Intervenciones de autoayuda para el abandono del hábito de fumar

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.

Proporcionar a los fumadores materiales que apoyen los intentos de abandono tiene un beneficio limitado, a menos que los materiales consideren las características individuales de cada fumador

El asesoramiento y la orientación conductual pueden ayudar a los fumadores a abandonar el hábito. No se ha encontrado que el mismo tipo de apoyo a través de materiales escritos u otros medios sea muy útil, aunque es probable que existan pequeños beneficios para personas que no tienen otro apoyo. La adaptación de los materiales para brindar un apoyo individualizado es más efectiva. En general, las comparaciones entre diferentes tipos de materiales estándar no han logrado mostrar diferencias entre ellos.

Conclusiones de los autores: 

Los materiales estándar de autoayuda pueden aumentar las tasas de abandono cuando se comparan con ninguna intervención, pero es probable que el efecto sea pequeño. No fue posible encontrar pruebas de que éstos tengan un beneficio adicional cuando se utilizan junto con otras intervenciones como el asesoramiento de un profesional de la atención sanitaria, o el tratamiento de reemplazo de nicotina. Existen pruebas de que los materiales que se adaptan para los fumadores individuales son eficaces, y son más eficaces que los materiales no adaptados, aunque el tamaño absoluto del efecto todavía es pequeño.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Muchos fumadores dejan de fumar por sí mismos, pero los materiales que proporcionan asesoramiento e información pueden ayudarlos y aumentar el número de los que abandonan el hábito con éxito.

Objetivos: 

Los objetivos de esta revisión fueron determinar la efectividad de diferentes materiales de autoayuda comparados con ningún tratamiento y con otras estrategias de contacto mínimo; la efectividad de los complementos de autoayuda, como la retroalimentación (feedback) generada por ordenador, las líneas telefónicas directas y el tratamiento farmacológico; y la efectividad de los enfoques adaptados al individuo comparados con materiales no adaptados.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas en el registro de ensayos del Grupo Cochrane de Adicción al Tabaco (Cochrane Tobacco Addiction Group) mediante los términos "self-help", "manual*" o "booklet*". Fecha de la búsqueda más reciente: abril 2005.

Criterios de selección: 

Se incluyeron ensayos aleatorios de abandono del hábito de fumar con seguimiento de al menos seis meses, donde al menos un brazo probara una intervención de autoayuda. Se definió la autoayuda como un programa estructurado para fumadores que trataban de abandonar el hábito sin establecer un contacto intensivo con un terapeuta.

Obtención y análisis de los datos: 

Se extrajeron por duplicado los datos sobre los participantes, naturaleza de los materiales de autoayuda, cantidad de contactos presenciales con los sujetos de la intervención y del control, las medidas de resultado, método de asignación aleatoria y compleción del seguimiento.

La medida de resultado principal fue la abstinencia del hábito de fumar después de al menos seis meses de seguimiento en pacientes que fumaban al inicio del estudio. Se utilizó la definición más rigurosa de abstinencia para cada ensayo y, de estar disponibles, las tasas validadas bioquímicamente. En los casos apropiados, se realizó el metanálisis mediante un modelo de efectos fijos.

Resultados principales: 

Se identificaron 60 ensayos. Treinta y tres compararon materiales de autoayuda con ninguna intervención o probaron el uso de materiales además de asesoramiento. En 11 ensayos en los que la autoayuda se comparó con ninguna intervención hubo un efecto combinado que alcanzó una significación estadística límite (N = 13 733; odds-ratio [OR] 1,24; intervalo de confianza [IC] del 95%: 1,07 a 1,45). Este análisis excluyó dos ensayos con resultados muy positivos que introdujeron heterogeneidad significativa. Cuatro ensayos adicionales, en los que el grupo control recibió materiales escritos alternativos, no mostraron pruebas del efecto de los materiales de autoayuda para el hábito de fumar. No fue posible encontrar pruebas de beneficios al agregar materiales de autoayuda al asesoramiento presencial o al tratamiento de reemplazo de nicotina. Hubo 17 ensayos que utilizaron materiales adaptados a las características de los fumadores individuales, donde el metanálisis apoyó un pequeño beneficio de los materiales adaptados (N = 20 414; OR 1,42; IC del 95%: 1,26 a 1,61). Las pruebas son más sólidas para los materiales adaptados comparados con ninguna intervención, pero también indican que los materiales adaptados son más útiles que los materiales estándar. Parte de este efecto podría deberse al contacto o evaluación adicional requeridos para obtener datos individuales. Un reducido número de ensayos no logró detectar beneficios de agregar materiales adicionales o materiales dirigidos, o hallar diferencias entre los distintos programas de autoayuda.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Share/Save