase, hasta e incluyendo Julio de 1997. Además se realizaron búsquedas manuales en las listas de referencias de los estudios identificados por la búsqueda electrónica.

Criterios de selección: 

Todos los estudios controlados aleatorios (ECAs) y estudios clínicos controlados (ECCs) que compararan ciclofosfamida oral versus placebo (ó una droga activa a dosis considerada inefectiva) en pacientes con Artritis Reumatoidea.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos revisores obtuvieron los datos de forma independiente, y evaluaron la calidad metodológica de los ECAs y ECCs utilizando la escala de Jadad (Jadad 1995). Se obtuvieron de las publicaciones las medidas de resultado de Artritis Reumatoidea del inicio y el final del estudio. Se realizó el análisis por el método de agregación utilizando las diferencias de promedios estandarizadas (DPE) para los conteos articulares. Para la eritrosedimentación (ERS) se utilizó la diferencia de promedios ponderados (DPP). La toxicidad fue evaluada con la odds ratio (OR) acumulada para los retiros. Se utilizó la pueba de ji-cuadrado para evaluar la heterogeneidad entre los estudios. Se utilizó el modelo de efecto fijo en todo el estudio.

Resultados principales: 

Se incluyeron en el análisis dos estudios, con un total de 70 pacientes, 31 de los cuales recibieron ciclofosfamida. Se observó un efecto beneficioso estadísticamente significativo de la ciclofosfamida sobre el placebo en el número de articulaciones dolorosas y tumefactas: las DPEs fueron -0.57 y -0.59 respectivamente. En el caso de la ERS, la diferencia también favoreció a la droga activa aunque no alcanzó significación estadística (-12 mm, IC del 95%: -26 a 2.5). En un estudio se reportó el número de pacientes que desarrollaron nuevas erosiones o las emperoraron: la odds ratio para la ciclofosfamida comparada con el placebo fue 0.17 (IC del 95%: 0.05 a 0.57).

Los pacientes que recibieron placebo tuvieron una probabilidad seis veces mayor que los pacientes que recibieron ciclofosfamida de discontinuar el tratamiento por falta de eficacia. El número de retiros por reacciones adversas fue mayor en el grupo ciclofosfamida (OR= 2.9), aunque esta diferencia no fue estadísticamente significativa. Los efectos adversos de la ciclofosfamida incluyeron: cistitis hemorrágica, náuseas, vómitos, leucopenia, trombocitopenia, alopecia, amenorrea e infecciones por herpes zoster.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save