Catéteres arteriales umbilicales en el recién nacido: efectos de la heparina

En ocasiones, los catéteres (tubos) arteriales umbilicales (CAU) que se utilizan de manera habitual en los cuidados intensivos neonatales para monitorizar a los recién nacidos pueden causarles problemas. Se pueden colocar en posiciones altas o bajas, y se hacen con diferentes materiales y diseños. El anticoagulante sanguíneo heparina teóricamente ayuda a prevenir la formación de coágulos de sangre (trombosis), pero en altas dosis podría provocar hemorragias (sangrado). Esta revisión encontró que las dosis bajas de heparina son efectivas para evitar que los catéteres se bloqueen y necesiten ser reinsertados. No hay evidencia suficiente para descartar la posibilidad de que se produzcan efectos adversos. La heparina no parece disminuir la tasa de coágulos de sangre en la arteria principal.

Conclusiones de los autores: 

La heparinización del líquido infundido a través de un catéter arterial umbilical disminuye la probabilidad de que los catéteres arteriales umbilicales se ocluyan. La concentración más baja probada hasta ahora (0,25 unidades/ml) ha demostrado ser efectiva. La heparinización de los líquidos de lavado sin heparinizar la infusión no es efectiva. No se ha demostrado que se afecte la frecuencia de la trombosis aórtica; sin embargo, los intervalos de confianza para este efecto son muy amplios. No se ha demostrado que la frecuencia de la hemorragia intraventricular esté afectada por la heparinización de la infusión, pero de nuevo, los intervalos de confianza son muy amplios e incluso un aumento importante de la incidencia de la hemorragia intraventricular de grado 3 y 4 no se habría detectado.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Los catéteres arteriales umbilicales (CAU) son una de las metodologías de monitorización más utilizadas en los cuidados intensivos neonatales. Parece haber una variación significativa entre las unidades de cuidados intensivos neonatales en cuanto a la forma exacta en que se utilizan estos catéteres. Esta variación implica la dosis de heparina, los materiales del catéter y el diseño y posicionamiento del catéter.

Objetivos: 

Determinar si la administración de heparina en los líquidos infundidos a través de un catéter arterial umbilical en los recién nacidos influye en la frecuencia de eventos clínicos de isquemia, oclusión del catéter, trombosis aórtica, hemorragia intraventricular, hipertensión, muerte o la duración de la utilización del catéter.

Estrategia de búsqueda (: 

Mediante los métodos de búsqueda del Grupo Cochrane de Revisión de Neonatología (Cochrane Cochrane de Neonatología), se obtuvieron los ensayos controlados aleatorizados y cuasialeatorizados sobre el uso del cateterismo umbilical. Se hicieron búsquedas enThe Cochrane Library, MEDLINE (búsqueda vía PubMed), CINAHL y EMBASE desde 1999 hasta 2009.

Criterios de selección: 

Ensayos aleatorizados en recién nacidos de cualquier peso al nacer o edad gestacional.
Comparación de los líquidos de infusión heparinizados y no heparinizados, que incluye la comparación de la heparina en la infusión con la heparina solo en la solución de lavado.
Desenlaces clínicamente importantes como la oclusión del catéter o la trombosis aórtica.

Obtención y análisis de los datos: 

Se recuperaron cinco ensayos controlados aleatorizados. Todos dieron detalles de la incidencia de oclusión del catéter. Dos también informaron sobre la incidencia de trombosis aórtica. La intervención fue razonablemente consistente: la heparina en la infusión a una concentración de 1 unidad/ml se investigó en todos los ensayos excepto uno que utilizó una concentración de 0,25 unidades/ml. En general, los estudios incluyeron recién nacidos a término y prematuros.

Resultados principales: 

La heparinización de la infusión disminuye la incidencia de oclusión del catéter, pero no afecta a la frecuencia de trombosis aórtica. La heparinización de la solución de lavado no es una alternativa adecuada.
No parece haber efecto sobre la frecuencia de la hemorragia intraventricular, la muerte o los eventos clínicos isquémicos.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save