Ejercicios para la claudicación intermitente

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.

Hacer ejercicios tres veces a la semana puede causar un gran cambio en dolor de la pierna al caminar (claudicación intermitente) causado la obstrucción de las arterias

La claudicación intermitente produce dolor por calambres, inducido por el ejercicio y que se alivia durante el reposo. Es un síntoma de la aterosclerosis (depósitos de grasa que bloquean el flujo sanguíneo en las arterias), causando un flujo sanguíneo inadecuado a los músculos de las piernas. En los tratamientos se incluye dejar de fumar, comenzar a hacer ejercicios, el uso de fármacos, la cirugía de revascularización cardiaca o angioplastia (mediante "balones" para abrir las arterias). Esta revisión de ensayos encontró que el ejercicio (caminar hasta alcanzar un nivel que cause dolor, tres veces a la semana) puede aliviar la claudicación intermitente en muchas personas. El ejercicio puede ser mejor que la angioplastia. Otras formas de cirugía pueden ser más eficaces que el ejercicio, pero conllevan más riesgos.

Conclusiones de los autores: 

El ejercicio es significativamente beneficioso para los pacientes con dolor de pierna.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

El ejercicio es una alternativa de bajo coste y bajo riesgo comparado con otros tratamientos más invasivos para el dolor de la pierna al caminar (claudicación intermitente).

Objetivos: 

El objetivo de esta revisión fue determinar los efectos del ejercicio para el dolor de la pierna.

Estrategia de búsqueda (: 

Los revisores realizaron búsquedas en el Registro Especializado de Ensayos del Grupo Cochrane de Enfermedades Vasculares Periféricas (Cochrane Peripheral Vascular Diseases Group), Embase, en las listas de referencias de los artículos pertinentes y establecieron contacto con los principales investigadores de los ensayos.

Criterios de selección: 

Ensayos aleatorios de regímenes de ejercicio en pacientes con dolor en la pierna al caminar (claudicación intermitente).

Obtención y análisis de los datos: 

Al menos dos revisores extrajeron y evaluaron la calidad de los datos de los ensayos de forma independiente. Los revisores se comunicaron con los investigadores para obtener la información o datos necesarios para la revisión, que no pudieron encontrarse en los informes publicados.

Resultados principales: 

Se identificaron 15 ensayos que cumplieron con los criterios de inclusión, pero luego se excluyeron cinco debido a su pobre calidad. Los diez ensayos restantes incluyeron un total de casi 250 pacientes hombres y mujeres con dolor estable de la pierna. La duración de los tratamientos fue de 12 semanas a 15 meses. También variaron los regímenes de ejercicio utilizados, a pesar de que todos recomendaron al menos dos sesiones semanales, la mayoría con ejercicios supervisados. Todos los ensayos utilizaron pruebas de caminata en cintas rodantes como una de las medidas de resultado. Por lo general, la calidad de los ensayos incluidos fue buena, aunque los ensayos fueron todos pequeños (20 a 49 pacientes).

El tratamiento con ejercicios mejoró de manera significativa el tiempo máximo de caminata (minutos) (diferencia de medias ponderada 6,51; intervalo de confianza (IC) del 95%: 4,36 a 8,66; modelo de efectos fijos [EF]), con una mejoría general en la capacidad de caminar de aproximadamente un 150% (rango de 74% a 230%). El ejercicio produjo mejorías significativas en el tiempo de caminata comparado con la angioplastia a seis meses (diferencia de medias ponderada 3,30; intervalo de confianza del 95%: 2,21 a 4,39; EF) y el tratamiento antiplaquetario (diferencia de medias ponderada 1,06; intervalo de confianza del 95%: 0,15 a 1,97; EF) y no fue significativamente diferente del tratamiento quirúrgico. En un ensayo pequeño, el ejercicio fue menos eficaz que la pentoxifilina (diferencia de medias ponderada -0,45; intervalo de confianza del 95%: -0,66 a -0,24; EF).

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Share/Save