El misoprostol vaginal es efectivo para la inducción del parto, pero se necesita más investigaciones sobre su seguridad

En ocasiones es necesario inducir artificialmente el trabajo de parto por motivos de seguridad para la madre o para el bebé. El misoprostol es una hormona que se administra por inserción a través de la vagina o el recto, o por vía oral para madurar el cuello del útero y provocar el parto. La revisión de 121 ensayos encontró que las dosis más grandes de misoprostol son más efectivas que la prostaglandina y que la oxitocina se utiliza además con menos frecuencia. Sin embargo, el misoprostol también aumenta la hiperestimulación del útero. Con dosis más pequeñas, los resultados son similares a los de otros métodos. Los ensayos revisados son demasiado pequeños para determinar si el riesgo de ruptura del útero es mayor. Se necesita más investigación sobre la seguridad y las mejores dosis de misoprostol. Otra revisión Cochrane ha demostrado que la vía de administración oral es preferible a la vaginal.

Conclusiones de los autores: 

El misoprostol vaginal en dosis superiores a 25 mcg cada cuatro horas fue más eficaz que los métodos convencionales de inducción del parto, pero con más hiperestimulación uterina. Las dosis más bajas (25 mcg cada cuatro horas o menos) eran similares a los métodos convencionales en cuanto a eficacia y riesgos. Los autores solicitan información sobre los casos de ruptura uterina conocidos por los lectores. La administración por vía vaginal no debe investigarse más a fondo, ya que otra revisión Cochrane ha demostrado que la vía de administración oral es preferible a la vaginal. Los órganos profesionales y gubernamentales deben acordar guías para el uso del misoprostol, basadas en la mejor evidencia disponible y en las circunstancias locales.

[Nota: Las 27 citas en la sección "En espera de clasificación" de la revisión pueden modificar las conclusiones de la revisión una vez evaluadas.]

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

El misoprostol (Cytotec, Searle) es un análogo de la prostaglandina E1 que se utiliza ampliamente para indicaciones no indicadas en la etiqueta, como la inducción del aborto y del parto. Esta revisión forma parte de una serie de revisiones sobre métodos de maduración uterina y de inducción del trabajo de parto que utiliza una metodología estandarizada.

Objetivos: 

Determinar los efectos del misoprostol vaginal para la maduración cervical en el tercer trimestre o la inducción del parto.

Métodos de búsqueda: 

El registro de ensayos del Grupo Cochrane de Embarazo y Parto (Cochrane Pregnancy and Childbirth Group) (noviembre de 2008) y bibliografías de documentos relevantes. Esta búsqueda se actualizó el 15 de febrero de 2012 y los resultados se agregaron a la sección "En espera de clasificación".

Criterios de selección: 

Ensayos clínicos que comparan el misoprostol vaginal utilizado para la maduración cervical o la inducción del parto en el tercer trimestre con el placebo o la ausencia de tratamiento u otros métodos enumerados anteriormente en una lista predefinida de métodos de inducción del parto.

Obtención y análisis de los datos: 

Se desarrolló una estrategia para poder trabajar con el gran volumen y la complejidad de los datos de los ensayos relacionados con la inducción del trabajo de parto. Este hecho implicó un método de obtención de datos en dos pasos.

Se utilizó el meta-análisis de efectos fijos de Mantel-Haenszel para combinar los datos dicotómicos.

Si se identificaba una heterogeneidad sustancial (I² superior al 50%), se utilizó un método de efectos aleatorios.

Resultados principales: 

Se incluyeron 121 ensayos. Se ha de tener en cuenta el riesgo de sesgo, ya que sólo 13 ensayos fueron doble ciego.

En comparación con el placebo, el misoprostol se asoció con una reducción de la incapacidad de lograr un parto vaginal en 24 horas (riesgo relativo (RR) promedio 0,51; intervalo de confianza (IC) del 95%: 0,37 a 0,71). La hiperestimulación uterina, sin cambios en la frecuencia cardíaca fetal (FCF), se incrementó (RR 3.52 95% CI 1.78 a 6.99).

En comparación con la prostaglandina E2 vaginal, la prostaglandina E2 intracervical y la oxitocina, el misoprostol vaginal se asoció con un menor uso de analgesia epidural, menos fracasos para lograr un parto vaginal en 24 horas y más hiperestimulación uterina. En comparación con la prostaglandina E2 vaginal o intracervical, el aumento de la oxitocina era menos común, mientras que el misoprostol y el líquido teñido de meconio eran más comunes.

Las dosis más bajas de misoprostol comparadas con las dosis más altas se asociaron con una mayor necesidad de aumento de oxitocina y menos hiperestimulación uterina, con y sin cambios en la FCF.

No se encontró información sobre las opiniones de las mujeres.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save