Selegilina para la enfermedad de Alzheimer

No existen pruebas del beneficio de la selegilina para la enfermedad de Alzheimer.

A pesar de su promesa inicial, es decir las propiedades neuroprotectoras potenciales, y su función en el tratamiento de la enfermedad de Parkinson, la selegilina ha resultado desalentadora para la enfermedad de Alzheimer. Aunque no existe evidencia de un perfil de eventos adversos significativo tampoco existe evidencia de un beneficio clínicamente significativo para las personas con la enfermedad de Alzheimer. Por consiguiente, parece no justificarse su uso para la enfermedad de Alzheimer, ni para cualquier estudio adicional sobre su eficacia en la enfermedad de Alzheimer.

Conclusiones de los autores: 

A pesar de su promesa inicial, es decir, las propiedades neuroprotectoras potenciales y su función en el tratamiento de los que padecen la enfermedad de Parkinson, la selegilina resultó decepcionante para la enfermedad de Alzheimer. Aunque no existe evidencia de un perfil de eventos adversos significativo, tampoco existe evidencia de un beneficio clínicamente significativo para los que padecen la enfermedad de Alzheimer. Esto es cierto donde se lo ha evaluado, independientemente de la medida de resultado evaluada, es decir, la cognición, el estado emocional, las actividades de la vida diaria y la evaluación global, en el corto o el más largo plazo (hasta 69 semanas). Por consiguiente, parece no justificarse su uso en el tratamiento de las personas con enfermedad de Alzheimer ni en cualquier estudio adicional sobre su eficacia en dicha enfermedad.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La enfermedad de Alzheimer es la causa más habitual de demencia en las personas mayores y representa alrededor del 60% de los casos con deterioro cognitivo de aparición tardía. Actualmente se cree que son varias las disfunciones neurotransmisoras implicadas desde un estadio temprano en la patogenia de la disminución cognitiva asociada a la enfermedad de Alzheimer.

La eficacia de la selegilina para los síntomas de la enfermedad de Alzheimer es aún polémica y se refleja en su tasa baja de recetas y la falta de aprobación por parte de varias autoridades reguladoras en Europa y en otros sitios. Las razones de esta incertidumbre incluyen los efectos generales modestos observados en algunos ensayos, la ausencia de un beneficio observado en varios ensayos, el uso de los diseños cruzados (cross-over) que albergan problemas metodológicos en una enfermedad como la demencia y la dificultad para interpretar los resultados de los ensayos cuando se utiliza una variedad de escalas de medición para evaluar resultados.

Objetivos: 

El objetivo de esta revisión es evaluar si la selegilina mejora el bienestar de pacientes con la enfermedad de Alzheimer.

Estrategia de búsqueda (: 

El 9 de octubre de 2002 se realizaron búsquedas en el Registro de Ensayos Clínicos del Grupo Cochrane de Demencia y Trastornos Cognitivos (The Cochrane Dementia and Cognitive Impairment Group Register of Clinical Trials) mediante el uso de los términos "selegiline", "l-deprenyl", "eldepryl" y "monamine oxidase inhibitor-B". Este Registro contiene registros de todas las bases de datos principales de asistencia sanitaria y de muchas bases de datos de ensayos, y se actualiza regularmente.

Criterios de selección: 

Todos los ensayos controlados aleatorios, doble ciego, sin factores de confusión, en los que se administró el tratamiento con selegilina durante más de un día y se comparó con placebo en pacientes con demencia.

Obtención y análisis de los datos: 

Un metanálisis de la selegilina de datos individuales de los pacientes, Wilcock 2002, proporciona gran parte de los datos disponibles para esta revisión. Siete estudios proporcionaron datos individuales de los pacientes y esto se combinó con estadísticas de resumen de los trabajos publicados de los otros nueve estudios. Cuando fue posible, se utilizaron datos del tipo intención de tratar (intention-to-treat), pero generalmente los metanálisis se limitaron a los datos de los pacientes que completaron el estudio.

Resultados principales

Hay 17 ensayos incluidos. Existieron muy pocos efectos del tratamiento significativos y estuvieron todos a favor de la selegilina; la cognición de cuatro a seis semanas y de ocho a 17 semanas y las actividades de la vida diaria de cuatro a seis semanas.

Existen pocas pruebas de efectos adversos causados por la selegilina y pocas personas se retiraron de los ensayos, aparte del ensayo de Sano. Los análisis se realizaron en base a los datos disponibles. No se intentó hacer correcciones por la falta de pacientes porque eran demasiado pocos y los retiros probablemente no se relacionaron con el tratamiento.

Todos los ensayos analizaron los efectos cognitivos de la selegilina, y además 12 ensayos analizaron los efectos conductuales y de estado de ánimo.

El metanálisis reveló beneficios en la función de la memoria, mostrado por la mejoría en las pruebas de memoria de varias pruebas cognitivas. Las pruebas de memoria combinadas y en general las pruebas cognitivas combinadas, analizadas mediante las diferencias de medias estandarizadas, mostraron una mejoría debido a la selegilina en comparación con placebo de cuatro a seis semanas y de ocho a 17 semanas.
Los metanálisis del estado emocional no muestran efectos del tratamiento.

Varios estudios evaluaron las actividades de la vida diaria mediante varias escalas diferentes. Las pruebas combinadas, analizadas mediante la diferencia de medias estandarizada, mostraron una mejoría debido a la selegilina de cuatro a seis semanas.

Las escalas de calificación global analizadas mediante las diferencias de medias estandarizadas no mostraron efectos de la selegilina.

Se registró una variedad de efectos adversos, pero muy pocos pacientes dejaron un ensayo como resultado directo. Los metanálisis del número de pacientes que sufrieron efectos adversos y del número de retiros antes del final del ensayo no mostraron diferencias entre el control y la selegilina.

Conclusiones de los autores

A pesar de su promesa inicial, es decir, las propiedades neuroprotectoras potenciales y su función en el tratamiento de los que padecen la enfermedad de Parkinson, la selegilina resultó decepcionante para la enfermedad de Alzheimer. Aunque no existe evidencia de un perfil de eventos adversos significativo, tampoco existe evidencia de un beneficio clínicamente significativo para los que padecen la enfermedad de Alzheimer. Esto es cierto donde se lo ha evaluado, independientemente de la medida de resultado evaluada, es decir, la cognición, el estado emocional, las actividades de la vida diaria y la evaluación global, en el corto o el más largo plazo (hasta 69 semanas). Por consiguiente, parece no justificarse su uso en el tratamiento de las personas con enfermedad de Alzheimer ni en cualquier estudio adicional sobre su eficacia en dicha enfermedad.

Esta revisión debería citarse como:Birks J, Flicker LLa Biblioteca Cochrane PlusThe Cochrane Library
Resultados principales: 

Hay 17 ensayos incluidos. Existieron muy pocos efectos del tratamiento significativos y estuvieron todos a favor de la selegilina; la cognición de cuatro a seis semanas y de ocho a 17 semanas y las actividades de la vida diaria de cuatro a seis semanas.

Existen pocas pruebas de efectos adversos causados por la selegilina y pocas personas se retiraron de los ensayos, aparte del ensayo de Sano. Los análisis se realizaron en base a los datos disponibles. No se intentó hacer correcciones por la falta de pacientes porque eran demasiado pocos y los retiros probablemente no se relacionaron con el tratamiento.

Todos los ensayos analizaron los efectos cognitivos de la selegilina, y además 12 ensayos analizaron los efectos conductuales y de estado de ánimo.

El metanálisis reveló beneficios en la función de la memoria, mostrado por la mejoría en las pruebas de memoria de varias pruebas cognitivas. Las pruebas de memoria combinadas y en general las pruebas cognitivas combinadas, analizadas mediante las diferencias de medias estandarizadas, mostraron una mejoría debido a la selegilina en comparación con placebo de cuatro a seis semanas y de ocho a 17 semanas.
Los metanálisis del estado emocional no muestran efectos del tratamiento.

Varios estudios evaluaron las actividades de la vida diaria mediante varias escalas diferentes. Las pruebas combinadas, analizadas mediante la diferencia de medias estandarizada, mostraron una mejoría debido a la selegilina de cuatro a seis semanas.

Las escalas de calificación global analizadas mediante las diferencias de medias estandarizadas no mostraron efectos de la selegilina.

Se registró una variedad de efectos adversos, pero muy pocos pacientes dejaron un ensayo como resultado directo. Los metanálisis del número de pacientes que sufrieron efectos adversos y del número de retiros antes del final del ensayo no mostraron diferencias entre el control y la selegilina.

Tools
Information
Share/Save