Nuevos antipsicóticos atípicos versus clozapina para la esquizofrenia

Sinopsis pendiente

Conclusiones de los autores: 

Aún no se ha demostrado si los nuevos fármacos atípicos tienen una efectividad y tolerabilidad equiparable a la de la clozapina. La falta de poder estadístico para determinar la eficacia y efectividad relativa de los nuevos fármacos atípicos hace que sea difícil establecer si los nuevos fármacos tienen mayor, menor o igual efectividad. Se necesitan ensayos que cuenten con un poder estadístico suficiente, que tengan mayor duración y que midan resultados clínicamente importantes para evaluar la verdadera efectividad clínica relativa, la tolerabilidad y la relación coste-efectividad de los nuevos fármacos en comparación con la clozapina.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Se afirma que la clozapina es un antipsicótico atípico que tiene una eficacia superior y que causa menos trastornos de movimiento. Sin embargo, la clozapina conlleva un riesgo significativo de producir trastornos hematológicos graves. Los nuevos antipsicóticos atípicos constituyen alternativas más seguras que podrían compartir los beneficios derivados de la clozapina. Por lo tanto, resulta interesante comparar la efectividad de estos nuevos antipsicóticos atípicos contra la efectividad de la clozapina.

Objetivos: 

Evaluar los efectos clínicos de los nuevos antipsicóticos atípicos en comparación con la clozapina para la esquizofrenia.

Estrategia de búsqueda (: 

Se buscaron publicaciones en todos los idiomas en las siguientes bases de datos: Biological Abstracts/BIOSIS (1980 a 1999), Registro de Esayos del Grupo Cochrane de Esquizofrenia (Cochrane Schizophrenia Group) (1998), Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials, CENTRAL) de la Cochrane Library (Número 4, 1999), EMBASE (1980 a 1998), MEDLINE (1966 a 1999), LILACS/CD-ROM (1998), y PsycLIT/PsycINFO (1974 a 1999). También se buscaron ensayos en las actas de congresos recientes y en las listas de referencias de los artículos incluidos. Se estableció contacto con los autores de ensayos recientes y con los fabricantes de clozapina, iloperidona, olanzapina, quetiapina, remoxipride, risperidona, sertindol, ziprasidona y zotepina.

Criterios de selección: 

Se incluyeron todos los ensayos controlados aleatorios que compararon la clozapina con los nuevos antipsicóticos atípicos, después de una evaluación independiente realizada por dos revisores.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos revisores obtuvieron los datos de forma independiente. Para los datos dicotómicos homogéneos, se calcularon los riesgos relativos (RR) y los intervalos de confianza (IC) del 95%. Para los datos dicotómicos heterogéneos, se utilizó un modelo de efectos aleatorios. De ser posible, también se calculó el número necesario a tratar (NNT) con IC del 95%. Se calcularon las medias ponderadas o estandarizadas para los datos continuos. Debido al bajo número de estudios incluidos, no se utilizaron análisis de sensibilidad o gráficos en embudo (funnel plot) en esta versión de la revisión.

Resultados principales: 

La presente revisión incluye ocho estudios (22 artículos), de los cuales hay tres estudios con una duración entre cuatro y seis semanas y un solo un estudio con una duración mayor a 12 semanas.

Al parecer los nuevos fármacos atípicos fueron, en líneas generales, similares a la clozapina, cuando se utilizó un índice clínico global o cuando se emplearon las definiciones de mejoría de los autores; sin embargo, este resultado se obtuvo a partir de un número relativamente pequeño de estudios. Dado el bajo número de estudios y de pacientes, se observaron intervalos de confianza amplios cuando se comparó la efectividad a través de mediciones realizadas con las escalas de evaluación de síntomas. El funcionamiento social demostró ser mejor en los pacientes que recibieron los nuevos antipsicóticos atípicos (risperidona) que en aquellos tratados con clozapina, pero este hallazgo se basa en un único ensayo de bajo poder estadístico, por lo que debe interpretarse con cautela.

La clozapina y los nuevos fármacos atípicos demostraron tener un perfil de efectos adversos diferente: mientras que la clozapina produjo más fatiga, sialorrea, náuseas e hipotensión ortostática, los nuevos fármacos atípicos (con excepción de la olanzapina) produjeron más síntomas extrapiramidales.

No se midieron los siguientes indicadores: el impacto de estos fármacos y sus efectos sobre la calidad de vida cotidiana de los pacientes, el uso de servicios, los ingresos hospitalarios y los resultados farmacoeconómicos.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save