Vacunas de polisacárido para la prevención de la meningitis por meningococo del serogrupo A

La meningitis meningocócica es una infección cerebral causada por las bacterias que generalmente residen en la faringe. Las bacterias pueden causar infección de la sangre (septicemia) y del recubrimiento del cerebro (meningitis). La infección puede progresar rápidamente dañando el cerebro y puede ser mortal. La vacuna de polisacárido es altamente protectora en los niños mayores de cinco años y en adultos. Aunque la vacuna también protege a niños de tres meses a cinco años, en los países de ingresos bajos el nivel de protección en este grupo de edad no está muy claro.

La revisión halló que no hubo evidencia suficiente a partir de los ensayos para responder cuestiones importantes acerca de la vacunación contra la meningitis meningocócica. La meningitis es la manifestación más habitual de la enfermedad infecciosa causada por Neisseria meningitidis (N. meningitidis). Otras manifestaciones clínicas son la septicemia, la conjuntivitis, la pericarditis y la artritis. La meningitis y la septicemia pueden ser rápidamente mortales si no se tratan. N. meningitidis es un comensal normal de la garganta y puede encontrarse en aproximadamente el 10% de una población sana. No están claras las razones por las que la bacteria puede volverse invasora para causar la enfermedad. Ensayos controlados aleatorizados (ECA) mostraron que la vacuna de polisacáridos del serogrupo A prevenía la meningitis causada por la cepa de meningococos del serogrupo A, y desde entonces la vacuna se ha utilizado eficazmente para controlar las epidemias. Sin embargo,estudios observacionales indicaron variaciones en el nivel y la duración de la protección, en particular entre los niños más pequeños, lo que dio lugar a diferentes interpretaciones del valor potencial de las vacunaciones de rutina. La revisión se realizó para proporcionar una estimación resumida de la eficacia de la vacuna, su efectividad en niños menores de cinco años y la duración de su protección. Se incluyeron los resultados de 8 de los 12 ECA elegibles, que mostraron que la vacuna era altamente protectora en el primer año después de la vacunación: la estimación resumida de la eficacia fue del 95% (intervalo de confianza (IC) del 95%: 87% a 99%). Aunque la protección se extendió al tercer año tras la vacunación, los resultados no fueron estadísticamente significativos. La vacuna protegió a niños finlandeses de tres meses a cinco años, pero el efecto de una dosis de refuerzo en los niños menores de dos años no fue estadísticamente significativo. La vacuna protegió a niños de uno a cinco años de edad en los países de bajos ingresos, pero no se pudo determinar su efectividad en los estratos de uno o dos años de edad en este grupo de edad. Dos de los 15 ensayos no aleatorizados elegibles se incluyeron en el análisis, pero presentaron alto riesgo de sesgo.

Conclusiones de los autores: 

Para el primer año posterior a la vacunación, la vacuna fue altamente protectora en los participantes mayores de cinco años de edad, pero su eficacia después del primer año no pudo determinarse con precisión. Los niños de uno a cinco años en países de ingresos bajos también estaban protegidos pero no pudo determinarse la eficacia en este grupo etario. Aunque la vacuna fue altamente protectora en niños de tres meses a cinco años en Finlandia, no se pudo determinar el nivel de eficacia en estratos de edad más estrechos. El tamaño muestral fue demasiado pequeño para establecer alguna conclusión de los efectos de las dosis de refuerzo.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Ensayos controlados aleatorizados (ECA) realizados en los setenta y principio de los ochenta mostraron que la vacuna de polisacáridos del serogrupo A (VSgA) prevenía la meningitis causada por la cepa de meningococos del serogrupo A (MMSGA). Los estudios no aleatorizados posteriores indican variaciones significativas en la duración de la protección por edad entre los niños.

Objetivos: 

Determinar el efecto protector, la duración de la protección, los efectos específicos por edad y el efecto de las dosis de refuerzo en niños de la VSgA contra la MMSGA.

Métodos de búsqueda: 

Se realizaron búsquedas en el Registro Cochrane central de ensayos controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials, CENTRAL) (The Cochrane Library 2010, número 2), que contiene el registro especializado del Grupo Cochrane de Infecciones respiratorias agudas (Cochrane Acute Respiratory Infections, ARI); MEDLINE (enero de 1950 a mayo, semana 3, 2010); y EMBASE (enero de 1974 a mayo 2010).

Criterios de selección: 

Se incluyeron ECA. La segunda etapa identificó y evaluó estudios no aleatorizados que abordaron resultados no respondidos por los ECA.

Obtención y análisis de los datos: 

Se evaluó la calidad metodológica de los ECA y se identificaron y evaluaron los ensayos no aleatorizados. Cuatro de los 12 ECA elegibles se excluyeron por el alto riesgo de sesgo. Los datos de los ensayos se agruparon mediante el método exacto para evaluar la eficacia de la vacuna. De los 15 estudios no aleatorizados, sólo dos abordaron los objetivos específicos no respondidos por los ECA pero se evaluaron como de alto riesgo de sesgo.

Resultados principales: 

Se incluyeron ocho de los 12 ECA elegibles; 236 760 participantes fueron vacunados y 243 308 participantes fueron controles. El efecto protector en el primer año de vacunación fue consistente en los ECA y la eficacia global de la vacuna fue del 95% (intervalo de confianza [IC] del 95%: 87% a 99%). a protección se prolongó hasta el segundo y tercer año posteriores a la vacunación pero los resultados no alcanzaron significación estadística. a vacuna protegió a los niños finlandeses de tres meses a cinco años de edad. Este último fue el único ensayo que ofreció dosis de refuerzo a niños menores pero carecía de potencia estadística. La vacuna protegió a niños de uno a cinco años en los países de ingresos bajos pero no se pudo determinar la eficacia en estratos de edad más estrechos.

Notas de traducción: 

La traducción de las revisiones Cochrane ha sido realizada bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad del Gobierno de España. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con comunica@cochrane.es.

Tools
Information
Share/Save