Antibióticos para la infección bacteriana en la orina durante el embarazo cuando no hay síntomas

¿Cuál es el problema?

¿Puede la administración de antibióticos a las embarazadas que tienen una infección urinaria, pero que no presentan síntomas, mejorar los resultados para las mujeres y sus recién nacidos?

¿Por qué es esto importante?

La infección bacteriana de la orina sin los síntomas típicos que se asocian con una infección urinaria (bacteriuria asintomática) ocurre en cierto número de embarazos (del 2% al 15%). Debido a los cambios que se producen en su cuerpo, las embarazadas tienen mayores probabilidades de desarrollar una infección renal (pielonefritis) si tienen una infección urinaria. La infección también puede contribuir a que el recién nacido sea prematuro (parto antes de las 37 semanas) o con bajo peso al nacer (pesa menos de 2500 g [5,5 libras]).

¿Qué evidencia se encontró?

Se encontraron 15 estudios controlados aleatorizados que incluyeron más de 2000 embarazadas con infección urinaria, pero sin síntomas. Los antibióticos pueden ser efectivos para reducir la incidencia de infección renal en la madre (12 estudios, 2017 mujeres) y eliminar la infección de la orina (cuatro estudios, 596 mujeres). También pueden reducir la incidencia de partos prematuros (tres estudios, 327 mujeres) y de recién nacidos con bajo peso al nacer (seis estudios, 1437 recién nacidos). Ninguno de los estudios evaluó adecuadamente los efectos adversos del tratamiento con antibióticos para la madre o el recién nacido, y a menudo la forma en la que se realizó el estudio no se describió bien.

Se evaluaron las tres medidas de resultado principales con el enfoque GRADE y se encontró evidencia de certeza baja de que el tratamiento con antibióticos puede prevenir la pielonefritis, el parto prematuro y el peso al nacer inferior a 2500 g.

¿Qué significa esto?

El tratamiento con antibióticos puede reducir el riesgo de infecciones renales en las embarazadas que presentan una infección urinaria, pero que no muestran síntomas de infección. Los antibióticos también pueden reducir la probabilidad de que un recién nacido nazca demasiado pronto o que tenga un bajo peso al nacer. Sin embargo, debido a la baja certeza de las evidencia es difícil establecer conclusiones; se necesitan más estudios de investigación.

Conclusiones de los autores: 

El tratamiento con antibióticos puede ser efectivo para reducir el riesgo de pielonefritis en el embarazo, pero la confianza en la estimación del efecto es limitada debido a la baja certeza de la evidencia. Puede haber una reducción del parto prematuro y del bajo peso al nacer con el tratamiento con antibióticos, lo que es consistente con las teorías acerca de la función de la infección en los resultados adversos del embarazo, pero, nuevamente, la confianza en el efecto es limitada debido a la baja certeza de la evidencia.

Las implicaciones de investigación identificadas en esta revisión incluyen la necesidad de una evaluación actualizada de la relación coste-efectividad de los algoritmos de diagnóstico y más evidencia para saber si existe un grupo de mujeres de bajo riesgo con pocas probabilidades de beneficiarse del tratamiento de la bacteriuria asintomática.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La bacteriuria asintomática es una infección bacteriana de la orina sin los síntomas típicos que se asocian con una infección urinaria, y ocurre entre el 2% y el 15% de los embarazos. Si nos e trata, hasta el 30% de las madres desarrollarán pielonefritis aguda. La bacteriuria asintomática se ha asociado con el bajo peso al nacer y el parto prematuro. Ésta es una actualización de una revisión publicada por última vez en 2015.

Objetivos: 

Evaluar el efecto del tratamiento antibiótico para la bacteriuria asintomática sobre el desarrollo de pielonefritis y el riesgo de bajo peso al nacer y de parto prematuro.

Estrategia de búsqueda (: 

Para esta actualización se hicieron búsquedas en el registro de ensayos del Grupo Cochrane de Embarazo y Parto (Cochrane Pregnancy and Childbirth), ClinicalTrials.gov, en la Plataforma de registros internacionales de ensayos clínicos (ICTRP) de la OMS (4 de noviembre de 2018) y en listas de referencias de estudios recuperados.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorizados (ECA) que compararon el tratamiento con antibióticos con placebo o ningún tratamiento, en embarazadas con bacteriuria asintomática encontrada durante el cribado prenatal. Los ensayos que utilizaron un diseño de ECA grupal y cuasialeatorizado fueron elegibles para inclusión, al igual que los ensayos publicados en forma de resumen o carta, no así los estudios cruzados (cross-over).

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión, de forma independiente, evaluaron los ensayos para inclusión y el riesgo de sesgo, extrajeron los datos y verificaron su exactitud. La calidad de la evidencia se evaluó con los criterios GRADE.

Resultados principales: 

Se incluyeron 15 estudios con 2000 mujeres. El tratamiento con antibióticos, comparado con placebo o ningún tratamiento, puede reducir la incidencia de pielonefritis (riesgo relativo [RR] promedio 0,24; intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,13 a 0,41; 12 estudios, 2017 mujeres; evidencia de certeza baja). El tratamiento con antibióticos se puede asociar con una reducción en la incidencia de partos prematuros (RR 0,34; IC del 95%: 0,13 a 0,88; tres estudios, 327 mujeres; evidencia de certeza baja) y de recién nacidos con bajo peso al nacer (RR promedio 0,64; IC del 95%: 0,45 a 0,93; seis estudios, 1437 recién nacidos; evidencia de certeza baja). Puede haber una reducción de la bacteriuria persistente en el momento del parto (RR promedio 0,30; IC del 95%: 0,18 a 0,53; cuatro estudios; 596 mujeres), pero los resultados no fueron concluyentes en cuanto a los resultados neonatales adversos graves (RR promedio 0,64; IC del 95%: 0,23 a 1,79; tres estudios; 549 recién nacidos). Hubo datos muy limitados para calcular el efecto de los antibióticos sobre otros resultados del recién nacido, y en pocas ocasiones se describieron los efectos adversos maternos.

En general, solo un ensayo se consideró con bajo riesgo de sesgo en todos los dominios; los otros 14 estudios se evaluaron como riesgo de sesgo alto o incierto. Muchos estudios carecieron de una descripción adecuada de los métodos y solo fue posible valorar el riesgo de sesgo como incierto, pero en la mayoría de los estudios al menos un dominio se evaluó como alto riesgo de sesgo. La calidad de las evidencia para los tres resultados primarios se evaluó mediante el programa informático GRADE y se encontró evidencia de baja certeza para la pielonefritis, el parto prematuro y el peso al nacer inferior a 2500 g.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save