Vacunas de polisacárido para la prevención de la meningitis por meningococo del serogrupo A

Las vacunas pueden proteger a los niños mayores de cinco años en los países en desarrollo contra la meningitis meningocócica y también proporcionar alguna protección a los niños más pequeños

La meningitis meningocócica es una infección cerebral causada por las bacterias que generalmente residen en la faringe. Las bacterias pueden causar infección de la sangre (septicemia) pero tienen más probabilidades de dirigirse al cerebro y causar meningitis. La infección puede progresar rápidamente para dañar el cerebro y puede ser mortal si no se trata. La vacuna de polisacárido es altamente protectora en los niños mayores de cinco años y en adultos. Aunque la vacuna también es protectora en los niños de tres meses a cinco años, en los países en desarrollo el nivel de protección en los niños de este grupo etario no está muy claro. La revisión halló que no hubo pruebas suficientes a partir de los ensayos para responder cuestiones importantes acerca de la vacunación contra la meningitis meningocócica.

Conclusiones de los autores: 

Para el primer año posterior a la vacunación, la vacuna de polisacárido del serogrupo A fue altamente protectora contra la meningitis por meningococo del serogrupo A en los participantes mayores de cinco años de edad. También fue protectora después del primer año posterior a la vacunación en este grupo etario pero el nivel de eficacia de la vacuna no pudo determinarse con precisión. Los niños de uno a cinco años en países en desarrollo también estaban protegidos pero no pudo determinarse el nivel de eficacia en este grupo etario. Aunque la vacuna fue altamente protectora entre los niños de tres meses a cinco años de edad en los países desarrollados no se pudo determinar el nivel de eficacia en los estratos de edad dentro este grupo etario. El número de niños menores de dos años fue demasiado pequeño para establecer conclusiones sobre el efecto protector de una dosis de refuerzo de la vacuna.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Los ensayos aleatorios realizados hace más de dos décadas mostraron que la vacuna de polisacárido prevenía la meningitis por meningococo del serogrupo A. Sin embargo, estudios no aleatorios posteriores sugirieron variaciones significativas en la duración de la protección específica de la edad en niños pequeños.

Objetivos: 

El objetivo de la revisión fue determinar el efecto de la vacuna de polisacárido del serogrupo A para la prevención de la meningitis por meningococo del serogrupo A. Los objetivos específicos fueron evaluar los efectos de la vacuna específicos de la edad, el efecto de las dosis de refuerzo en los niños menores de cinco años y la duración de la protección en niños y adultos.

Estrategia de búsqueda (: 

La revisión se actualizó en 2004. Se realizaron búsquedas en las siguientes bases de datos para obtener registros de ensayos nuevos: Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL) (The Cochrane Library Número 4, 2004); MEDLINE, (enero de 1966 hasta la semana 1 de noviembre 2004); y EMBASE (enero 1990 hasta septiembre 2004).

Criterios de selección: 

La primera etapa de la revisión incluyó ensayos aleatorios. La segunda etapa incluyó estudios no aleatorios que abordaron resultados específicos no respondidos por los ensayos aleatorios.

Obtención y análisis de los datos: 

Un revisor evaluó la calidad metodológica de los ensayos aleatorios y dos revisores identificaron y evaluaron de forma independiente los estudios no aleatorios. De los doce ensayos aleatorios elegibles, cuatro se excluyeron debido al alto riesgo de sesgo al evaluar la eficacia de la vacuna. Los datos de los ensayos se combinaron mediante el método exacto para evaluar la eficacia de la vacuna al año, dos y tres años posteriores a la vacunación. De los 15 estudios no aleatorios, sólo dos abordaron los objetivos específicos no respondidos por los ensayos aleatorios pero se evaluaron como de alto riesgo de sesgo.

Resultados principales

El efecto protector en el primer año de vacunación fue consistente en los ensayos aleatorios y la eficacia global de la vacuna fue del 95% (intervalo de confianza [IC] del 95%: 87% a 99%). La protección se prolongó hasta el segundo y tercer año posteriores a la vacunación pero los resultados no alcanzaron significación estadística. La vacuna fue protectora en los niños finlandeses de tres meses a cinco años de edad. El último también fue el único ensayo que evaluó el efecto de una dosis de refuerzo en los niños menores de dos años pero carecía de poder estadístico para producir resultados estadísticamente significativos. La vacuna fue protectora en los niños de uno a cinco años en los países en desarrollo (Nigeria y Sudán) pero no se pudo determinar la eficacia específica de la edad en los estratos entre uno y cinco años de edad.

Conclusiones de los autores

Para el primer año posterior a la vacunación, la vacuna de polisacárido del serogrupo A fue altamente protectora contra la meningitis por meningococo del serogrupo A en los participantes mayores de cinco años de edad. También fue protectora después del primer año posterior a la vacunación en este grupo etario pero el nivel de eficacia de la vacuna no pudo determinarse con precisión. Los niños de uno a cinco años en países en desarrollo también estaban protegidos pero no pudo determinarse el nivel de eficacia en este grupo etario. Aunque la vacuna fue altamente protectora entre los niños de tres meses a cinco años de edad en los países desarrollados no se pudo determinar el nivel de eficacia en los estratos de edad dentro este grupo etario. El número de niños menores de dos años fue demasiado pequeño para establecer conclusiones sobre el efecto protector de una dosis de refuerzo de la vacuna.

Esta revisión debería citarse como:Patel M, Lee CKLa Biblioteca Cochrane PlusThe Cochrane Library
Resultados principales: 

El efecto protector en el primer año de vacunación fue consistente en los ensayos aleatorios y la eficacia global de la vacuna fue del 95% (intervalo de confianza [IC] del 95%: 87% a 99%). La protección se prolongó hasta el segundo y tercer año posteriores a la vacunación pero los resultados no alcanzaron significación estadística. La vacuna fue protectora en los niños finlandeses de tres meses a cinco años de edad. El último también fue el único ensayo que evaluó el efecto de una dosis de refuerzo en los niños menores de dos años pero carecía de poder estadístico para producir resultados estadísticamente significativos. La vacuna fue protectora en los niños de uno a cinco años en los países en desarrollo (Nigeria y Sudán) pero no se pudo determinar la eficacia específica de la edad en los estratos entre uno y cinco años de edad.

Tools
Information
Share/Save